CROQUETAS DE POLLO. Restos de carne de cocido

viernes, 13 de julio de 2012



Hoy os dejo con la receta de mis croquetas de restos de carne del cocido, las clásicas, las que hacen todas nuestras abuelas y madres y que en mi casa gustan muchísimo.
La verdad es que nos encantan todas, pero estas del restos es la mejor, es una receta de aprovechamiento de las mejores que podemos cocinar, yo suelo ponerle más carne de la cuenta al cocido para que me sobre y poder hacerlas...

Además hago bastantes y así las puedo congelar para gastarlas más adelante... son fáciles , ricas y se pueden congelar...¿qué más podemos pedir?

Ingredientes:
     -   restos de carne del cocido (pollo, jamón, ternera...)
     -   2 cucharadas soperas de harina
     -   2 cucharadas soperas de mantequilla o aceite de oliva
     -   2 cucharadas soperas de harina
     -   sal al gusto
     -   cebolla , cantidad al gusto (opcional)
     -   1 vasito de leche (100 ml aproximadamente)
     -   1 vasito de caldo del cocido o caldo de carne (100 ml aproximadamente)
     -   harina para rebozar
     -   huevo batido para rebozar
     -   pan rallado para rebozar
  
Picamos la carne muy picadita y la reservamos.
En una sartén, ponemos la mantequilla y cuando se derrita ponemos la cebolla muy picadita , la sofreímos y añadimos la carne picadita, le damos unas vueltas y le ponemos la harina.
La sofreimos un poquito para que pierda el sabor de harina cruda y le echamos el caldo y la leche poco a poco mientras vamos dándole vuelta para que no salgan grumos y se vaya cociendo... la cantidad de caldo y leche dependerá de lo espesa que nos guste la masa...
Hasta que se forme una crema espesa que se desprenda de las paredes de la sartén y del fondo.
La dejamos enfriar tapadas con film transparente par que al enfriar no haga costra.
Las rebozamos pasándolas primero por harina, luego por huevo batido y por último por pan rallado.
Si las queremos congelar, las vamos colocando en bandejas una al lado de otras y las tapamos con film, las metemos en el congelador y al dia siguiente las podemos sacar de una en una y meterlas en una bolsa de congelación. 


Las freímos en aceite bien caliente, en tandas pequeñas , para evitar que el aceite se enfríe y se abran las croquetas, además así evitamos que se peguen entre ellas.



Las dejamos escurrir en papel de cocina y listas para servir.


¿Queréis unas poquitas?

3 comentarios

  1. Hola, en los ingredientes debe haber un error, no aparece cuanta leche ni el caldo. me indicas porfa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, disculpa, habrá sido un olvido... ya lo he rectificado. Un vasito de cada , pero la cantidad depende de lo espesa que te guste la masa. Si tienes que ponerle más o menos, lo adaptas a tu gusto.

      Eliminar
    2. Gracias por tu rápida respuesta...muy amable.

      Eliminar

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...