TARTA SAN MARCOS

sábado, 14 de julio de 2012






El origen y elaboración de esta tarta no es muy antiguo, se viene haciendo desde hace poco tiempo. Su nombre hace honor al convento de S. Marcos cuyos orígenes se remontan al siglo XII cuando la reina doña Sancha fundó el convento.
Es una tarta artesanal de gran tradición en la capital leonesa, donde goza de gran aceptación.
Básicamente es un bizcocho relleno de nata y cubierto de yema, de textura blanda y esponjosa. Una maravilla para el paladar.
¿Queréis probarla?
Podéis ver mas tartas aquí.

Ingredientes:


Para un molde de 22-25 cm.

- 3 bases de bizcocho genovés (ver receta)

Relleno y cobertura lateral:


     - 750g de nata montada (ver receta aqui)

     - 200g de azúcar
     - 2-3 cucharadas de cacao en polvo
     - 4 cucharadas de leche en polvo

Almíbar para remojar el bizcocho:
     -   100 ml de agua
     -   100g de azúcar
     -   30 ml de ron


Se hace el bizcocho como dice la receta y se parte en 3 rodajas iguales.




Se monta la nata con el azúcar glas y cuando esté consistente se le añade 4 cucharadas de leche en polvo. Se reserva un poco para decorar los laterales. El resto se divide por la mitad y a una se le echa el cacao para hacer la trufa y se mezcla bien batiendo con las varillas.




Cobertura de yemas:

     - Almíbar de hebra gruesa: 150g de azúcar, 50ml de agua. Se pone a hervir hasta que espese y se deja templar .

     - 4 yemas de huevo
     - 1 cucharadita de Maizena (harina de maíz refinada)
     - Azúcar moreno para quemar

Forma de hacer la cobertura rápida 


     - 5 yemas de huevo

     - 80g de azúcar glas


Para hace la 1ª yema: se baten los huevos con la maizena, se le añade el almíbar y se cuece a fuego lento hasta que espese. Se enfría en un recipiente con agua fría moviéndolo constantemente.

Para hacer la 2ª yema: Se baten las yemas con el azúcar y se ponen al fuego hasta que espesen se cubre la tarta antes de que enfríe.



Montaje de la tarta:

Se pone una base de bizcocho remojado en un almíbar hecho con agua, azúcar a partes iguales y una copa de ron. Encima ponemos una capa de nata, encima otro bizcocho remojado en el almíbar, encima trufa, encima otro bizcocho y la yema tostada encima.
Espolvoreamos con azúcar moreno y quemamos con un soplete. 
Cubrimos los laterales con nata montada y adornamos al gusto.

¿Gustáis?

También en mi facebook y en twitter.

0 comentarios

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...