Contramuslos de pollo a la miel. Julia y sus recetas
Los contramuslos de pollo a la miel, es una receta sencilla, hecha en poco tiempo y con un resultado extraordinario.
Una forma diferente de comer pollo, con un sabor distinto. Si te gusta probar nuevos sabores, este pollo te va a encantar.
Como podéis ver , con poquitos ingredientes sale un plato de pollo diferente y que va a gustar a todos, pequeños y mayores.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
   
Ingredientes:
     -   8  contramuslos de pollo
     -   1 cebolla mediana
     -   2 cucharadas soperas de salsa de soja
     -   60g de miel
     -   ajo en polvo
     -   pimienta molida al gusto
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva virgen
Les ponemos sal y pimienta molida a los contramuslos y los espolvoreamos con abundante ajo en polvo.
En una sartén ponemos un poco de aceite y los freímos por los dos lados. Los sacamos y los dejamos en una cazuela.
En el aceite sobrante freímos las cebolla troceada, cuando esté dorada la sacamos y la ponemos en el vaso de la batidora, y la trituramos con un chorrito de agua.
Se la añadimos a los contramuslos junto con la salsa de soja y la miel, añadimos agua hasta cubrirlos .
Los dejamos cocer hasta que estén tiernos y la salsa haya reducido a la mitad.
Rectificamos de sal y los servimos acompañados de verduras, ensalada , patatas..
¿Os apetece probarlos?
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Brandada de bacalao. Julia y sus recetas

La brandada de bacalao , es una receta fácil, que lo mismo se puede comer para untar tostas, para hacer bocadillos o para rellenar pimientos...
Es un plato que su elaboración se extiende por toda la cuenca mediterránea del norte, desde el levante español incluidas las islas Baleares, hasta Italia.
La receta original incluye, bacalao, ajo y aceite, aunque en muchas recetas se le añade leche o nata y patata cocida, para suavizar el sabor del ajo.
Es una receta que encaja perfectamente con las típicas de Semana Santa, pues sus ingredientes son muy apropiados para la época.
Ingredientes:
     -   200g de bacalao desalado en su punto de sal
     -   1 patata mediana
     -   1 diente de ajo
     -   100 ml de leche o nata
     -   aceite de oliva
Limpiamos el bacalao de piel y espinas.
Pelamos la patata, la cocemos con agua y sal. La escurrimos bien.
En una olla ponemos el bacalao, el diente de ajo partido en laminas y añadimos aceite hasta cubrir el fondo de la olla, lo confitamos a fuego mínimo durante 10 minutos, dandole vueltas de vez en cuando. 
Lo retiramos del fuego, sacamos los ajos y añadimos la patata, añadimos la leche poco a poco o la nata y trituramos con una batidora, si necesita más leche se la añadimos o menos leche... hasta que tenga la textura que más nos guste. Rectificamos de sal si es necesario.
La servimos en tostas acompañada de huevas de lumpo o salmón ahumado.
¡Está buenísima!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Vasitos de tarta selva negra. Julia y sus recetas
La tarta original Selva negra, es una tarta tradicional de la cocina alemana. Se caracteriza por llevar un bizcocho de chocolate remojado en licor de cerezas, relleno de nata montada y cerezas en almíbar o mermelada de cerezas.
Este es el desafío en la cocina de este mes, postres Selva negra, es decir , desde la clásica tarta , hasta postres versionados con los tres ingredientes clásicos de esa tarta. Desafío propuesto por Carolina del blog Tomillo , laurel y otras cosas que comer.

Pues yo he decidido hacer unos vasitos selva negra que además de quedar preciosos, son el postre ideal tanto en tamaño como en sabor para terminar una buena comida o cena.
Si queréis ver el resto de recetas pinchad aquí.
Ingredientes:
     -   bizcocho de chocolate al microondas (receta aquí)
     -   250g de nata para montar
     -   100g de queso mascarpone
     -   mermelada de cerezas o de fresas
     -   2 cucharadas de azúcar glas
     -   1 bote de cerezas en almíbar
     -   sirope de chocolate
     -   virutas de chocolate
Hacemos el bizcocho como dice la receta y lo troceamos pequeñito.
Montamos la nata junto con el queso mascarpone y el azúcar glas
Escurrimos las cerezas del bote y reservamos el jarabe. Partimos las cerezas por la mitad o en trozos medianos.
Montamos los vasitos:
Ponemos una capa de bizcocho troceado, lo remojamos un poquito con el jarabe de las cerezas. Si es muy espeso lo diluimos en una poquita agua.
Colocamos una capa de mermelada y algunas certezas troceadas. Encima de las cerezas ponemos una fina capa de sirope de chocolate.
Cubrimos con una capa de nata montada y repetimos el mismo proceso una vez más. Terminamos con la nata montada, la adornamos con las virutas de chocolate y una cereza encima.
¡Son deliciosos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Arroz negro. Julia y sus recetas

El arroz negro es un plato típico catalán, cocinado muy similar a la paella, pero con unas características y sabor particulares que lo diferencian, incluso del arroz a banda
Está hecho con una base de pescado de morralla y un sofrito de cebolla, ajos y sobre todo con tinta de calmar.
Es un plato que aparece en diversas zonas del mediterráneo, incluida Italia, con su riso nero, y en la cocina española, en toda la zona de levante.
Se suele servir en el mismo recipiente donde se hace y acompañado de una salsera con alioli.
Os dejo mi versión particular. Además de ser una receta antigua del blog que necesitaba fotos nuevas.
Ingredientes: 
     -   300g de arroz bomba
     -   3 dientes de ajo
     -   1/2 cebolla
     -   1 tomate rojo y maduro
     -   1/2 pimiento verde
     -   1/2 pimiento rojo
     -   2 hojas de laurel
     -   250g de gambas
     -   200g de calamares
     -   3 sobres de tinta de calamar
     -   1 vasito de vino blanco
     -   1 litro de caldo de pescado más o menos
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva virgen
     -   Salsa alioli para acompañar (receta aquí)
En una cazuela o paellera ponemos un poquito de aceite y sofreímos el ajo y la cebolla picaditos finos, cuando empiece a dorar añadimos los pimientos picados, se sofríen un poquito y añadimos el tomate rallado y las hojas de laurel. Dejamos que se frían bien.
Añadimos los calamares en rodajas y las gambas peladas, le damos unas vueltas y ponemos el vino, dejamos que se evapore el alcoho y añadimos el arroz, dejamos que se sofría un poquito y añadimos  la tinta de calamar diluida en una poquita agua y el caldo de pescado.
Dejamos cocer 10 minutos a fuego fuerte, bajamos el fuego y dejamos cocer otros 10 minutos a fuego medio. Lo dejamos reposar 5 minutos y listo para servir. Con un poquito de salsa alioli.
¡A disfrutar!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Galletas de coco. Julia y sus recetas
Hacía tiempo que no os traía unas galletas y hoy vamos a hornear galletas de coco, unas de mis favoritas. Y además unas de las galletas más sencillas y más duraderas que podemos hacer y que va a encantar a niños y a mayores.
El coco es una fruta que tiene un sabor muy especial, lo que hace que le de un toque muy rico a las recetas, especialmente a estas galletas.
Son ideales para el café de media tarde, la merienda de los peques o para picar cuando nos da deseo de algo dulce...
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes:
     -   300g de harina común
     -   200g de coco rallado
     -   25g de mantequilla
     -   2 huevos M
     -   120g de leche condensada
     -   130g de azúcar
     -   1 cucharadita de levadura química en polvo o polvo de hornear
     -   1/2 cucharadita de canela molida
Mezclamos la harina con el coco rallado y el pellizco de canela y la cucharadita de levadura. 
En un bol ponemos los huevos y el azúcar, los batimos un poco y añadimos la leche condensada y la mantequilla un poquito derretida.
Por último añadimos la mezcla de harina y coco que hemos hecho antes y masamos todo muy bien. Se formará una masa manejable pero un poco pegajosa. La estiramos con el rodillo enharinado y sobre una mesa enharinada y con un cortador redondo cortamos las galletas.
Las ponemos en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear, pinchamos un poquito por encima con un tenedor .
Las horneamos con el horno precalentado a 200ºC hasta que doren por arriba un poco, unos 7-8 minutos.
Las dejamos enfriar, sin tocaras pues calientes son muy blanditas. Una vez frías endurecerán.
¡Quedan muy ricas!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Os dejo aquí la versión de estas galletas hechas por Carmen del blog Recetas Casa CArmen. Le han quedado estupendas!! Gracias guapa!!
Solomillos de pavo en salsa de limón. Julia y sus recetas
Vamos hoy con una receta facilíta, y que se hace en poquísimo tiempo. Unos solomillos de pavo en salsa de limón.
Estamos en época de limones y mi vecina me ha regalado una buena bolsa y aunque uso muchos, aun me quedan bastantes por lo que por un lado guardo congelada,  la ralladura de las pieles y por otro el zumo lo utilizo para hacer recetas como esta de hoy.
Es una receta sana, ligera y hecha en poquísimo tiempo. Yo he usado solomillos de pavo pero igual de ricas están con pechugas de pollo si os gustan más.
Ingredientes:
     -   4 solomillos de pavo
     -   1 cebolla mediana
     -   1 limón grande o 2 pequeños
     -   1 vasito de vino blanco
     -   250 ml de caldo de carne
     -   1 cuchardita de azúcar
     -   una cucharadita de maizena
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   aceite de oliva virgen
Troceamos los solomillo en trozos grandes. Les ponemos sal y pimienta molida al gusto.
En una sartén ponemos un poco de aceite y sofreímos los trozos de solomillo por todas lados. Los sacamos y los ponemos en una cazuela.
En el aceite de freír los solomillos freímos la cebolla picada hasta que esté dorada. Añadimos la cucharadita de maizena, le damos unas vuelta y añadimos el vino. 
Dejamos que hierva un poquito para que se evapore el alcohol y añadimos el zumo de limón junto con la cucharadita de azúcar y el caldo de carne.
Dejamos que hierva 1-2 minutos y lo trituramos todo con la batidora.
Se lo añadimos al solomillo en la cazuela y dejamos que hierva todo junto 10- 15 minutos a fuego medio, hasta que reduzca la salsa y quede un poquito espesa.
Los servimos calentitos acompañados de lo que os guste. Yo les he puesto patatas fritas, pero podéis poner algunas verduras al vapor o puré de patatas.
¡Quedan buenísimos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Rosquillas fritas sin gluten. Julia y sus recetas
Las rosquillas son unos dulces muy tradicionales, pero siempre las encontramos hechas con harina normal, y muy pocas veces hechas con harina sin gluten.
Hoy vamos a hacerlas especialmente para celíacos, aunque están igual de buenas que las normales y podemos disfrutarlas todos.
Tenía ganas de hacerlas y cuando en La Cocina TS, nos propusieron cocinar recetas típicas españolas en su versión sin gluten, no me lo pensé y decidí hacer estas ricas rosquillas fritas sin gluten. Me he inspirado en la receta de Lourdes (Pikerita´s Way) , aunque las he personalizado un poquito y me han quedado fantásticas.

Has sido todo un éxito en casa.
Si queréis ver el resto de recetas sin gluten pinchad aquí.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes:
     -   1 huevo M
     -   60g de azúcar
     -   100ml de aceite de oliva
     -   100ml de leche
     -   1 cucharada sopera de licor de anís
     -   270g de harina sin gluten, (mitad de maizena , mitad de harina de arroz) (yo he usado Proceli)
     -   1 cucharadita de levadura química, polvo de hornear
     -   aceite para freír
     -   azúcar y canela para rebozar.
En un bol ponemos el huevo y lo batimos un poquito con el azúcar , añadimos el aceite y la leche y mezclamos, ponemos el licor de anís.
Por último ponemos el bicarbonato mezclado con la mitad de la harina, amasamos y vamos añadiendo el reto de la harina poco a poco, hasta que veamos que queda una masa que se pega un poquito en las manos, si nos sobra harina, pues no pasa nada, porque si ponemos demasiada la masa se romperá. Yo la he puesto toda. La tapamos y dejamos reposar 30 minutos.
Con las manos untadas de aceite cogemos bolitas , les hacemos un agujero en el centro con el dedo y las freímos en aceite caliente, no demasiado porque si no, se nos freirán mucho por fuera y por dentro no se quedarán hechas, más o menos el 7-8 en la vitrocerámica.
Las dejamos sobre papel absorbente y las pasamos por azúcar y canela mezcladas. O por azúcar sola, como prefiráis.
Una vez frías, ya están listas para disfrutarlas.
¿Quieres probarlas?
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Vasitos de tarta de queso sin azúcar. Julia y sus recetas
Este postre que os traigo hoy es además de vistoso, por ser muy colorido, muy rico y ligero. No necesita pasar por el horno y se hace en poco tiempo.
Unos vasitos de tarta de queso sin azúcar,  siguiendo la temática de la clásica tarta de queso sin horno, con su base de galletas, queso y mermelada de frutillas...
Son perfectos para el postre, una ración individual, para que nadie se pelee, por comerse el trozo más grande... y además sin azúcar.
Ingredientes para 6 vasitos:
     -   250g de yogur griego edulcorado
     -   200g de queso crema light
     -   8-9 galletas sin azúcar
     -   3 cucharadas soperas de mermelada de fresas sin azúcar
     -   2 cucharadas de frutos rojos congelados
     -   2-3 cucharadas de agua
     -   1/2 cucharadita de edulcorante stevia
Desmenuzamos las galletas en trocitos con las manos, no deben quedar demasiado molidas. Ponemos una cucharada en el fondo de cada vasito.
En un cazo, ponemos los frutos rojos, la mermelada, y dos cucharadas de agua, lo llevamos al fuego durante 1-2 minutos, podemos aplastar la fruta con un tenedor para que quede más fina. Lo retiramos del fuego y dejamos enfriar.
En un cuenco ponemos el queso crema y el yogur, los mezclamos bien y añadimos la stevia, mezclamos para que todo quede bien integrado.
Echamos crema de queso encima de las galletas y finamente ponemos una o dos cucharadas de la mermelada de frutos rojos por encima.
Los dejamos en el frigorífico al menos 4 horas y los servimos fresquitos.
¡Quedan riquísimos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.

Las patatas son un alimento que se puede preparar de infinidad de maneras, son tan versátiles que por eso las tenemos permanentemente en la despensa, un básico que te saca de cualquier apuro, en cualquier momento.
En casa nos gustan mucho rellenas de carne, o rellenas de atún, que también están muy ricas. Pero hoy las he rellenado con queso azul. Tenía un trozo que me había sobrado de otra preparación y me apetecía gastarlo en estas patatas. Si eres amante de ese queso, te van a encantar.
Las puedes comer así, como plato único, acompañadas de una ensalada, son muy nutritivas y energéticas.
Ingredientes:
     -   4 patatas medianas
     -   100g de queso azúl
     -   Salsa bechamel (receta aquí)
     -   3 cucharadas soperas de nata líquida
     -   Queso rallado al gusto
     -   sal al gusto
Limpiamos bien la piel de las patatas. Las ponemos en una olla cubiertas de agua y con un poquito de sal, las cocemos hasta que estén tiernas.
Las sacamos, dejamos que se templen y las pelamos, o si nos gustan con piel, pues se la dejamos, como prefiráis.
Las partimos por la mitad y les retiramos un poco de carne de la parte central, con una cucharilla o saca bolas.
Hacemos la bechamel como dice la receta (aquí)
Machacamos con un tenedor la carne que hemos sacado de las patatas, el queso azul y las 3 cucharadas de nata.
Rellenamos las patatas con esa masa. Le ponemos un poco de bechamel por encima. Las espolvoreamos con queso rallado y las gratinamos en el horno hasta que doren un poquito por arriba.
¡Quedan muy ricas!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.
Como han sido hechas aprovechando un trozo de queso que tenía rodando en el frigorífico, Marisa Thermofan, me ha recordado que puedo incluirla en su reto 1+/- 100, desperdicio 0