Como hacer conserva de pimientos asados

lunes, 29 de agosto de 2016



Hoy os voy a contar como hacer conserva de  pimientos rojos asados... como lo hago yo, tal cual los hacía mi madre...
Estamos en plena temporada de pimientos , verdes y rojos, pero me llaman especialmente los rojos, gorditos, carnosos e ideales para asar y poder conservarlos durante todo el año y así disfrutarlos en ensaladas o en cualquier otra receta.


Tengo la suerte de que donde yo vivo hay muchas personas que cultivan sus propios huertos y nos venden las hortalizas recién cogidas del día y hoy tenía unos pimientos rojos ideales....
En casa nos gustan mucho  y los utilizo en ensaladas, pistos, arroces, asados... así que aprovecho cuando están en temporada para conservar unos pocos...

Quizás penséis que es muy entretenido o que ya los venden en los supermercados...si, es cierto, pero el sabor y la textura no son comparables... y tampoco se tarda tanto tiempo en hacerlos...
Veréis que fáciles son...

Ingredientes:
     -   pimientos rojos gorditos y carnosos
     -   aceite de oliva virgen
     -   botes de cristal
     -   sal (opcional), yo no les pongo

Primero tenemos que esterilizar los botes:
Se puede hacer en el microondas o incluso en el lavavajillas poniendo un programa de agua muy caliente, pero yo los esterilizo hirviéndolos en una cacerola con agua.

Pongo los botes y su tapas en una cacerola , la lleno de agua hasta cubrirlos y los dejo hervir unos 15 minutos. Los saco con unas pinzas, los pongo bocabajo sobre un paño limpio y los dejo secar...
Asamos los pimientos:
En la bandeja de horno ponemos los pimientos lavados y secos. Les ponemos un chorrito de aceite de oliva por encima y los metemos en el horno precalentado a 180ºC  con calor arriba y abajo, unos 40-50 minutos. A la mitad de la cocción, abrimos el horno y con cuidado les damos la vuelta a los pimientos.
Una vez asados y para que se pelen bien los tapamos con un paño limpio o con papel aluminio y los dejamos "sudar" durante media hora, así se pelan mucho mejor.
Retiramos la piel, el tallo y las pepitas y los reservamos. El caldo que sueltan lo colamos y lo guardamos, nos será útil para su conservación. Los partimos en tiras.
Les añadimos el caldo recogido  y llenamos los botes en su totalidad.Los limpiamos y cerramos bien.



Conservamos los pimientos:
Los podéis congelar en tuppers pequeñitos, dependiendo de para lo que los vayáis a utilizar. 
Los podéis poner en botes de cristal, le cubrís la parte de arriba con aceite de oliva y los metéis en el frigorífico, así duran casi 1 mes.
Yo suelo conservarlos al vacío, al baño maría y me duran todo el año. Los envaso en tarros de diferentes tamaños para abrir el que más se aproxime a la cantidad que voy a utilizar...
En una olla pongo los tarros bien cerrados y los cubro con agua, es importante que estén completamente cubiertos de agua, los pongo al fuego y cuando empiezan a hervir cuento 15 minutos y pasados esos minutos, apago el fuego, los dejo enfriar completamente dentro del agua, suelo dejarlos dentro hasta el día siguiente. Los saco , los limpio bien y los etiqueto. Listos para degustarlos todo el año.

Espero que esta entrada os haya sido útil, ya veis que no es tan difícil hacerlos y os aseguro que la diferencia, merece el tiempo empleado.
Os dejo la receta en vídeo para que la veáis mejor. Si os gusta podéis suscribiros a mi canal youtube.


8 comentarios

  1. Prácticamente los hago como tu, aunque les suelo añadir unos dientes de ajo y una guindilla. Adoro los pimientos y como dices hay muchos en el mercado, pero ninguno tan rico como los hechos en casa, si son de mucha categoría los precios son desorbitados. Cuando voy a El Bierzo me traigo varios tarros, porque la calidad de los pimientos de allí son una pasada, pero desde que se gastan ya estoy asando en casa para embotarlos!! Es una suerte que puedas contar con productos recién cogidos!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  2. Que buenos y los botes cone sas pegatinas ideales, como bien dices no son comparables con los comprados delata

    ResponderEliminar
  3. No sabía que fuera tan sencilla la conservación... mira que hago mermeladas y las emboto, pero nunca me he animado con conservas saladas. Tengo que probar este año...

    ResponderEliminar
  4. Que buena idea, a nosotros nos encantan los pimientos asados y los consumimos muy a menudo. A ver si me pongo las pilas y empiezo a hacer algo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa esa conserva de pimiento.
    Hoy he comprado por internet tarros y olla para hacer conservas. Ya veremos cómo se me da....

    ResponderEliminar
  6. Julia de cada día te superas más. Esta tarde o mañana como mucho me pongo a ello.

    ResponderEliminar
  7. Julia, hace años que los hacía a menudo y tomate también. Ganas no me faltan, pero me ha dado por el pescado y no sé si tendré tiempo, ni fuerzas, porque con este calor, ando de bajada.
    Lo hago igual que tú y a veces combino tomate y pimiento asado y está también delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Nosotros los hacemos en casa asados pero los congelamos en vez de en conserva.

    ResponderEliminar

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...