Estamos en plena temporada navideña, y ya estamos inmersas en preparar los menús de Nochebuena y Nochevieja.

El postre es uno de los más importantes de la cena, porque después de tanto entrante y plato principal, debe de ser más ligero y digestivo para para que apetezca después de tanta comida.

Pues este mousse de cava cumple todas esas espectativas, es fácil, y con una textura suave  y ligera. No es nada pesado y es muy refrescante.

Tambien te recomiendo que veas la mousse de limón, que te va a encantar y la mousse de frambuesas, muy rica y sabrosa.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes para 6-8 copas:

     -   3 huevos M

     -   120g de azúcar

     -   el zumo de 1imón

     -   la ralladura del limón

     -   200ml de cava (vino semidulce espumoso)

     -   4 hojas de gelatina neutra (6g)

     -   200ml de nata para montar

Separamos las claras de las yemas. 
Montamos las claras a punto de nieve fuerte y las reservamos en la nevera.

Montamos la nata hasta que esté bien firme y la reservamos en la nevera.

Ponemos la gelatina en remojo en agua fría durante 5 minutos.

En un cazo ponemos las yemas, el azúcar, el zumo de limón y el cava. Removemos para mezclarlo todo y lo llevamos al fuego bajo, hasta que la mezcla espese un poco. 


Lo retiramos del fuego y le añadimos la gelatina escurrida y mezclamos bien. Lo  dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Añadimos esa mezcla, una vez fría a la nata montada y mezclamos. Por último añadimos las claras montadas con movimientos envolventes hasta que se integren bien.

Repartimos el las compas y las dejamos enfriar en le frigorífico.

Las adornamos con una rodajas de limón, un poco de ralladura de limón y una hojita de menta.

¡Queda un postre riquísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Hoy os dejo una idea, rápida, y muy rica para los entrantes navideños, un paté de gambas que será ideal para rellenar tartaleas o vols-au vets, canapés o simplemente para tomar en tostaditas.
Estará estupendo en nuestros menús navideños, o cualquier celebración. Lo podemos hacer el día de antes y dejarlo en el frigorífico hasta el momento de utilizarlo. 

Puedes utilizar gamba arrocera, de menor tamaño y menor precio, aunque siempre, que sean de buena calidad. Las puedes comprar cocidas o cocerlas tu misma en casa, a tu gusto.
Si te gusta este paté, te recomiendo que mires también el paté de atún casero o el paté de mejillones en escabeche  que también quedan deliciosos. O cualquiera de los demás que tengo en el blog en la categoría Patés.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:
     -   200g de gambas arroceras cocidas y peladas
     -   4 palitos de surimi
     -   70g de queso crema
     -   1-2 cucharadas de mayonesa
     -   unas gotas de ketchup
     -   unas gotas de zumo de limón
     -   sal al gusto
Pelamos las gambas , las ponemos en el vaso de la batidora, las gambas junto con los palitos troceados, el queso crema.

 La mayonesa, el ketchup y el zumo de limón  y una pizca de sal. Lo trituramos bien con la batidora.

Lo ponemos en un cuenco y lo llevamos al frigorífico. Y ya lo tenemos listo para untar toas, galletas saladas, rellenas tartaletas y vols-au-vents, o rodajas de pan.

Cómo véis no es nada complicado y queda estupendo. 
Servimos  acompañado de perejil picado o cebollino y una gamba entera pelada.

¡No te lo pierdas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Las fiestas navideñas se acercan y seguimos dando ideas de dulces típicos de estas fechas que podamos hacer en casa, porque aunque hay gran variedad y cantidad en los supermercados, los dulces caseros siempre están mucho más buenos que los comprados. 

Los productos que usamos son de buena calidad y la cantidad de azúcares es menos que en los industriales. 

Hoy vamos a hacer unos mazapanes de Soto, típicos de La Rioja, un tipo de mazapán  diferente al mazapán de Toledo, ya que éste lleva puré de patata que lo hace distinto pero también muy rico.

Os lo recomiendo porque está buenísimo.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes para unos 30 mazapanes:

Para el mazapán:

     -   300g de almendra marcona molida

     -   200g de azúcar glas

     -   65g de patata cocida

     -   ralladura de 1/2 limón

     -   obleas para la base

Para el almíbar:

     -   100g de azúcar

     -   100ml de agua

Para pincelar:

     -   1 yema de huevo

     -   1 cucharadita de leche

Lo primero es cocer la patata. Una vez cocida la pelamos y la pasamos por el pasapuré o la aplastamos con un tenedor y la reservamos.

En un bol, ponemos la almendra , el azúcar glas y la ralladura de limón, mezclamos un poquito y añadimos la patata triturada. Mezclamos todo hasta formar una masa manejable. Aunque parezca que necesita más patata, no es necesario añadirle más, solo hay que amasar con las manos, hasta que lo consigamos.

La estiramos a un grosor de unos 2 cm de altura. La cortamos con un cortapastas de 2 cm de diámetro. Los colocamos encima de círculos de oblea cortados del mismo tamaño con el cortapastas. Los vamos dejando en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear.

Mezclamos la yema de huevo con la cucharadita de leche y los pintamos por encima.

Los horneamos, con el horno precalentado a 220ºC, calor arriba y abajo, sin aire unos 8-10 minutos, hasta que veamos que están un poco doradod por encima.

Mientras se hacen los mazapanes hacemos el almíbar. Ponemos en un cazo el agua y el azúcar y lo dejamos cocer a fuego medio -bajo durante 10  minutos.

Sacamos los mazapanes, y aún calientes, los vamos cogiendo por la zona de la oblea y los mojamos en el almíbar. Los dejamos secar en una rejilla hasta que enfríen.

Si los dejamos reposar de un día para otro quedan mucho más buenos.

Quedan con una textura buenísima y si los guardas en un tuppers bien cerrado aguantan varios días.

¡Os los recomiendo, están buenísimos!




 


Seguimos con recetas ricas para las fiestas, como este solomillo de cerdo en salsa de champiñones, que es ideal para cualquier comida o cena de esta navidades.

Una receta sencilla pero con un sabor delicioso y con el que disfrutar en la mejor compañía. Cuando tenemos invitados en casa, ya sean familiares o amigos, lo que queremos es ofrecer una buena comida pero que nos deje tiempo suficiente como para no tener que estar todo el rato en la cocina.

Este solomillo es ideal, porque puedes dejarlo hecho incluso el día anterior y calentarlo en el momento de servirlo. 

No os lo perdáis. Y si os ha gustado este plato os recomiendo que miréis también el solomillo de cerdo al Pedro Ximenez, muy rico y oloroso o el solomillo a la naranja que queda delicioso.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:    

     -    2 solomillos de cerdo

     -    1/2 cebolla mediana

     -    2-3 dientes de ajo

     -   100ml de nata líquida

     -   300g de champiñones laminados o en cuartos

     -   1 cucharadita de bovril (concentrado de carne)

     -   aceite de oliva virgen

     -   sal al gusto

     -   pimienta molida al gusto

     -   un vasito de agua

Cortamos los solomillos en medallones de 1cm  o un poquito más de grosor. Les ponemos sal y pimienta molida al gusto.

Los freímos en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Cuando doren por los dos lados , los sacamos y los reservamos en una cazuela.

En el aceite sobrante freímos los ajos y la cebolla troceados, cuando empiecen a dorar añadimos la mitad de los champiñones laminados y dejamos que se rehoguen juntos unos minutos.

Una vez se hayan rehogado, añadimos el vasito de agua y la cucharada de bovril, dejamos que hierva todo junto unos 5 minutos. Lo ponemos en el vaso de la batidora y lo trituramos todo bien.

Se lo añadimos a los solomillos y lo dejamos cocer a fuego lento unos 5 minutos. 

Salteamos el resto de los champiñones y se los añadimos a los solomillos, cocemos 5 minutos más y añadimos la nata. 

Cocemos 3 minutos y listos para comer. Los servimos acompañados de su salsa.

¡Quedan riquísimos!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube




El turrón duro o de Alicante, es, junto con el turrón blando o Jijona, uno de los más tradicionales en las fiestas Navideñas.

Cómo su nombre indica es típico de esa zona, aunque lo podemos encontrar en toda España. Y aunque también es típico en las fiestas navideñas, se puede encontrar ya durante todo el año.


Se necesitan pocos ingredientes para hacerlo, almendra entera tostada, miel , azúcar y clara de huevo, y su elavoración no es nada complicada. Os recomiendo hacerlo en casa , os va a encantar.

Al igual que este turrón se hace en casa, también podéis hacer el turrón de yema, o el de chocolate crujiente. Yo todos los hago caseros y os invito a ver las recetas aquí en el blog, tengo muchas en la sección dulces típicos de Navidad.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes para una tableta:

     -   225g de almendra cruda entera

     -   120g de miel

     -   110g de azúcar

     -   1 clara de huevo M

Primero tostamos las almendras. Las colocamos en la bandeja de horno y las horneamos a 170ºC, surante 10 minutos. No deben estar demasiado tostadas. Las reservamos.

Montamos la clara de huevo a punto de nieve fuerte. La reservamos.

En una sartén ponemos el azúcar y la miel. La llevamos al fuego medio y dejamos que hierva hasta que se derrita el azúcar y se forme un caramelo blando, no demasiado tostado. Para ver si está en su punto, echamos unas gotitas en un vasito con agua fría y con los dedos lo cogemos y si se moldea bien y  podemos formar una bolita, ya está listo.

La retiramos del fuego y añadimos la clara montada, mezclamos bien con las varillas y la volvemos a llevar al fuego medio y seguimos cociendola hasta que espese, removiendo continuamente hasta que veamos que ha espesado. 

La retiramos del fuego y añadimos las almendras, mezclamos y lo ponemos todo en el molde del turrón.

 Dejamos que enfríe , al menos de un día para otro y lo desmoldamos.

¡Ya renemos listo un delicioso turrón duro!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Esta ensaladilla de merluza y mayonesa queda buenísima. Es una forma de darle la vuelta a la clásica ensaladilla pero añadiendo pescado y verduras frescas en vez de pattaas cocidas, que la hacen más ligera y refrescante.

Es una ensalada ideal para una cena ligera, se hace muy rápido y es una forma de comer pescado "disfrazandolo", para el que no sea muy amante del pescado.
Tambiém nos sirve para rellenar tartaletas en los entrante de las fiestas que se avecinan. O bien la podemos servir en vasitos, queda estupenda.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

Ingredientes:
     -   3-4 filetes de merluza congelados
     -   1 pimiento verde
     -   1 tomate grande o 2 pequeños
     -   1/4 de cebolla
     -   lechuga variada
     -   tomatitos
     -   mayonesa  casera(ver receta) o comprada
Ponemos los filetes en una olla con agua y sal y los cocemos 2-3 minutos.
Los escurrimos los limpiamos de piel y espinas y los desmenuzamos.

Lavamos y picamos el pimiento, tomate y cebolla en trocitos pequeños. Ponemos la merluza desmenuzada en un bol y añadimos el pimiento, la cebolla y el tomate picaditos.

Añadimos la mayonesa y mezclamos bien. En la ensaladera ponemos una base de lechugas picaditas. Ponemos encima la ensaladilla de merluza con mayonesa y decoramos con tomatitos cortados en cuartos.


La dejamos enfriar en el fi¡rigorífico y  la servimos en el formato que más nos gute.
¡Muy rica!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube...

           

Las Toledanas, son uno de los dulces tradicionales de La Ciudad de las Tres Culturas, Toledo. Es una especie de empanadilla dulce rellena de cabello de ángel y rebozada en azúcar y almendra troceada.

Las podemos encontrar en cualquiera de las muchas confitería que encontramos en la ciudad. Un dulce que podemos degustar en cualquier época del año, aunque es más típico de esta época y de Navidad

En esta ocasión os lo traigo para hacerlas en casa. Aunque, como toda receta tradiciona, tanto la masa cómo la forma de hacerlas cambiará dependiendo del pastelero y de la casa en la que se haga. Os dejo la forma en la que las hago yo.

No es dulce difícil de hacer, quizás un poquito entretenido, pero el resultado final merece la pena y duran bastante tiempo si las guardas en un recipiente hermético. Si no tienes oportunidad de probarlas en Toledo, te recomiendo que las hagas en casa, verás que ricas quedan. También te puede gustar otro dulce típico de Toledo, el ponche toledano de mazapan.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes para unas 24 toledanas:

     -   160g de manteca de cerdo

     -   120ml de vino blanco

     -   120 ml de aceite de girasol

     -   1 cucharadita de canela molida

     -   60g de azúcar

     -   500g de harina normal

     -   cabello de ángel

     -   almendra en granillo para rebozar

     -   azúcar  para espolvorear 

     -   1 huevo para pintar

Primero ponemos el aceite de girasol al fuego en una cazuela  y se deja hasta que esté tostado, es decir caliéntalo como para freír algo, yo suelo ponerle una piel de naranja, la frío y la retiro.Lo retiramos del fuego y dejamos que enfríe un poco.

Cuando esté casi frío le ponemos el vino blanco, la manteca de cerdo, el azúcar y la canela. Lo llevamos al fuego y removemos hasta que todo esté mezclado y comiencen a hervir.

En ese momento añadimos la harina de golpe y removemos con una espátula, la masa empezará a desprenderse de las paredes del cazo, es el momento de retirarla del fuego y seguir mezclandola hasta que la harina quede bien integrada y sin grumos.

La dejamos enfriar cubierta con film tranparente. Debe estar completamente fría, es una masa muy pegajosa por lo que te aconsejo la dejes en el frigorífico de un día para otro.

Cuando esté completamente fría la ponemos encima de la mesa y la estiramos con el rodillo, podemos espolvorear la mesa con un poco de harina, al principio, estará muy fría, y nos costará trabajo, luego se hace más manejable. La estiramos a 1/2 cm de grosor, más o menos, no debe estar demasiado fina.

Cortamos círculos de unos 9-10 cm de diámetro, o del tamaño que queráis. Ponemos encima una cucharadita de cabello de ángel y cerramos la empanadilla marcando los bordes con los dedos, sin apretar mucho.

Las pintamos por un lado con el huevo batido y luego, por la parte que hemos pintado con el huevo las tiramos sobre las almendras en granillo y presionamos un poco para que se peguen bien las almendras. Las espolvoreamos con un poco de azúcar y las ponemos en la bandeja de horno.

Las horneamos con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo, sin aire, unos 20-25 minutos. Hasta que estén un poco doradas, pero no demasiado.

Las sacamos y dejamos enfriar, calientes serán muy delicadas, al enfriar endureceran y serán mucho más manejables. Y listas para disfrutarlas.

¡Están deliciosas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube