Pudin de leche de coco sin horno. JUlia y sus recetas
Para saciar el antojo de postre dulce y fresco, os traigo hoy un pudin de leche de coco que está de rechupete.
A mi me gusta mucho el coco, por eso me ha encantado este pudin, es ligero, fresco y sobre todo muy rápido de hacer. 
Muy sencillo, e ideal para el verano porque no necesita horno y solo hay que respetar el tiempo de reposo en el frigorífico para poder disfrutar de este rico postre. Si te apetece postres tan frescos como éste, te recomiendo la corona de chocolate y queso o esta corona de chocolate.
Os lo recomiendo, no os va a defraudar.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.    
Ingredientes:
     -   250g de leche condensada
     -   200ml de nata para montar(crema de leche)
     -   400ml de leche de coco
     -   100g de coco rallado + un poquito más para espolvorear
     -   200ml de leche
     -   12 láminas de gelatina neutra (20g en polvo)
Ponemos la gelatina a hidratar en agua fría durante 5 minutos. Cuando esté hidratada la diluimos en  2 cucharadas de agua caliente, para que se derrita. La reservamos.
En el vaso de la batidora o un bol profundo, ponemos todos los ingredientes, la leche condensada, la nata, la leche de coco, los 100g de coco rallado y la leche normal. 
Batimos un poco y añadimos la gelatina derretida. Volvemos a batir todo junto.
Se unta un molde con aceite de girasol y echamos la crema de coco en él. Lo metemos en el frigorífico hasta el día siguiente. 
Lo desmoldamos y lo espolvoreamos con coco rallado.
Lo servimos muy fresquito.
¡Está buenísimo!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Champiñones rellenos lihgt. Julia y sus recetas
Hoy os traigo una receta ligerita, para los que quieran mantener una dieta sana, unos champiñones rellenos light que están para chuparse los dedos.
Los champiñones tienen una carga calórica muy leve, y con este relleno no la vas a aumentar casi nada, pero si que vas a disfrutar de una rica comida o cena. Los champiñones los encontramos en todas las épocas del año y no vas a tener problemas para encontrarlos.
Puedes prepararlos con antelación y luego meterlos en el horno y que se hagan solos.
Verás que buenos quedan. Aunque si no te gusta este rellenos, en el blog tengo otras recetas como los rellenos con jamón y queso o los rellenos de huevos de codorniz.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.    
Ingredientes:
     -   12 champiñones grandes
     -   200g de queso fresco o requesón
     -   jamón cocido o pavo
     -   1 huevo
     -   2 cucharadas de salsa de soja
     -   comino molido al gusto
     -   orégano seco al gusto
     -   sal al gusto
Limpiamos bien los champiñones y les quitamos el rabito. Los secamos y los colocamos en una bandeja apta para horno con el hueco hacia arriba.
En el vaso de la picadora ponemos los rabos de los champiñones, el jamón cocido, los picamos un poquito y ponemos el queso fresco, el huevo, la salsa de soja, sal y comino molido. Lo picamos todo junto un poquito.
Rellenamos los champiñones con esa masa y los espolvoreamos con el orégano molido.
Los horneamos con el horno precalentado a 200ºC , con calor arriba y abajo unos 20 minutos.
Los sacamos y los servimos acompañados de una buena ensalada.
¡Quedan buenísimos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Tarta de galletas y crema de chocolate blanco. Julia y sus recetas
Hoy os traigo una tarta que es la versión en chocolate blanco de la típica tarta de galletas de la abuela. Una tarta que a todos gusta. Sencilla de preparar y con un resultado espectacular.
No necesitamos horno, por lo que no hay pereza para hacerla, y como además necesita unas horas de reposo para que esté mejor, la podemos hacer el día anterior y así nos podemos relajar hasta el momento de servirla.
Me encanta este tipo de tartas, por lo que tengo varias en el blog, por ejemplo la de galletas y flan, que está deliciosa también. Y la de crema de chocolate negro, para los que no les guste el blanco.
Os la recomiendo, queda deliciosa!!
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.    
Ingredientes para un molde de 22cm:
     -   180g de chocolate blanco
     -   250g de leche entera o semidesnatada
     -   250g de nata (crema de leche)
     -   100g de queso crema
     -   1 sobre de preparado de cuajada
     -   galletas redondas
     -   Nocilla o Nutella
     -   cereales de chocolate para adornar
Primero hacemos la crema de chocolate blanco:
Diluimos la cuajada en un poco de la leche fría.
En un cazo ponemos el resto de la leche, la nata, el queso y el chocolate blanco. Lo ponemos al fuego y cuando se haya derretido el chocolate añadimos la cuajada diluida en la leche.
Dejamos que comience a hervir y la retiramos del fuego.
Untamos las galletas con un poco de nocilla por encima y las colocamos en el fondo del molde hasta cubrirlo todo. Añadimos la mitad de la crema de chocolate.
Colocamos encima otra capa de galletas untadas con nocilla y echamos encima el resto de la crema.
Colocamos otra capa de galletas untadas con nocilla con la nocilla hacia abajo y decoramos con un poco de nocilla que pondremos en una manga pastelera y una bolita o cuadrito de cereal de chocolate por encima, y unas galletas desmenuzadas espolvoreadas.
Como véis en las imágenes.
La dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente.
¡Queda buenísima!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Pechugas de pollo a la italiana. Julia y sus recetas
Hoy os dejo una receta, sencillla y deliciosa. Pechugas de pollo a la italiana
Se hacen al horno, si, pero no le tengáis miedo con el calor, porque el horno lo hace todo solo y no tendremos que estar pendientes de ellas.
Es una receta suer fácil y con un resultado muy vistoso y rico. En poco tiempo tendrás un plato con el que sorprender a tus comensales.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
   
Ingredientes:
     -   2 pechugas de pollo
     -   120g de queso mozzarella en bola
     -   6 lonchas de jamón serrano
     -   albahaca seca
     -   2 cucharaditas de pimentón dulce
     -   50g de mantequilla
     -   pimienta molida al gusto
     -   sal al gusto
Partimos las pechugas por la mitad si son grandes. Les ponemos sal y pimienta molida al gusto. Las espolvoreamos con pimenton dulce y las colocamos encima de 2 lonchas de jamón.
Partimos la mozzarella en láminas y las colocamos encima de las pechugas, les ponemos sal y pimienta molida y albahaca molida por encima.
Les colocamos una loncha de jamón cubriendolas por encima y las envolvemos con las otras lonchas.
En una fuente de horno ponemos unos trocitos de mantequilla y sobre ella colocamos las pechugas envueltas en el jamón.
Las horneamos a 180ºC , calos arriba y abajo, sin aire unos 25- 30 minutos, dependiendo de lo grandes que sean.
Las servimos calentitas con la mozarella derretida y una buena ensalada.
¡Quedan buenísimos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Mousse de vainilla. Julia y sus recetas
Hoy os dejo un postre facilito. Una mousse de vainilla , que podéis hacer con antelación y dejarla preparada en el frigorídico hasta el momenteo de servirla.
A casi todos nos gusta el sabor y el aroma de la vainilla, por eso, es un postre que será a gusto de todos, y que nos servirá para cualquier ocasión.
Es ideal para el verano , al no necesitar horno, pero que podemos hacer en cualquier época del año.
No te la pierdas y pruébala, verás que buena está.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
Ingredientes:
     -   300 ml de nata para montar (crema de leche)
     -   2 cucharadas de azúcar glas
     -   3 hojas de gelatina neutra (4g en polvo)
     -   frambuesas para decorar
     -   hojas de menta
Para la crema inglesa:
     -   3 huevos M
     -   1 vaina de vainilla
     -   300 ml de leche
     -   50g de azúcar
Preparamos  la crema inglesa:
Ponemos la leche en un cazo a hervir con la vaina de vainilla abierta, la dejamos hasta que hierva y la retiramos del fuego. Raspamos por dentro la vaina de vainilla y se lo echamos a la leche.
Ponemos la gelatina en remojo en agua fría 5 minutos.
Batimos en otro cazo las yemas con el azúcar y añadimos la leche caliente aromatizada con la vainilla. La llevamos al fuego un par de minutos hasta que espese ligeramente. 
La retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida. Mezclamos bien. La dejamos enfriar completamente.
Montamos la nata bien fría con el azúcar glas hasta que esté compacta  y se la añadimos a la crema inglesa, que ya tendrémos fría, mezclamos bien y la ponemos en una manga pastelera.
La servimos en vasitos o en cuencos individuales y queda con una bonita presentación.
¡Una delicia!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Hoy tenemos un plato rico y sabroso, ideal para cualquier época del año. Curry de verduras. Es un plato sencillo, y usando verduras de temporada como las que tenemos en estos momentos, donde hay una gran variedad y calidad, saldrá un plato de 10. 
Aunque originariamente es una guarnición de la cocina india, lo podemos usar como plato único acompañado de arroz blanco como he hecho yo, o de legumgres cocidas.
Es un plato que enamora a los que somos amantes de curry y si os gusta el picante, solo tenéis que aumentar un poquito más la cantidad de especias y ponerlo a vuestro gusto.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
Ingredientes:
     -   1/2 calabacín
     -   1/2 cebolla
     -   2 dientes de ajo
     -   1 pimiento rojo
     -   1 pimiento verde
     -   1/2 berenjena
     -   1 zanahoria
     -   1 poco de brócoli
     -   1 poco de coliflor
     -   400 ml de leche de coco
     -   125ml de agua
     -   2 cucharadas soperas de aceite de sésamo o girasol
     -   2 cucharadas soperas de salsa de soja
     -   1 cucharada de curry en polvo
     -   1 cucharadita de sésamo
     -   1 cucharadita de azúcar moreno
     -   1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
     -   una pizca de guindilla molida (opcional)
Troceamos todas las verduras en trozos medianos.
En el wok, ponemos el aceite de sésamos y sofreímos un poquito la cebolla y los ajos troceados. Añadimos el resto de las verduras, los, pimientos cortados en tiras, la zanahoria en rodajas.
El brócoli y la coliflor en ramitos, la berenjena y el calabacín en cuartos.
Lo rehogamos todo junto durante unos minutos y añadimos la leche de coco, la cucharadita de azúcar, la salsa de soja, el agua, el sésamo machacado con un mortero y las especias.
Dejamos hervir unos 10-12 minutos. Hasta que las verduras estén a nuestro gusto. A mi me gustan "al dente".
Las servimos con un poco de arroz blanco o con garbanzos hervidos... 

¡Quedan riquísimas!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Croquetas de espinacas y gambas. Julia y sus recetas
Las croquetas, son uno de los platos estrellas de nuestra gastronomía. Y aunque dicen que su origen está en Francia, hemos de decir que en España es uno de los más utilizados tanto como entrante, acompañamiento o plato principal.
Es un plato que nace en una época de gran necesidad y abundancia de harina y se  elaboraba para aprovechar los restos de los estofados y cocidos, por lo que es, en sí , un plato de reciclaje o aprovechamiento.
Este es el desafío que nos ha puesto este mes Mª Luz del blog Trasteando en mi cocina. Un plato de aprovechamiento que gusta mucho en mi casa y de las que tengo varias clases, como las de cocido o las de merluza o jamón
En esta ocasión las he hecho de espinacas y gambas que están deliciosas y es una buena forma de comer verduras.
Si queréis ver el resto de recetas pinchad aquí.
Ingredientes:
     -   75g de gambas peladas
     -   100g de hojas de espinacas o espinacas congeladas
     -   1/2 cebolla
     -   2 dientes de ajo
     -   100g de aceite de oliva
     -   100g de harina común
     -   500ml de leche
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   2 huevos
     -   harina para rebozar
     -   pan rallado para rebozar
     -   aceite de oliva para freír
Picamos la cebolla muy picadita. En una sartén  ponemos la mantequilla o el aceite y freímos la cebolla, cuando está dorada, añadimos las gambas troceadas, dejamos que se hagan un poquito y añadimos las hojas de las espinacas picadas. Dejamos que se dore todo junto y añadimos la harina.
Le damos unas vueltas y añadimos la leche poco a poco para que no queden grumos, le ponemos un poco de sal y pimienta molida y dejamos que hierva todo junto hasta que espese.
Las ponemos en un cuenco y dejamos que enfríe completamente.
Con una cuchara cogemos porciones de la masa fría y las pasamos por harina, luego por el huevo y por último por pan rallado.
Y ya están listas para consumir, solo hay que freírlas y disfrutarlas.
¿Te anímas a probarlas?
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Lemon-bars o cortadillos de limón con o sin gluten. Julia y sus recetas
Los cortadillos de limón o lemon-bars, son unos pastelitos de origen anglosajón.  Y son ideales para las personas amantes del limón
Sus dos texturas, una galleta y una crema de limón,  hacen de él, un bocado delicioso y la combinación de sabores, dulce y ácido, hacen que sean irresistibles.
No es un dulce pesado, ni demasiado empalagoso, todo lo contrario, es refrescante y como va cortado en pequeños cuadraditos, tiene la ración perfecta para el que no quiera abusar del dulce. O la opción de repetir si te has quedado con ganas de más...que es lo que me pasa a mi.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
   

Ingredientes para un molde rectangular de 24x18cm:
Base de galleta:
     -   113g de mantequilla a temperatura ambiente
     -   130g de harina común o mitad de harina de arroz y mitad de maizena para celíacos
     -   30g de azúcar
     -   una pizca de sal
Para la crema:
     -   200g de azúcar
     -   zumo de 2 limones (100ml más o menos)
     -   3 huevos
     -   ralladura de 2 limones
     -   30g de maizena
Para decorar:
     -   azúcar glas
Hacemos la galleta:
En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente junto con los 30g de azúcar y una pizca de sal. Batimos con las varillas hasta que se integre todo.
Añadimos la harina tamizada y amasamos con una espátula o con las manos hasta que tengamos una masa de aspecto un poquito arenoso.
Ponemos la masa en el molde cubierto con papel de hornear por todos lados. Cubrimos todo el fondo con la masa y la igualamos bien.
La horneamos, con el horno precalentado a 180ºC, unos 18 minutos. Calor arriba y abajo, sin aire. 
Cuando veamos que se dora por los bordes, la sacamos y dejamos enfriar.
Hacemos la crema:
En un bol, ponemos los huevos y los 200g de azúcar y los batimos bien hasta que blanqueen y doblen su volumen. Añadimos el zumo de limón y la ralladura y mezclamos bien. Añadimos también la harina y mezclamos bien para que no queden grumos.
La ponemos en el molde encima de la base de galleta y la horneamos con el horno precalentado a 180ºC otros 18 minutos más.
Lo sacamos , dejamos que enfríe y lo desmoldamos. 
Lo cortamos en cuadrados del tamaño que nos guste y los podemos servir dentro de cápsulas de magdalenas.
¡Quedan buenísimos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube