Halloween se acerca, y a los niños les encanta este día. Es una de las fiestas más populares en los Estados Unidos, y que ya se ha extendido a todo el mundo. La temática de la fiesta les encanta y les permite disfrazarse de fantasmas, mostruos o cualquier otro disfraz, para ir a recoger puerta por puerta sus caramelos.

En las fiestas de Halloween, la comida es una parte muy especial. Sobre todo si es espeluznante y diabólica. Pero sobre todo ha de ser sorpendente para los niños e invitados.

Hoy os dejo estos vasitos de natillas de chocolate tenebrosas que además de cumplir con el requisito de la temática, están deliciosas. Os la recomiendo, y espero que disfrutéis mucho ese día con vuestros niños.

Ingredientes:

     -   200g de chocolate negro

     -   500ml de leche

     -   2 huevos M

     -   30g de maizena

     -   100g de azúcar

     -   chocolate negro rallado para adornar

     -   galletas para adornar

Diluimos la mizena en una poquita de la leche fría. El resto de la leche la ponemos en un cazo con el chocolate y el azúcar hasta que se funda a fuego suave.

Por otro lado batimos los huevos y les añadimos la harina de maíz diluida en la leche. La mezclamos bien y la añadimos al cazo con el chocolate. La ponemos en el fuego y la dejamos hervir hasta que espese un poco , dándole vueltas continuamente para que no se pegue.La servimos en vasitos sin llenarlos del todo y dejamos enfriar .

La decoramos con una galleta donde hemos escrito con chocolate deretido RIP, y con chocolate rallado.

La servimos bien fresquita.

¡Están buenísimas!

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

Hoy tenemos una receta de salmón en papillotte con verduras de temporada muy baja en calorías y muy sana, además de muy sabrosa.

No debemos de olvidar que tenemos que comer pescado al menos 2 veces a la semana, y el salmón es un pescado con una gran cantidad de nutrientes , rico en aceites esenciales y omega, altamente recomendable.


Y si además lo hacemos en papillotte, mucho más sano y bajo en calorías.

Esta es la receta que nos han pedido Rocío, del blog Chismes y cacharros para el desafio en la cocina de este mes. Un pescado en papillote con verduras de temporada. 

Este salmón ha quedado estupendo. Si queréis ver el resto de recetas pinchad aquí.

Ingredientes:

     -   2 lomos de salmón

     -   1 puerro

     -   judías verdes

     -   zanahorias

     -   calabaza

     -   medio calabacín

     -   sal al gusto

     -   pimienta molida al gusto

     -   eneldo seco

     -   aceite de oliva virgen

     -   papel de horno para el papillotte

Picamos todas las verduras en juliana (tiras finas)

Ponemos la verdura en el centro del papel de horno. Colocamos encima los lomos de salmón espolvoreados con sal y pimienta molida al gusto. Espolvoreamos con eneldo seco. Lo regamos todo con un chorrito de aceite de oliva y cerramos el papillote bien. 

Los metemos en el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo, unos 13- 15 minutos. Verás que los paquete se inflan un poco.

Los sacamos y servimos con el papel encima de un plato.

¡Queda ríquísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


Este bizcocho es conocido por el nombre Lemon Pound Cake, y es el más famoso de los bizcochos de la cadena americana Starbucks y también muy famoso en la red.
Tenía ganas de probarlo y al pedirme mi hijo un bizcocho de limón, decidí hacer éste y ver si queda tan rico como dicen.
Es facilísimo, un bizcocho jugoso y con un potente sabor a limón gracias al almíbar y el glaseado que lo recubre. A mi hijo le ha encantado, y al resto de la familia también.
Os lo recomiendo si sois amantes del limón.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

Ingredientes para un molde de 24x10 cm:
Para el bizcocho:
     -   200g de harina común
     -   200g de azúcar
     -   110g de mantequilla a temperatura ambiente
     -   una pizca de sal
     -   10g de levadura química en polvo (polvo de hornear)
     -   125g de nata para montar
     -   3 huevos L
     -   ralladura de 2 limones
     -   2 cucharadas soperas de zumo de limón
Para el almíbar:
     -   75g de azúcar
     -   5 cucharadas de zumo de limón
Para el glaseado:
     -   120g de azúcar glas
     -   2-3 cucharadas de zumo de limón
Rallamos la piel de los 2 limones y los exprimimos. Lo reservamos.
En un bol, ponemos la harina tamizada junto con la levadura.
En otro bol, ponemos el azúcar junto con la mantequilla blanda. Las batimos juntas hasta que se forme una cremita, añadimos la ralladura de los 2 limones y mezclamos.
Añadimos los huevos de uno en uno y lo seguimos batieno, ponemos la nata y las 2 cucharadas de zumo de limón.
Ponemos por último la harina tamizada junto con la levadura y mezclamos todo bien. La vertemos en el molde que previamente hemos forrado con papel de horno, si es de silicona, solo es necesario untarlo un poquito con mantequilla derretida y lo horneamos, con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo sin aire, durante 45-50 minutos. El tiempo dependerá de cada horno. Comprobaremos que está hecho pinchandolo con un palillo y si sale manchado, lo dejaremos unos minutos más.
Hacemos el almíbar poniendo el azúcar y el zumo de limón en un vaso, lo calentamos en el microondas a 800w unos segundos, solo hasta que el azúcar se haya diluido. Tambien podemos hacerlo en un cazo al fuego.
Pinchamos con un palillo, la parte de arriba del bizcocho y le echamos el almíbar por encima.
Dejamos que se enfríe y lo desmoldamos.
Hacemos el glaseado mezclando el azúcar glas con el zumo de limón. Le vamos echando el zumo poco a poco, para que no se nos quede demasiado líquido. Queremos un glaseado espeso. Se lo ponemos por encima y  dejamos que seque un poco antes de consumirlo. Loadornamos con ralladura de limón por encima.
¡Como podéis ver queda riquísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal deYouTube


 

La receta de hoy, es muy fácil y sabrosa, unos chipirones encebollados que son perfectos para un aperitivo o para una comida, acompañados de una buena ensalada o de arroz blanco, pero eso si, el pan que no falte, porque la salsa está riquísima y seguro que vas a mojar bastante. 

Tampoco te puedes perder los calamares en su tinta que tengo en el blog o en salsa de mostaza, así tienes para elgir el que más te guste. En casa nos gustan todos, aunque yo los prefiero encebollados. 

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

                 

Ingredientes:

     -   1 kg de chipirones

     -   2 cebollas medianas

     -   1 pimiento verde grande

     -   3 dientes de ajo

     -   1 vasito de vino blanco o brandy

     -   1 cucharadita de harina

     -   1 cucharadita de pimentón dulce o picante (opcional)

     -   sal al gusto

     -   aceite de oliva virgen

Limpiamos bien los chipirones.

Picamos los ajitos en trozos pequeñitos. La cebolla y el pimiento los picamos en juliana (tiras finas).

En una sartén, ponemos un poco de aceite y freímos los ajos, la cebolla y el pimiento con un poquito de sal. Dejamos que se hagan a fuego medio-bajo.

Mientras, en otra saltén salteamos los chipirones con un poquito de aceite y un poquito de sal a fuego fuerte. cuando estén salteados los añadimos a la sartén donde tenemos la cebolla ya doradita.

Les añadimos el vino blanco o el brandy, dejamos que hiervan unos minutos, hasta que el vino reduzca y se evapore el alcoho, y salga una salsa melosita.

Recetificamos de sal si es necesario y los servimos acompañados de lo que nos guste. Pero el pan que no falte!

¡Quedan riquísimos!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Parece una tarta de queso, pero no lo es, no lleva queso entre sus ingredientes. Es una
tarta de yogur con almíbar de naranja,  ideal para aquellas personas que no gustan del queso. Aunque su textura es similar, es más esponjosa y jugosa con el almíbar de naranja que lleva.

Es una tarta ligera que puedes acompañar con fruta, chocolate o comerla así tal cual, que es como más me gusta a mi. No necesita nada más para ser un bocado dulde de lo más atractivo.

Además es sin gluten, por lo que es apta para los celíacos.

Te la recomiendo, te va a encantar!!

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

  


Ingredientes para un molde de 18cm:

Para la tarta:

     -   300g de yogur griego

     -   75g de azúcar

     -   3 yemas de huevo

     -   3 claras de huevo

     -   30g de maizena o harina normal

     -   1/2 cucharadita de polvo de hornear

     -   el jugo de medio limón

 Para el almíbar:

     -   40 g de azúcara

     -   zumo de 2 naranjas pequeñas o 1 grande    

 

Hacemos la tarta:

Batimos las claras a punto de nieve fuerte. Las reservamos.

En un bol, ponemos las yemas con el azúcar, las batimos hasta que blanqueen y doblen su volumen.

Añadimos el zumo de limón y el yogur. Ponemos la maizena tamizada con la levadura. Mezclamos y añadimos las claras montadas con movimientos envolventes.

Forramos el molde con papel de hornear y echamos la masa.

La horneamos a 160ºC durante 15 minutos. Bajamos la temperatura a 150ºC y la dejamos hacer 30 minutos más. La sacamos, dejamos enfriar.

Hacemos el almíbar:

Ponemos en un cazo el zumo de naranja y el azúcar. Dejamos que hierva hasta que se diluya el azúcar, y haya reducido a la mitad. Dejamos que temple y se lo ponemos por encima a la tarta. Reservamos un poquito para ponerselo por encima en el momento de servirla.

La dejamos en el frigorífico para servirla fresquita. 

¡Queda deliciosa!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube




Hoy comemos arroz. Un arroz con costillas de cerdo y coliflor muy tradicional de la comunidad Valenciana, donde los arroces son una cultura gastronómica.

El de hoy, puedes hacerlo, meloso, caldoso o seco, a tu gusto. Es un arroz muy sencillo y con poquitos ingredientes pero con un sabor estupendo, e ideal para comerlo cualquier día, se hace en poquísimo tiempo y el resultado es de 10.

Las costillas de cerdo le dan al arroz una textura muy melosa y la coliflor un sabor característico. Espero que os guste y te sirva de idea para comer cualquier día de la semana.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

  

Ingredientes:

     -   400g de arroz (100g por persona)

     -   1 litro de caldo de verdura (un poco más del doble que de arroz)

     -   300g de coliflor

     -   4 ajos tiernos o 2 puerros

     -   1 tomate maduro

     -   500g de costillas de cerdo troceadas

     -   1 cucharadita de pimentón dulce

     -   azafrán

     -   pimienta molida al gusto

     -   sal al gusto

     -   aeite de oliva virgen 

Cortamos la coliflro en ramitos. Troceamos los ajos tiernos y rallamos el tomate.

En una paellera o cazuela plana,ponemos un poco de aceite y sofreímos las costillas a las que hemos puesto un poco de sal y pimienta molida.

Cuando estén doradas añadimos los ajos troceados y dejamos que se sofrían un poco, añadimos la coliflor y sofreímos unos minutos. Incorporamos el tomate y dejamos que se fría unos minutos. Añadimos el pimentón, removemos y añadimos el arroz, lo sofreímos uno poquito y añadimos el caldo de verduras que tenemos caliente. Ponemos un poquito de azafán en polvo o colorante. 

Dejamos que hierva a fuego medio-fuerte unos 10 minutos. Bajamos el fuego a medio-bajo y dejamos que termine de hacerse y veamos que el arroz se ha quedado seco. Apagamos y dejamos reposar unos minutos.

Lo servimos enseguida y dsfrutaremos de un rico arroz.

¡Queda buenísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube






Hoy tenemos un postre clásico, muy sencillo y con un resultado estupendo. Un pudin de pan con manzana y pasas que está buenísimo. 

El pudín, se puede decir que es cocina de aprovechamiento, ya sea de pan del día anterior, o de magdalenas , galletas o bizcochos que se nos quedan un poquito duros. Una de esas recetas maravillosas surgida de la cocina de sobras y que es famosa en el mundo entero.

Aunque se suela hacer para aprovechar los restos de pan duro,  a día de hoy , yo suelo hacerlos simplemente por el placer de comerlo, pues nos gustan mucho en casa. Es un postre que se puede hacer con antelación y servir en el momento en que nos apetezca, por lo que es mjy cómodo cuando tienes invitados en casa.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

        

Ingredientes:

Para el pudin:

     -   750ml de leche entera

     -   5 huevos M

     -   90g de azúcar

     -   90g de pan del día anterior

     -   2 manzanas amarillas

     -   1 cucharadita de canela

     -   50g de uvas pasas

Para el caramelo:

     -   150g de azúcar

     -   1 cucharada de agua

Primero hacemos el caramelo: Ponemos el azúcar y la cucharada de agua en un cazo al fuego y dejamos que se derrita todo sin removerlo hasta que  se ponga dorado. Lo echamos en el fondo del molde.

Pelamos las manzanas y las cortamos en rodajas finas, les ponemos una cucharada de azúcar y las metemos en el microondas unos 8 minutos al máximo de potencia.

En un cuenco ponemos el pan cortado en rodajas, añadimos las uvas pasas, la leche, el azúcar y la cucharadita de canela. Dejamos reposar hasta que el pan esté tierno. Añadimos los huevos y mezclamos con las varillas manuales.  Por último añadimos la manzana cocida al microondas.

Lo echamos todo en el molde encima del caramelo, lo tapamos con papel aluminio y lo horneamos  al baños maria unos 50-60minutos con el horno precalentado a 175ºC.

Lo sacamos dejamos que enfrie a temperatura ambiente, lo cubrimos con film y lo dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente. Lo demoldamos y lo acompañamos de nata montada. 

¡Queda buenísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Os dejo la versión de este pudin que ha hecho el blog Cocinando para ellos. Le han quedado perfectos!! Gracias!!


La pastela moruna, es considerada como uno de lo logros más importantes de la cocina marroquí y un clásico dentro de su gastronomía.
Es un plato un poquito delicado y entretenido en su elaboración, por eso se suele servir en fiestas y en ocasiones especiales.
Su sabor es muy especial, debido a su mezcla de sabores dulce-salado, ya que se suele espolvorear por encima con una mezcla de canela y azúcar. Que yo no le he puesto porque en casa nos gusta más así, tal cuál, sin espolvorear por encima, pero que vosotros podéis probarla con ella.
Esta receta de pastela me la dio la mamá de uno de los alumnos de mi marido, pero...no os riáis... me dio la receta en su idioma...con lo que tuve que pedir la traducción a una de las alumnas de 6º (Salma), además las cantidades eran muy grandes, me tocó reducirlas. Que me perdonen si no quedó exactamente como en la receta,  aún así quedó deliciosa, ¡¡Gracias a las dos!!


Ingredientes:
     -   2 muslos de pollo
     -   1 zanahoria para cocer el pollo
     -   1 cebolla pequeña para cocer el pollo
     -    perejil para cocer el pollo
     -   cilantro para cocer el pollo
     -   100g de uvas pasas sin hueso
     -   1/2 cebolla 
     -   100g de almendras troceadas en cuadritos
     -   5-6 hojas de pasta brick
     -   3 huevos
     -   1 cucharadita de Ras El Hanout
     -   1 cucharadita de canela en polvo
     -   1 cucharada sopera de azúcar moreno
     -   1 cucharada de cilantro picado
     -   sal
     -   aceite de oliva virgen
     -   azúcar glas para espolvorear
     -   canela molida para espolvorear
Primero ponemos el pollo en la olla exprés con la cebolla, la zanahoria, el perejil, el cilantro, agua y sal a cocer al menos 15 minutos. 
Sacamos el pollo y lo deshuesamos y picamos la carne en trocitos. La reservamos. El caldo lo congelamos para hacer sopa o para hacer cualquier otra comida.
En una sartén ponemos las almendras picadas y las vamos tostando con cuidado para que no se quemen, moviéndolas constantemente hasta que cojan un color dorado. Las reservamos.
En una sartén ponemos un poquito aceite de oliva y sofreímos la cebolla picadita.
Añadimos el pollo, un poquito de cilantro picado y las almendras tostadas. Lo rehogamos todo.
Añadimos una cucharada sopera de azúcar moreno, una cucharadita de canela molida, una cucharadita de Ras El Hanout y las uvas pasas. Movemos todo bien y dejamos que se integren todos los sabores.
Montamos la pastela: 
Batimos los tres huevos.
Cogemos tres láminas de pasta brick y las vamos untando una a una con huevo batido ( las otras otras las dejamos tapadas para que no se sequen).
Las ponemos en un molde desmontable una encima de otra.
Echamos la carne de pollo dentro. Untamos con huevo batido otras dos láminas de pasta brick y las reservamos.
Le ponemos por encima los huevos batidos que nos han sobrado de pintar las láminas con una poquita sal.
 Tapamos con las otras dos láminas de pasta brick .Cerramos bien recogiendo los bordes hacia dentro. 
La metemos al horno previamente precalentado a 180º unos 15-20 minutos, hasta que veamos que está dorada.
Una vez fuera del horno se puede espolvorear con azúcar glas y canela molida. Yo no lo he hecho pues a mis hijos no les gustaba mucho esa opción, pero os seguro que le queda fantástico ese contraste dulce-salado, yo se lo puse a mi trozo y me encantó.
Y a vosotros... ¿Os apetece un trozo?
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Os dejo aquí la versión de la pastela hecha por mi querida Macu, una amiga fantástica, divertida, cariñosa...un encanto de persona, que tiene un blog tan encantador como ella Recetas de Macumani. Pasaos y veréis que lo que digo es cierto!!