Merengues de vainilla y chocolate. Julia y sus recetas
Los merengues horneados de distintos colores y sabores, son muy útiles, para comerlos tal cual como postre o para decorar tartas o pasteles. 
Se tarda poco tiempo en hacerlos, el mayor tiempo se tarta en cocerlos, pero como lo hace el horno solo, no tenemos que estar muy pendientes de ellos.
Yo hoy los he hecho de dos colores y sabores, pero podéis hacerlos de tantos colores y sabores como os apetezca y el procedimiento es el mismo.

Esta es la receta que le he robado a La cocina violeta de Carol en el Asaltablog de este mes. Son adictivos y están tan ricos que en casa han desaparecido en poquísimo tiempo. Ha sido un placer pasar por tu cocina Carol, muy ricas tus recetas.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes:
     -   2 claras de huevo
     -   una pizca de sal 
     -   125g de azúcar
     -   1 cucharadita de maizena, 10 g
     -   esencia de vainilla
     -   colorante amarillo
     -   1 cucharadita de cacao en polvo
     -   1 cucharadita de canela molida para los de chocolate
Batimos las claras a punto de nieve, cuando empiecen a espumar añadimos el azúcar poco a poco mientras vamos batiendo hasta formar un merengue espeso. Añadimos la maizena tamizada y seguimos batiendo hasta incorporarla bien. 
Dividimos el merengue en dos partes, a una le añadimos la esencia de vainilla y el colorante amarillo y a la otra el cacao en polvo y la canela molida. 
Lo ponemos en dos mangas pasteleras y vamos haciendo montoncitos en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear o en moldes pequeñitos de magdalenas.
Los horneamos con el horno precalentado a 100ºC, unas 2 horas con calor solo abajo y la bandeja en el centro del horno.
Apagamos el horno y los dejamos reposar dentro con el horno apagado y la puerta ligeramente abierta,  1 hora más.
¡Quedan bonitos y ricos!
¡Y crujientes!
Quizás os apetezca ver también estos vídeos. Si os gustan podéis suscribiros gratuitamente a mi canal de youtube.
Merengue francés básico
Trucha marinada al eneldo. Julia y sus recetas
La trucha es un pescado de río similar al salmón, con la textura y el aspecto muy parecido, pero para mi gusto más sabrosa y fina. 
Tengo esta receta de trucha marinada al eneldo, en borradores desde la Navidad, publiqué el vídeo y la receta escrita se me quedó  olvidada entre otras muchas que tengo almacenadas. 
Es la misma receta que yo uso para hacer el salmón, la diferencia está en el tiempo del marinado, que en este caso por ser más pequeña debe de ser menor.
El resultado es espectacular, muy rica y muy sabrosa.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.


Ingredientes:
     -   1 trucha grande hecha dos filetes
     -   500g de sal gruesa
     -   200g de azúcar
     -   eneldo seco o fresco
Limpiamos de raspas los filetes de trucha.
Mezclamos la sal con el azúcar.
En una fuente donde quepan los filetes estirados ponemos una capa de sal y azúcar, más o menos la mitad. Colocamos los filetes encima por la parte de la piel. Los espolvoreamos con eneldo por toda la superficie y cubrimos con el resto de la sal.
Lo tapamos con film transparente y le ponemos un peso encima, dos brick de leche, por ejemplo. Lo metemos en el frigorífico y lo dejamos 24 horas.
Pasado ese tiempo, la sacamos de la sal, la lavamos en el grifo de agua, la secamos bien con papel de cocina y la partimos en lonchas finitas.

La servimos y la guardamos acompañada de aceite de oliva virgen.
¡Una delicia!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube.


Hoy comemos verdura, pero de forma diferente. A ver que os parece este hojaldre de calabacín y queso fresco...
Lo tiene todo, es fácil, se hace en poquísimo tiempo, aunque creamos que el calabacín es un poquito soso, preparado de esta manera queda muy rico y sabroso. Es una forma diferente de comer vegetales y gustará a grandes y pequeños.
Lo podemos poner como entrante en cenas informales y en frío o en caliente para una cenita en familia. Ideal para llevarlo al campo o a la piscina este verano, porque también puede ser una comida de tuppers.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes:
     -   1 lámina de hojaldre
     -   2 calabacines medianos
     -   250g de requesón o queso fresco
     -   125g de yogur natural sin azúcar
     -   tomillo molido
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   aceite de oliva virgen
     -   crema de vinagre balsámico (opcional)
Lavamos el calabacín, lo secamos y lo cortamos en rodajas finas. Les ponemos un poco de sal. Ponemos un poco de aceite en la plancha y hacemos los calabacines un poquito, no demasiado porque luego irán al horno.
Doblamos un poquito los bordes del hojaldre por los lados, hacia adentro. Lo pinchamos por el fondo con un tenedor y lo cubrimos con el yogur natural.
Colocamos las rodajas de calabacín por encima, cubrimos con el requesón desmenuzado por encima de los calabacines, espolvoreamos con sal, pimienta y tomillo molido por encima.
Lo horneamos con el horno precalentado a 200ºC , con calor arriba y abajo, sin aire unos 15-20 minutos. Cuando el hojaldre esté dorado y el queso también, lo sacamos y listo para comer así tal cual o le podemos poner por encima un chorrito de crema de balsámico. Mirad que corte tiene más rico.
¡Está riquísimo!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube.
Tarta mousse de chocolate blanco con fresas. Julia y sus recetas
La mousse , es un vocablo francés que significa "espuma", precisamente por la textura de esta preparación. Es liviana, ligera y muy suave.
La mousse, puede ser dulce o salada, cuando son dulces se hacen generalmente con claras de huevo batidas a punto de nieve y nata montada o crema batida.
La más famosa de todas, aparece por primera vez en un recetario en el año 1775, por el cocinero francés Menon. Y a partir de ahí han salido muchas más  y la más famosa la de chocolate.
Yo he elegido precisamente la mousse de chocolate blanco para hacer la tarta que nos piden en el Desafío en la cocina de este mes. Un desafío muy especial porque cumplimos años, 7 años ya...

Y para celebrarlo, Carolina, del blog Tomillo , laurel y otras cosas que comer, nos ha pedido que  hagamos una tarta mousse de lo que más nos guste, y como a nosotros nos gustan todas he elegido esta mousse de chocolate blanco rellena de fresas que está para relamerse de rica.
Si queréis ver el resto de recetas pinchad en este enlace.
Ingredientes para un molde de 20cm:
Para la base:
     -   bizcocho de chocolate al microondas (receta aquí
Para la mousse:
     -   160g de crema inglesa (receta aquí)
     -   220g de chocolate blanco
     -   400g de nata para montar (crema de leche)
     -   2 claras de huevo
     -   4g de gelatina neutra
     -   2 cucharadas de agua
Para el relleno:
     -   150g de fresas
     -   100g de agua
     -   100g de azúcar
Para el glaseado de chocolate blanco:
     -   60g de leche
     -   50g de nata líquida (crema de leche)
     -   180g de chocolate blanco de cobertura
     -   3g de gelatina neutra
     -   2 cucharadas de agua
Hacemos la crema inglesa el día anterior tal como dice la receta.
Hacemos el bizcocho como dice la receta. Lo dejamos enfriar.
Hacemos el relleno de fresas:
En un cazo ponemos el agua y el azúcar, lo llevamos al fuego, cuando empiece a hervir lo dejamos cocer 2-3 minutos, añadimos las fresas y las cocemos a fuego lento un minuto más. Las escurrimos y reservamos el almíbar por un lado y las fresas por otro.
Ponemos el bizcocho en el molde y lo remojamos con el almíbar de las fresas.
Hacemos la mousse:
Montamos la nata. Montamos las claras de huevo. Las reservamos.
Ponemos la gelatina en remojo en las dos cucharadas de agua fría durante 5 minutos.
Calentamos la crema inglesa en el microondas y añadimos la gelatina que hemos calentado 40 segundo en el microondas, la movemos bien para que quede bien integrada.
Derretimos el chocolate al baño maría o al microondas. Le añadimos la crema inglesa al chocolate y mezclamos bien. Añadimos la nata montada y por último las claras de huevo con movimientos envolventes.
Echamos la mitad de la mousse, ponemos las fresas en el centro y añadimos el resto de la mousse encima y la dejamos en el frigorífico al menos durante 4 horas, o mejor el día anterior. Yo suelo meter  la tarta en el congelador y la congelo durante 4 horas. Así se pondrá mejor la cobertura.
Hacemos la cobertura de chocolate:
Ponemos la gelatina en remojo en las dos cucharadas de  agua fría durante 5 minutos.
Derretimos el chocolate junto con la leche en el microondas hasta que esté bien diluido. Añadimos la gelatina que hemos calentado 40 segundos en el microondas o al baño maría y mezclamos bien. Dejamos que temple un poquito.
Desmoldamos la tarta , la colocamos en alto con una bandeja debajo y la cubrimos con el glaseado. La dejamos enfriar en el frigorífico y la decoramos a nuestro gusto. Yo le he puesto fresas frescas y hojas de menta. 
¡Es deliciosa esta tarta!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube.

Crema inglesa. Julia y sus recetas
La crema inglesa es una salsa tradicional de la cocina inglesa, su ingredientes base son yemas de huevo, leche y vainilla, y se utiliza como base para muchos dulces y helados, para rellenos de tartas y como natillas claritas para acompañar dulces...
Un básico en repostería, que aunque se parezca a las natillas o la crema pastelera, la diferencia principal es su textura, mucho más fina y sin utilizar espesantes, por lo que sale más líquida, incluso después de enfriar.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes:
     -   500ml de leche
     -   4-5 yemas de huevo
     -   75g de azúcar
     -   1 vaina de vainilla
En un cazo ponemos la leche y la vaina de vainilla, la llevamos al fuego y la dejamos hasta que empiece a hervir, la retiramos del fuego. La dejamos infusionar unos minutos y retiramos la vaina de vainilla.
En un bol ponemos las yemas de huevo y el azúcar, las batimos con las varillas a mano hasta que blanqueen, añadimos un poco de la leche infusionada con la vainilla, mezclamos bien y seguidamente lo añadimos al resto de la  leche. 
Lo llevamos otra vez al fuego medio bajo, nº 6 en mi vitrocerámica, y lo dejamos cocer hasta que empiece a espesar dándole vueltas continuamente para que no se pegue.  Unos 5 minutos más o menos.
La colamos con un colador fino y la dejamos enfriar, luego la metemos en el frigorífico. Mejor utilizarla de un día para otro.
¡Queda estupenda!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube.
Pollo strogonoff. Julia y sus recetas
La receta tradicional de Strogonoff, se hace generalmente con buey o con ternera, pero este pollo strogonoff queda tan rico o más que con ternera y además mucho más blandito.
Es una receta de origen ruso, y data del S. XIX y fue inventada por un chef al servicio del conde Pável, un general ruso. Éste inventó la receta mientras participaba en una competición de cocina.
De Rusia, se extendió a China y de aquí a los EEUU , gracias a las corrientes migratorias. Por lo que hay muchas y diferentes versiones de esta receta.
Aquí os dejo la mía, a nosotros nos ha encantado.
Ingredientes:
     -   500g de filetes finos de pollo
     -   250g de champiñones frescos o en conserva
     -   1 cebolla mediana
     -   2 cucharadas soperas de tomate natural triturado
     -   1 cucharada de mostaza
     -   1 cucharadita de jugo concentrado de carne (bovril)
     -   una pizca de nuez moscada
     -   1 cucharadita de pimentón
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   un chorrito de coñac
     -   2 cucharadas soperas de agua.
     -   150ml de nata líquida para cocinar
     -   aceite de oliva virgen
     -   arroz para acompañar
Cortamos los filetes en lonchas finas. Cortamos los champiñones en cuartos.
En una olla, ponemos un poco de aceite y sofreímos la cebolla muy picadita, añadimos los filetes con un poco de sal y pimienta, y los dejamos que doren un poquito, añadimos los champiñones y dejamos que sofrían un poquito. Ponemos el tomate triturado, el chorrito de coñac, el bovril, la mostaza, el pimentón, y un poco de agua.
Dejamos que cueza durante 15 minutos. Cuando la carne esté tierna y haya reducido la salsa añadimos la nata y dejamos cocer 2-3 minutos más.
Cocemos el arroz con agua y sal, lo escurrimos y lo servimos acompañando la carne.
¡Queda buenísimo!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube.

Bizcocho de chocolate con canela. Julia y sus recetas
Comenzamos la semana con un rico bizcocho de chocolate y canela. Muy esponjoso y con un agradable sabor a chocolate y olor a canela.
Un bizcocho que te recomiendo y que debes probar porque cuando lo hagas pasará a ocupar un lugar preferente entre tus recetas de bizcocho.
Bañado por una suave crema de chocolate negro o blanco, como tu prefieras, hace de él un bocado exquisito, jugoso y sabroso. 
Es una receta antigua del blog, pero con la versión chocolate negro. Así tenéis las dos versiones.
Os encantará ,ya me lo diréis!!
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes:
Para el bizcocho:
     -   200g de harina todo uso
     -   50g de cacao puro en polvo
     -   8g de levadura química en polvo, polvo de hornear
     -   250g de azúcar
     -   1 cucharadita de canela molida
     -   250ml de leche
     -   2 huevos M
     -   200g de margarina
Para la cobertura:
     -   150 ml de nata para montar
     -   200g de chocolate negro o blanco
     -   50g de mantequilla
 Hacemos el bizcocho:
 En un bol ponemos los huevos y el azúcar, lo batimos ben con las varillas hasta que blanqueen y doblen su volumen. Añadimos la mantequilla derretida, mezclamos y añadimos el cacao en polvo y la canela molida. 
Vamos añadiendo la leche y la harina tamizada con la levadura poco a poco , mientras mezclamos hasta terminarlas todas.
Untamos un molde con mantequilla y harina y echamos la masa.Lo horneamos , con el horno precalentado a 175ºC unos 45 minutos. Lo sacamos y dejamos que se enfríe. Lo desmoldamos.
Hacemos la cobertura:
En un cazo , ponemos la nata y el chocolate, lo llevamos a fuego lento y dejamos que se derrita todo. Lo retiramos del fuego y añadimos la mantequilla. Mezclamos y dejamos que se temple.
La echamos encima del bizcocho una vez frío. Le podemos poner unas lágrimas o fideos de chocolate por encima.
La podéis hacer con chocolate negro o con chocolate blanco, a vuestro gusto.
¡Queda riquísimo!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube
     
Frixuelos asturianos. Julia y sus recetas
Los frixuelos son un postre típico gallego hechos a base de harina, leche y huevos. Aunque se les asocia generalmente con Asturias, también se dan en otras zonas del norte de España como Cantabria y León. 
Aunque se pueden comer en cualquier época del año, estas obleas dulces se suelen hacer para el Carnaval. En esos días en que se está de fiestas y se queman muchas energías un buen desayuno con frixuelos hace que recuperemos la fuerzas perdidas.
Son muy parecidos a las crepês francesas, pero los frixuelos tienen un sabor propio y original, el que le da el licor de anís,  que los hace diferentes y para mi gusto mucho más ricos.

Cómo este mes La cocina TS, nos ha pedido hacer platos españoles que no lleven lactosa, me ha apetecido hacer unos frixuelos sin lactosa y han quedado deliciosos. #sinlácteosTS.
Si no sois intolerantes a la lactosa, solo tenéis que cambiar una leche por otra, no cambiará nada la receta.
Si queréis ver el resto de recetas pinchad aquí.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
    
Ingredientes:
     -   100g de harina normal
     -   2 huevos
     -   250ml de leche de soja o de almendras
     -   ralladura de 1/2 limón
     -   1 cucharada sopera de licor de anís
     -   1 cucharada sopera de azúcar
     -   una pizca de sal
Batimos en la batidora los huevos, el azúcar, sal, ralladura, leche, anís y la harina. Lo dejamos reposar 1 hora.
Manchamos la sartén con aceite o mantequilla, y retiramos el sobrante con un papel.
La ponemos a calentar y echamos unas dos cucharadas de masa , movemos rápidamente la sartén , en círculos, para que se extienda por todo el fondo y lo dejamos cuajar medio minuto, cuando veamos que hace burbujitas,  le damos la vuelta y cuajamos otro medio minuto hasta que se dore por los dos lados. Cuando veamos que los bordes se despegan bien de las paredes estarán listos.
Los asacamos de la sartén y los colocamos en un plato y los ponemos unos encima de otros.
Los comemos tal cual espolvoreados con azúcar o rellenos de lo que nos guste... a mi me gustan con miel...
¡Quedan riquísimos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.