Leche frita sin gluten. Julia y sus recetas
La leche frita, un dulce tradicional que disfrutamos especialmente en estas fechas de S. Santa. Pero esta vez os la dejo sin gluten. Especial para los intolerantes al gluten y por supuesto para todos a los que os guste este dulce. Porque con gluten o sin gluten, este postre es una maravilla.
Con una textura suave y gelatinosa queda perfecta. Y para los intolerantes a la lactosa, solo tenéis que poner leche sin lactosa o alguna bebida de arroz, almendra o similares y también queda muy rica.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
   
Ingredientes:
     -   1 litro de leche entera
     -   100g de maizena
     -   120g de azúcar
     -   1 rama de canela
     -   1piel de limon
     -   1-2 huevos para rebozar
     -   maizena para ebozar
     -   azúcar para rebozar
     -   canela molida
     -   aceite para freír
Diluimos la maizena en un poco de la leche fría y la reservamos. El resto de la leche la ponemos al fuego con la rama de canela , la piel de limón y el azúcar. Cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y le añadimos la maizena diluida en la otra leche.
La llevamos al fuego otra vez y dejamos que espese, unos 5-10 minutos dándole vueltas continuamente. La retiramos del fuego y retiramos el palo de canela y la piel de limón.
La echamos en un recipiente rectangular y dejamos que enfríe completamente. La dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente.
La cortamos en cuadritos o rectángulos, la pasamos por maizena, y por huevo batido y la freímos en aceite bien caliente.
La dejamos sobre papel de cocina y la pasamos por azúcar mezclada con canela.
La servimos bien fresquita.
¡Queda deliciosa!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Crema de salmón. Julia y sus recetas
Esta receta, más que una crema propiamente dicha, es como un paté de salmón ahumado, pero más cremoso y suave de textura, de ahí su nombre, crema de salmón ahumado.
Se puede utilizar para rellenar tartaletas o vol-au-vent, canutillos... y para untar tostas o canapés. Ideal para hacer aperitivos fríos. Seguro que os va a gustar mucho.
Ingredientes:
     -   150g de queso crema sabor salmón
     -   4 cucharadas soperas de mayonesa
     -   salmón ahumado  en trocitos
Ponemos el queso crema y la mayonesa en un bol y los batimos bien con las varillas. 
Cuanto estén bien integrados, añadimos el salmón ahumado picadito en trozos pequeñitos.
Lo mezclamos todo bien y ya tenemos una crema de salmón ahumado rica, rica.
¡Queda muy rica!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Torrijas de leche de coco. Julia y sus recetas
Hoy tenemos un dulce tradicional de S. Santa , pero con un toque diferente. Unas torrijas de leche de coco deliciosas. Muy sencillas de hacer y además muy rápidas. Pues no tenemos que aromatizar la leche con canela , solo calentarla un poquito y dejarlas reposar.

El resultado son unas torrijas espectaculares, con un suave sabor a coco y muy fáciles de hacer. Son aptas para personas intolerantes a la lactosa y eso es importante para que esas personas puedan disfrutat de este rico dulce.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
Ingredientes:
     -   1 barra de pan del día anterior
     -   500 ml de leche de coco
     -   2 cucharadas soperas de azúcar
     -   2-3 huevos
     -   coco rallado para rebozar
     -   azúcar para rebozar
     -   aceite de oliva para freír
Cortamos el pan en rodajas del grosor que nos guste.
En un cazo ponemos la leche de coco y el azúcar. Si la leche es muy espesa podemos aligererla con un poco de leche normar.  La calentamos al fuego hasta que se diluya el azúcar, no es necesario que hierva.
Colocamos las rodajas de pan en una cuenco y las rociamos con la leche de coco caliente. Las dejamos reposar  al menos 1 hora, hasta que veamos que  el pan se ha empapado y queda blando pero sin que se rompa.
Las sacamos las pasamos por los huevos batidos y las frímos en  aceite bien caliente hasta que se vena doradas por los dos lados.
Mezclamos el coco rallado con un poco de azúcar y rebozamos las torrijas en esa mezcla.
Las dejamos enfriara y ya podemos disfrutar de este rico postre.
¡Te las recomiendo!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Pan de espelta integral con semillas. Julia y sus recetas
Hoy os traigo un pan de harina de espelta que queda estupendo para comer o para tostadas. Sano, rico y fácil.
La espelta es una variedad de trigo pero con un valor nutricional mucho más alto y mucho más digestiva que el trigo.
Su sabor ligeramente dulce le da un toque al pan que recuerda al sabor de la nuez. Y aunque tiene menos cantidad de gluten que el trigo no es apta para celíacos.
Es una buena alternativa para aquellas personas que deseen cuidarse y comer bien.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
  

Ingredientes:
     -   300g de harina de espelta
     -   200g de harina de fuerza
     -   2 cucharaditas de sal
     -   2 cucharadas soperas  sirope de ágave
     -   7 g de levadura seca liofilizada
     -   310 ml de agua templada
     -   30g de aceite de oliva
     -   40g de semillas variadas
En panificadora:
En la cubeta de la panificadora ponemos primero los líquidos, el agua y el aceite, añadimos la sal y el sirope de ágave o miel, añadimos la harina de espelta y encima la harina de fuerza.
Hacemos un hueco en el centro y añadimos la levadura.
Las semillas las echaremos cuando nos pite la máquina que será más o menos 1 hora después.
Programamos el programa integral, el mío el nº 3, seleccionamos el peso de 1 Kg y el tostado fuerte.
La dejamos trabajar y cuando pite le añadimos las semillas y dejamos que termine el programa.
Una vez terminado y cuando haya templado el pan le quitamos las palas y listo para comer.
De forma tradicional:
Ponemos las harinas en un bol y hacemos un hueco en el centro. Añadimos la sal, el aceite, el sirope de ágave o miel y el agua templada donde hemos diluido la levadura. 
Amasamos un poco hasta que se mezclen los ingredientes y la volvamos en la mesa de trabajo. 
Amasamos unos 10-12 minutos, hasta que quede lisa y elástica. le añadimos las semillas y amasamos unos minutos hasta que se integren todas.
La ponemos en un bol y la dejamos levar hasta que doble su volumen. La volvemos a amasar un poco para desgasificarla y formamos el pan, podemos ponerlo en un molde o darle forma redondeada u ovalada. Le damos unos cortes por arriba y lo espolvoreamos con semillas. Dejamos que leve otra vez hasta que doble su volumen.
Precalentamos el horno a 220ºC y con un bol de agua dentro. Metemos el pan y bajamos la temperatura a 200ºC, lo horneamos unos 30 minutos.
¡Queda muy rico!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Natillas caseras sin harina. Sin gluten. Julia y sus recetas
La receta que os traigo hoy, natillas caseras sin harina,  es una de esasa recetas tradicionales, un postre clásico de toda la vida y que generalmente la comemos en época de S. Santa, y no sé, por qué, con lo buenas que están, podemos comerlas durante todo el año.

Cómo todo dulce tradiciona, tiene muy pocos ingredientes y que todos tenemos en casa. Leche, huevos y azúcar, y poco más. Quizás echeis en falta la harina, pero con esta receta no es necesario ponerla, aunque veais que quedan un poco líquidas en caliente, comprovaréis que al enfriar toman la consistencia perfecta... además son aptas para celíacos.
Ingredientes:
     -   4 yemas de huevo
     -   500ml de leche
     -   150g de azúcar
     -   1 palito de canela
     -   una piel de limón
     -   canela molida
Separamos las claras de las yemas de huevo. Solo vamos a utilizar las yemas, las claras las reservamos para otra elavoración.
Ponemos las yemas en un bol y las batimos junto con el azúcar hasta que se forme una crema blanquecina.
En un cazo ponemos la leche con el palito de canela y la piel de limón, la llevamos al fuego hasta que hierva. La retiramos del fuego y la vamos añadiendo a la crema de yemas poco a poco mientras removemos bien.
Lo llevamos al fuego medio y sin parar de remover dejamos que  espese procurando que la mezcla no rompa a hervir en ingún momento. NO DEBE HERVIR.
Cuando veamos que ha espesado ligeramente , la retiramos del fuego, seguimos removiendo al menos 5 minutos más  y le quitamos el palito de canela.
La repartimos en cuencos, dejamos que enfríen a temperatura ambiente y luego las metemos en el frigorífico. Quedan un poquito más líquidas que con harina, pero mucho más buenas.
Las servimos bien fresquitas, espolvoreadas con canela molida.
¡Quedan deliciosas!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Lasaña de verduras en sartén. Julia y sus recetas
La lasaña, en casa, es uno de nuestros platos favoritos. Nos gusta mucho la de carne, pero también nos gusta de cualquier otro relleno. Como la de hoy, de verduras.
Hoy la vamos a preparar en sartén, para todas las personas que no les apetezca encender el horno o no lo tengan en casa.
Es una receta muy sencilla y sobre todo rápida. Para esos días en los que te apetecer comer lasaña y no tienes ganas de complicarte o de encender el horno. Además como no lleva bechamel, es mucho más rápida de hacer, aunque si os apetece, podéis ponerle un poco de bechamel, pero eso lo dejo a vuestra elección.
Para hacerla, solo hay que tener una buena sartén antiadherente, como la que he usado yo, una sartén Master cooper, que es una maravilla y ponerla a fuego suave y así tendremos una rica lañana en poquísimo tiempo.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
   
Ingredientes:
     -   placas de lasaña
     -   1 pimiento rojo
     -   1/2 cebolla
     -   1 zanahoria
     -   1/2 calabacín
     -   50g de espinacas frescas
     -   brócoli
     -   mozzarella rallada o 4 quesos
     -   perejil picado (opcional)
     -   salsa de tomate frito (receta aquí)
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva virgen
Comenzamos cociendo las placas de lasaña siguiendo las instrucciones del fabricante.
Cocemos el brócoi un poquito hasta que esté "al dente". Picamos todas las verduras en trocito pequeños.
Hacemos la salsa de tomate como dice la receta o podemos ponerle de tomate frito comprado.
En una sartén ponemos un poco de aceite y sofreímos la cebolla picadita. añadimos el pimiento rojo y la zanahoria picados, cuando empiecen a dorara añadimos las espinacas troceadas y el calabacín. 
Dejamos que se hagan unos minutos y añadimos el brócoli y un poco de salsa de tomate frito. Lo rehogamos todo junto un minuto y lo retiramos del fuego.
En la otra sartén ponemos una capa de tomate frito, encima colocamos una capa de láminas de lasaña y la mitad del sofrito de verduras, ponemos otra capa de láminas de lasaña y el resto del sofrito de verduras. 
Colocamos otra capa de lasaña, la cubrimos con una capa fina de tomate frito y la espolvoreamos con abundante mozzarella rallada o 4 quesos. 
Tapamos la sartén con una tapadera y la llevamos al fuego lento unos 10 minutos. En el nº 6 en mi vitrocerámica.
Cuando veamos que el queso se ha derretido por encima, ya está lista para servir. 
¡Queda muy jugosa y rica!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Buñuelos de naranja. Julia y sus recetas
Entre la gran cantidad de dulces típicos del carnaval y cuaresma, los  buñuelos, y sobre todo los de naranja, son unos de los más ricos. Además como estamos en plena temporada y las naranjas son riquísimas, es el mejor momento de hacerlos.
Un postre sencillo y delicioso que gustará tanto a niños como a mayores. Una vez que pruebas uno , ya no puedes dejar de comerlos, son adictivos!!
Ideales para el postre o para la merienda acompañados de un buen café o té, disfrutaras mucho, tu y tus invitados.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
Ingredientes con gluten:
     -   1 naranja entera mediana
     -   3 huevos M
     -   1 yogur natural azucarado
     -   1 cucharada de aceite de oliva virgen
     -   una pizca de sal
     -   200g de harina normal todo uso
     -   15g de levadura química en polvo (polvo de hornear)
Ingredientes sin gluten:
     -   1 naranja entera mediana
     -   3 huevos M
     -   1 yogur natural azucarado
     -   1 cucharada de aceite de oliva virgen
     -   una pizca de sal
     -   100g de harina de arroz
     -   100g de harina de maíz refinada, (Maizena)
     -   15g de levadura química en polvo (polvo de hornear) 
Lavamos bien la naranja, la pelamos procurando no pillar la parte blanca, reservamos la piel amarilla y la pelamos quitandole toda la parte blanca. La ponemos en el vaso de la batidora junto con la piel naranja que hemos reservado.
Añadimos el yogur, los huevos, el aceite y la pizca de sal, trituramos todo junto y añadimos la harina tamizada junto con la levadura. (Igual para hacerlos sin gluten) Volvemos a triturarlo todo. La cantidad de harina es orientativa, dependerá de lo grande que sea la naranja y del zumo que ésta tenga...la vais añadiendo poco a poco y si necesita más se le añade y si necesita menos, pues se le pone menos... debe quedar una masa ni líquida ni espesa...como véis en el vídeo
Ponemos aceite a calentar en una sartén y con ayuda de una cucharilla vamos poniendo cucharadas de masa y la vamos friendo, hasta que estén dorados.
Los sacamos , dejamos sobre papel de cocina para que suelten el exceso de grasa y los pasamos por azúcar.
SIN GLUTEN:
La forma de elaborarlos es la misma que con gluten, solo hay que ponerles la harina sin gluten y freírlos en una sartén con aceite limpio y nuevo para que no queden restos de gluten.
Mirad que ricos quedan también.
 Quedan igual de esponjosos que los de harina con gluten.
Los dejamos enfriar y listos para disfrutarlos!!
¡Quedan riquísimos!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Patatas guisadas con mejillones. Julia y sus recetas
Hoy venimos con un plato de cuchara, unas patatas guisadas con mejillones, sencillas, sanas y muy sabrosas.
Un guiso delicioso y lleno de sabor , sin ningún tipo de complicación, pero con un resultado extraordinario.
Además es económico, los mejillones no tienen un precio excesivo, y podemos incluso poner de los que vienen congelados, aunque yo prefiero los frescos porque dan mucho más sabor.
Ingredientes:
     -   1 kg de patatas
     -   1 kg de mejillones frescos
     -   1 cebolla pequeña
     -   3 dientes de ajo
     -   1 pimiento rojo
     -   1 pimiento verde
     -   1 tomate pequeño
     -   2 hojas de laurel
     -   1 cucharadita de pimentón dulce
     -   1/2 vasito de vino blanco
     -   caldo de pescado(receta aquí)
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva virgen
Limpiamos los mejillones y los abrimos al vapor (ver receta aquí), unos minutos. Les quitamos la concha y los reservamos.
En una cazuela, ponemos un poco de aceite y freímos los ajos y la cebolla picaditos, añadimos los pimientos troceados y el tomate en trozos grandes, dejamos que se hagan unos minutos y añadimos las patatas, peladas y cortadas en rodajas gruesas.
Las rehogamos un poquito y añadimos el pimiento molido, le damos unas vueltas y ponemos el vino blanco, dejamos que hierva un poco para que se elimine el alcohol y añadimos el caldo de pescado.
Dejamos que hiervan hasta que las patatas estén tiernas y añadimos los mejillones que tenemos reservados, lo dejamos hervir todo junto 1-2 minutos , rectificamos de sal y las servimos calentitas.
¿Os apetecen? están buenísimas!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Bizcocho de avena, almendra y zanahoria. Julia y sus recetas
Hoy os dejo un bizcocho ideal para los que os gusta cuidaros, de avena, zanahoria y  almendra. Muy nutritivo y saludable.
Por un lado, la zanahoria es muy rica en betacarotenos, antioxidantes y diurética, con lo que nos ayuda a mantener bien nuestro organismo. Por otro, la avena es uno de los cereales más completos en cuanto a vitaminas y minerales y la almendra, igualmente, es rica en proteínas y minerales.
Si a todo ello, le añadimos que es un bizcocho muy jugoso y muy rico de sabor, entonces tenemos un desayuno ideal para los que hacen deporte o quieren cuidarse y permitirse un capricho dulce de vez en cuando sin poner en riesgo su dieta.
Ingredientes:
     -   3 huevos L
     -   130g de zanahoria rallada o muy picada
     -   80g de almendra molida
     -   120g de copos de avena finos
     -   80g de azúcar moreno
     -   80g de aceite de oliva virgen
     -   1/2 cucharadita de canela molida
     -   una pizca de sal
     -   12 g de levadura tipo roya o polvo de hornear
     -   almendra fileteada o en granillo, para adornar
Picamos la zanahoria con la picadora y la picamos. La ponemos en un bol alto, añadimos el aceite de oliva y la trituramos bien con la batidora hasta que esté hecha una pasta fina.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen. Les añadimos las pasta de zanahoria y mezclamos bien.
Le añadimos la avena, la levadura, la sal y la canela, mezclamos y por último añadimos la almendra molida. Mezclamos bien.
Untamos un molde con aceite de oliva y echamos la masa. Lo espolvoreamos con almendra laminada o en granillo por arriba.
La horneamos con el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo, sin aire unos 30 minutos más o menos, el tiempo depende de cada horno. A los 30 minutos comprueba pinchando con una brocheta, y si sale limpia está en su punto.
Si veis que se dora mucho por arriba lo podéis tapar con papel aluminio.
¡Os lo recomiendo, es muy rico!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
La receta de hoy, es un lomo de cerdo relleno en abanico. Un lomo que queda muy rico y con un estupendo colorido, un toque diferente el que le da el relleno, y sus cortes longitudinales.
Quizás os parezca un poquito laboriosa, pero no lo es tanto, si que es un poquito entretenida , pero una vez relleno y bien atado, solo hay que dejarlo hacer en el horno.
Una receta especial, que puedes servir en frío, como un fiambre o en caliente con una rica salsa. 
Receta antigua del blog que necesitaba nuevas fotos y mayor visibilidad.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

Ingredientes:
     -   1 cinta de lomo de cerdo o solomillo
     -   200g de carne picada de cerdo-ternera
     -   200g de queso rallado (4 quesos)
     -   4 huevos
     -   12 aceitunas sin hueso
     -   200ml de vino blanco
     -   200ml de caldo de carne
     -   50 ml de coñac o brandy
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   aceite de oliva virgen
     -   1 cebolla mediana 
     -   2 patatas medianas
Cocemos 3 huevos , los pelamos, los cortamos en gajos y los reservamos.
En un bol, ponemos la carne picada, el otro huevo crudo, 3 cucharadas soperas de queso rallado y las aceitunas partidas en rodajas. Mezclamos todo y lo reservamos.
A la cinta de lomo, le damos 3 cortes a lo largo, profundos , pero sin llegar hasta el final. Tal y como se ve en las fotos.
Rellenamos esos cortes con la mezcla de carne picada y unos gajos de huevo duro. Lo atamos bien con hilo de cocina para que no se salga el relleno y le ponemos sal y pimienta molida.
En la bandeja de horno, ponemos un chorrito de aceite de oliva, encima ponemos las patatas cortadas en rodajas finas y la cebolla en tiras. Les ponemos un poco de sal y pimienta molida y colocamos el lomo encima.
Añadimos el vino, el coñac y el caldo de carne y un chorrito de aceite de oliva. Lo espolvoreamos con el resto del queso rallado y lo metemos en el horno, precalentado a 200ºC unos 40 minutos.
A mitad del tiempo le damos la vuelta para que se dore por los dos lados.
Lo sacamos, dejamos que temple un poquito y lo cortamos en rodajas. Lo servimos acompañado de las patatas.
¡Queda muy rico!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube