El cazón en adobo, era una asignatura pendiente para mi. Cada vez que voy a Cádiz tengo que comerlo, lo ponen riquísimo y yo lo hacía en casa pero no me quedaba igual el sabor del adobo.
Ahora parece que  he conseguido acercarme a su sabor, aunque nunca estará igual en casa que al lado de la playa.


El cazón es un pescado magro y seco, por lo que queda estupendo para ponerlo en adobo, rebozado y frito. Fusiona sabores y texturas, donde el adobo hace resaltar el sabor de este rico pescado.
Si te ha gustado esta receta de pescado en adobo, te recomiendo que veas también  esta caballa piriñaca, tipíca también de la zona de Cádiz o estos boquerones escabechados que están riquísimos.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 
  Ingredientes:
     -   1 Kg de cazón
     -   5 dientes de ajo con su piel
     -   4 hojas de laurel
     -   1 cucharada sopera de orégano molido
     -   1 cucharadita de comino molido
     -   1 cucharada sopera de pimentón dulce
     -   1 vaso de vinagre de manzana (180ml)
     -   1/2 vaso de vino blanco (80ml)
     -   1 vaso de agua (180ml)
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva virgen extra para freír
     -   harina de fritura para rebozar

Troceamos el cazón en trozos, no demasiado pequeños, porque luego mengua mucho al freírlo, que sean medianos. Le ponemos sal.


Le añadimos todos los ingredientes, el laurel troceado,  el orégano, el comino, el pimentón,  los ajos machacados con su piel, el vinagre, el vino y el agua.

Lo dejamos macerar de un día para otro o 2 días, yo lo dejo dos días en un tuppers en el frigorífico.
Lo escurrimos bien y lo secamos con papel de cocina.

Lo pasamos por harina, mejor si es especial para frituras y lo freímos en aceite bien caliente, para que se doren por fuera y queden jugosas por dentro. 

Lo servimos calentito y listo para disfrutar de una de las tapas más ricas de la zona de Cádiz.

¿Os apetece una de cazón?

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube...
           


 


Hoy os dejo un postre muy rico. Un pastel suave de almendra y limón, una mezcla entre la tarta de santiago y un bizcocho ligerito con un delicioso sabor a limón. 

A mi me encanta el sabor del limón en todos los platos tanto dulces como salados. Pero especialmente en los bizcochos o este tipo de tartas esponjosas, les da un aroma y un sabor fresco y nada pesado.

Es un pastel jugoso, húmedo y tierno, se deshace en la boca, un auténtico placer para los sentidos.

Tanto para el desayuno, la merienda o para el postre, es una opción perfecta para disfrutarlo. Os lo recomiendo.

Como también os recomiendo este delicioso bizcocho húmedo de limón o las magdalenas de limón

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes para un molde de 22cm: 

     -   3 huevos M

     -   una pizca de sal

     -   zumo de 2 limones

     -   ralladura de 2 limones

     -   100g de almendra molida

     -   100g de harina de arroz

     -   120g de azúcar

     -   6g de levadura tipo royal

     -   150ml de nata líquida

     -   almendra laminada

En un bol ponemos los huevos, el azúcar y la pizca de sal. Los batimos hasta que blanqueen y doblen su volumen. 

Añadimos la nata y la ralladura de los limones, mezclamos y añadimos la harina de arroz y la almendra molida junto con la levadura. Mezclamos hasta que todo esté bien integrado. Por último añadimos el zumo de limón y mezclamos bien.

Forramos el fondo de un molde desmontable con papel de horno y echamos la masa. 

Espolvoreamos con almendra laminada por encima y un poquito de azúcar y la horneamos con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo sin aire unos 25-30 minutos.

La sacamos y dejamos enfriar, la servimos espolvoreado con azúcar glas por encima.

Es un pastel suave, tierno y delicioso.

¡Os lo recomiendo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



 


Las alcachofas son unas verduras muy ricas, y si están en temporada aún más, como es en este caso.

Son muy sanas, por su alto contenido en minerales y vitaminas y por sus propiedades diuréticas. 

Son muy fáciles de cocinar, solo hay que quirarles las hojas más verdes y duras de su exterior y ya las tenemos listar para hacer muchas recetas, entre las que podéis ver las alcachofas a la cerveza, en salsa, al curry, guisadas con calamares y las que os traigo hoy.

Unas alcachofas en escabeche de naranja que  quedan deliciosas y que puedes comer templadas o en frío dependiendo de como te apetezcan. El zumo de naranja le aporta un punto de dulzor que hace que el escabeche no sea tan fuerte.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -   4 alcachofas

     -   1/2 cebolla morada

     -   zumo de 1 limón

     -   zumo de 2 naranjas gordas

     .   1 zanahoria

     -   3 dientes de ajo

     -   100 ml de vinagre de manzana

     -   100g de aceite de oliva virgen

     -   1 cucharadita de tomillo seco o fresco

     -   sal al gusto

     -   1 cucharadita de pimienta en grano

Pelamos las alcachofas quitándoles las hojas más duras y pelando el rabito. Las ponemos en un bol con el zumo de limón y agua para evitar que se oxiden.

Pelamos y cortamos la zanahoria en rodajas y la cebolla en tirar (juliana).

En la olla rápida ponemos un chorrito de aceite y freímos los ajos un poquito machacados con su piel. Cuando empiecen a dorar añadimos la cebolla y dejamos dorar un poquito, ponemos la zanahoria y doramos todo junto.

Añadimos el tomillo, la pimienta en grano y las alcahofas escurridas y las rehogamos un poquito, añadimos un poco de sal y ponemos el vinagre, el aceite y el zumo de naranja. Tapamos la olla rápida y las dejamos cocer 10 minutos. 

Destapamos la olla y las podemos comer templadas o frías. 

Pero siempre mejor de un día para otro.

¡Quedan deliciosas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


La cocina de aprovechamiento o cocinar con las sobras que nos han quedado en casa es uno de los mejores métodos para no tirar comida. Se trata de darles una nueva vida y hacer recetas donde brillen de forma diferente pero igual de ricas.

Además de ayudar a concienciarnos de que hay que aprovechar los restos de comida y productos, para no tirar nada , algo de lo que todos pecamos de vez en cuando. Yo recuerdo a mi madre que siempre me decía, en casa no se tira nada, algo que llevo haciendo en mi cocina desde que empecé a cocinar. De hecho, hay un día a la semana que se come de sobras.

Hoy os dejo una selección de recetas de reciclaje, mías y de otros compañeros de la web. Solo tienes que pinchar en la foto o en el nombre de la receta para verlas. 

ROPA VIEJA CANARIA

La ropavieja, es una receta de aprovechamiento de los restos del cocido, así no se tira nada de nada. Es una receta que se hace en muchos puntos de España, pero la receta canaria tiene un puntito muy especial, más sabroso. Me trae grandes recuerdos de mi visita a Gran Canaria. Gracias al blog La Rosa dulce, he recordado lo buena que está.

Otras formas de aprovechar los restos del cocido son las típicas croquetas de cocido o las ricas sopas hechas con su caldo.

PUDIN DE PLÁTANOS Y GALLETAS HOJALDRADAS


Sin necesidad de encender el horno, puesto que se hace en microondas y aprovechando los restos de galletas hojaldradas y unos plátanos muy maduros que teía en el frigorífico. El Crepitar de los fogones nos enseña esta rica receta de aprovechamiento. 

Yo también suelo usar el microondas para hacer estos púdines y aprovechar estas sobras, como por ejemplo en el pudin de plátanos y magdalenas o el de bizcochos y pasas.

CROQUETAS DE SETAS CON JAMÓN


Si hay un plato de aprovechamiento por excelencia son las croquetas. En dicha masa se pueden aprovechar todo tipo de sobras y salen pequeños bocados que alegran el paladar de todos. 

Las croquetas de jamón son ideales para aprovechar esos trozos de jamón que se quedan un poquito secos y darles una nueva vida. Mira que ricas las que nos trae el blog Olor a hierbabuena.

Tambien puedes aprovechar restos de pescado o de verduras para hacerlas, y quedan deliciosas.

BIZCOCHO DE MAZAPÁN


Una buena forma de aprovechar los restos de dulces navideños es hacer bizcocho con ellos, tanto los mazapanes como los turrones o polvorones si los reciclas en un buen bizcocho quedan deliciosos y diferentes. Buena prueba de ello es este rico bizcocho de mi blog Julia y sus recetas.

Puedes comprobarlo viendo este bizcocho de turrón de jijona o este de turrón de chocolate.

CROQUETAS DE ARROZ HERVIDO Y MERLUZA


Y si has cocido arroz y te ha sobrado , te dejo estas croquetas de arroz hervido y merluza del blog Mis cosillas de cocina, que están de rechupete. Fáciles de hacer y una forma perfecta para reciclar esas sobras.

También puedes reciclar los restos de queso que quedan duros picandolos bien y haciendo estas croquetas de queso.

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



 


Hoy os dejo unas galletitas de almendra y glasa de limón deliciosas. Fáciles de hacer, en poco tiempo las tienes hechas y de un sabor suave a limón. 

Las he hecho en forma de corazón por la cercanía del día de los enamorados, o para mí el día del amor en general, porque hay muchas clases de amor . 

Además son de almendra, y no llevan harina, ni leche,ni mantequilla, lo cuál, las hace aptas para los intolerantes a la lactosa y los celíacos.

Si soléis celebrar este día os recomiendo que os paséis por la categoría día de los enamorados de este blog y veréis muchas más recetas para celebrarlo.

Y también por la categoría celíacos donde podéis ver muchas más recetas sin gluten. También tengo algunas sin lactosa.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

Para las galletas:

     -   200g de almendra molida

     -   3 yemas de huevo

     -   120g de azúcar

     -   1 cucharada o 1 sobre de azúcar avainillado

     -   3 cucharadsa soperas de zumo de limón

Para la glasa:

     -   100g de azúcar glas

     -   unas gotas de zumo de limón

En un bol ponemos las yemas de huevo , el azúcar , el zumo de limón y el azúcar avainillado. Lo batimos todo bien con las varillas hasta que blanqueen y doblen su volumen.

Añadimos entonces la almendra molida y mezclamos bien. Debe de quedar una masa espesa. Si os queda un poco líquida poned un poco más de almendra molida.

Espolvoreamos la mesa con azúcar y estiramos la masa a un grosor de 6-7 milimetros. Cortamos las galletas con el cortador que más nos guste y las colocamos en la bandeja de horno cubierta con papel de horno.

Las horneamos, con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo, sin aire, durante 10-12 minutos.

Las sacamos y dejamos enfriar.

Mientras enfrían hacemos la glasa mezclando el azúcar glas con unas gotas de limón, hasta formar una glasa espesa.

La ponemos en una manga pastelera y cubrimos las galletas con ella, sin llegar a los bordes.

Las dejamos 2-3 horas hasta que la glasa se haya secado.

¡Quedan buenísimas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


Se acerca el carnaval y con él los dulces típicos de estas fiestas. Hoy os dejo un postre típico del carnaval italiano, los costroli , también llamados chiacchiere, o pajaritas del carnaval.

Son unos pasteles tradicionales fritos y espolvoreados con azúcar, que se comen en el carnaval y durante toda la cuaresma. Aunque a día de hoy como todo dulce tradicional puedes encontrarlos durante todo el año en las pastelerías y también reciben distintos nombres dependiendo de la zona donde los hagan.

Son dulces, crujientes y cuya receta ha pasado de generación en generación. Se parecen un poco a nuestras orejas de carnaval, aunque a mi, me parecen más ricas las nuestras, cuestión de gustos.

Si te han gustado estos dulces, seguro que te gustan los cannoli y los castagnole, ambos dulces son también del carnaval italiano.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -   250g de harina común

     -   2 huevos M

     -   20g de azúcar

     -   2 cucharadas soperas de brandy (12ml)

     -   20g de mantequilla

     -   un chorrito de esencia de vainilla

     -   una pizca de sal 

     -   aceite de girasol para freír

     -    azúcar glas para espolvorear

En un bol ponemos la harina, y añadimos los huevos, la pizca de sal, el azúcar, la esencia de vainilla, el brandy y la mantequilla a temperatura ambiente. 

Amasamos todo muy bien hasta formar una masa uniforme y elástica.


Estiramos la masa con el rodillo muy finita, casi transparente. 

Cortamos rectángulos de 3x10 cm de longitud aproximadamente. Les hacemos un corte en el centro e introducimos uno de los extremos en el corte que le hemos hecho. Tal como véis en las imágenes.

Los freímos en el aceite bien caliente. Las espolvoreamos con azúcar glas. 

¡Os invito a probarlos!

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.


 


Hoy tenemos una receta de verdura sencilla y muy sabrosa. Calabacines haseelback rellenos. Seguro que conocéis las patatas que llevan ese mismo nombre y lo ricas que quedan, pues estos calabacines quedan aún más buenos.

Reciben este nombre por la forma en que se corta el producto, es rodajas finas sin llegar hasta el final, el resultado es parecido a un acordeón y podemos comerlas así tal cual o aprovechar los cortes para rellenarlos con diferentes rellenos.

En esta ocasión estos calabacines van rellenos de queso crema y bacon , pero podéis ponerle el  relleno que más os guste.

Si os han gustado estos calabacines rellenos os recomiendo ver también los calabacines rellenos de atún o los calabacines rellenos de carne. Ambos deliciosos.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -   2 calabacines grandes

     -   150g de queso crema tipo philadelphia

     -   100g de bacon ahumado cortado en trocitos

     -   30 ml de nata líquida

     -   sal al gusto

     -   pimienta molida al gusto

Lavamos los calabacines, los secamos y les cortamos los picos. Podemos cortarlos por la mitad si nos es más facil para asarlos.  Los cortamos en rodajas finas,  sin llegar hasta el final. Como véis en las imágenes.

Cortamos el bacon en dados pequeños.

En un bol ponemos el queso crema, la nata , sal y pimienta al gusto. Lo mezclamos todo bien. 

Vamos poniendo cucharaditas de queso crema y dados de bacon en cada corte del calabacín , hasta tenerlos rellenos todos.

Los colocamos en una fuente de horno y los horneamos con el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo sin aire durante 30 minutos. Con ese tiempo queda "al dente", si os gusta más hecho le dais un poco más de tiempo.

Los servimos calentitos y acompañados de una ensalada. Una comida muy rica y sencilla.
¡Riquísimos!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube




 


Todos conocemos la famosa tarta de queso japonesa, por tener muy pocos ingredientes y por su suave y rico sabor. Pues hoy os dejo otra versión de esa tarta pero con chocolate.

La tarta de queso japonesa de chocolate es un éxito siempre que la hago. Es una tarta untuosa, muy chocolateada pero no excesivamente dulce. Todo lo contrario, tiene el punto dulce exacto para gustar a los muy dulceros y a los menos dulceros. Además, al no llevar harina ni gluten es apta para celíacos.

Si además la acompañas con frutos rojos y un poquito de nata montada hace un postre delicioso para cualquier celabración.

Si te ha gustado esta tarta, te recomiendo que veas también el cheesecake de chocolate con fresas, o la tarta de chocolate sin harina, apta para celiacos.  Ambas deliciosas. Y puedes ver mucha más variedad en la categoria tartas de este blog.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes para un molde de 18cm:

     -   150g de chocolate negro o con leche

     -   150g de queso crema tipo philadelphia

     -   5 huevos M

     -   una pizca de sal

Separamos las claras de las yemas de huevo. Batimos las claras a pundo de nieve fuerte con la pizca de sal y las reservamos.

Fundimos el chocolate al baño maría o al microondas.

En un bol ponemos las yemas de huevo, y las batimos un poquito junto con el queso y le añadimos el chocolate derretido. Lo mezclamos todo muy bien.

Le añadimos  las claras montadas poco a poco con movimientos envolventes.

Forramos el molde por todos lados con papel de horno. Echamos la masa y forramos el molde por fuera con papel aluminio.

Echamos un poco de agua caliente en la bandeja de horno porque vamos a cocerla al baño maría, y ponemos el molde en la bandeja. La horneamos con el horno precalentado a 170ºC, calor arriba y abajo sin aire durante 20 minutos, bajamos la temperatura a 160ºC y cocemos otros 20 minutos más. Apagamos el horno y dejamos dentro la tarta con el horno apagado otros 20 minutos más. Al mover el molde la tarta debe temblar un poco, si ves que tiembla demasiado la dejamos dentro del horno apagado otros 10 minutos más.

La sacamos dejamos enfriar totalmente y la desmoldamos. La servimos con nata montada o frutos rojos.

¡Queda deliciosa!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube