Quien diga que comer verduras es aburrido es porque no ha probado estos bastones de calabacin al parmesano.


El calabacín es una verdura que da mucho juego en la cocina, en cremas, rellenos, o cómo los traigo hoy. Al horno, y con hierbas arómaticas más el queso los hacen sabrosos y crujientes. 
Os los recomiendo, en 15 minutos están hechos para la cena o para una guarnición. Recomendados.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:
     -   2 calabacines medianos
     -   80g de queso parmesano rallado
     -   1 cucharadita de orégano seco
     -   1 cucharadita de tomillo molido
     -   1 cucharadita de ajo en polvo
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
En un bol mezclamos las especias , el queso, el orégano, el tomillo, el ajo en polvo, la pimienta y la sal.
Lavamos y secamos los calabacines, los cortamos en bastones y los embadurnamos con un poquito aceite de oliva,  los rebozamos en la mezcla de especias, los  ponemos en una bandeja de horno  cubierta con papel de horno.


Los metemos en el horno precalentado a 200ºC  hasta que doren por encima, unos 15 minutos. Si os gustan más dorados los podéis poner a gratinar un poco.


Los sacamos del horno y los servimos calentitos.

¡Quedan buenísimos!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

La coca de llanda de naranja es un bizcocho tradicional de la cocina valenciana. Similar a la coca de llanda tradicional, ésta, es una de sus ricas variantes.

Es una coca esponja y con un delicioso sabor a naranja y canela que triunfará en casa tanto como ha triunfado en la mía.

No es demasiado dulce, pero la costra que sale por encima  es muy crujiente y sabrosa.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes para un molde de 20x30 cm:

     -  3 huevos M

     -   200g de azúcar

     -   200ml de leche

     -   150ml de zumo de naranja natural

     -   150ml de aceite de oliva suave

     -   400g de harina

     -   3 sobres de gaseosas con los dos colores o 15g de levadura tipo royal

     -   ralladura de una naranja

     -   canela y azúcar par espolvorear la coca

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen. Añadios la leche  y el zumo de naranja y el aceite. Mezclamos bien todo y añadimos la ralladura de naranja.

Añadimos la harina tamizada junto con las gaseosas o la levadura y mezclamos todo bien.

Hechamos la masa en el molde que hemos forrado con papel de horno humedecido en un poco de agua. La espolvoreamos con abundante azúcar y canela molida mezcladas.
La horneamos con el horno precalentado a 180ºC, calor arriba y abajo, sin aire durante 30 minutos aproximadamente, el tiempo depende de cada horno, cuando se forme la costra y esté doradita.

La sacamos y dejamos enfríar.

¡Queda deliciosa!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube




 

El salmón es un pescado muy versátil, puedes cocinarlo de muchas formas distintas, con mostaza y miel, con salsa verde, o como lo traigo hoy, al horno con costra de parmesano, queda riquísimo.

En poco tiempo y de forma muy sana tenemos un plato nutritivo, sabroso e ideal para comer bien.

Los amantes del salmón y del queso, serán los primeros en probarlo, pero os lo recomiendo a todos, porque está buenísimo.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -   4 lomos de salmón

     -   3 cucharadas soperas colmadas de queso crema

     -   1 diente de ajo

     -   1 cucharada sopera de ralladura de limón

     -   3 cucharadas soperas de pan rallado

     -   3 cucharadas soperas de queso parmesano rallado

     -   sal al gusto

     -   pimienta molida al gusto

     -   perejil fresco picado

     -   1/2 cucharadita de pimentón dulce

     -   aceite de oliva virgen

Mezclamos en un bol el queso crema, el ajo machacado, la ralladura de limón , sal y pimienta al gusto.

Mezclamos en otro bol, el pan rallado, el queso parmesano rallado, el perejil picado , el pimentón y mezclamos bien.

Colocamos en una fuente de horno untada con aceite los filetes de salmón, y encima ponemos una capa de la meacla de queso crema y ajo y encima de esta ponemos otra capa de la mezcla del pan rallado y queso parmesano.

Lo metemos en el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo sin aire unos 15 minutos, el tiempo dependerá de como nos guste de hecho. Cuando veamos que cambia de color, a un rosad más pálido, ya está hecho.

Lo sacamos y servimos con una ensalada. Cómo véis es super fácil y el resultado es de lujo.

¡Queda buenísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


Todos conocemos la mousse de chocolate fría tradicional, que además es un postre buenísimo. Pero hoy os la traigo de forma diferente, una mousse de chocolate cocida en el horno y acompañada de unas fresas frescas riquísima.

Tambíen podéis acompañarla de nata montada o con cualquier otro tipo de fruta que os guste. Queda riquísma de todas las manera en que la pongais y con una textura muy esponjosa y rica.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:
Para un molde de 20cm:
     -   180g de chocolate negro 
     -   25g de mantequilla o margarina
     -   6 huevos
     -   15g de azúcar glas para las yemas
     -   10g de azúcar glas para las claras
     -    fresas frescas para adornar
     -   chocolate negro para adornar

Derretimos el chocolate negro junto con la mantequilla en el microondas o al baño maría. Lo reservamos.
En un bol montamos las claras de huevo con el azúcar glas hasta que esté bien firme. La reservamos.

Montamos las yemas con el azúcar glas hasta que blanqueen y doblen su volumen. Les añadimos el chocolate fundido templado y mezclamos bien. 
Añadimos las claras que tenemos montadas con movimientos envolventes. Reservamos unas cucharadas de esta mousse para terminar la tarta. 

Echamos el reto de la mousse en el molde y lo horneamos con el horno precalentado a 150ºC, con calor arriba y abajo, sin aire, unos 30 minutos aproximadamente.

La sacamos y dejamos enfriar completamente antes de desmoldarla.
Una vez fría le echamos en el hueco la mousse que hemos reservado.
 La decoramos con las fresas partidas por la mitad y con unos hilos de chocolate derretido o como más os guste a vosotros.

La metemos en el frigorífico y la servimos fresquita.

¡Queda buenísima!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


La carrilera de ternera es una de las carnes más sabrosas y tiernas de la ternera, una vez cocinadas quedan con una textura  melosa y suave. Muy rica, a mi, es una de las carnes que más me gustan.

Las podemos cocinar de muchas maneras , al vino tinto,  a la vainillla, o estofadas como las traigo hoy.
Da igual como las cocines, siempre quedan estupendas, muy tiernas y jugosas, acompañadas de la misma salsa de la cocción triturada, harán un plato exquisito.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:
     -   4 carrilleras de ternera
     -   3 cebollas
     -   2 zanahorias
     -   1 puerro
     -   2 dientes de ajo
     -   200 ml de vino tinto
     -   200ml de vino blanco
     -   1 litro de caldo de carne más o menos
     -   harina
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   aceite de oliva virgen
Picamos los puerros, los ajos, la cebolla y las zanahorias es trocitos. 
Les ponemos sal y pimienta molida a las carrilleras , las pasamos por harina y las freimos en una sartén con un poco de aceite. Las sacamos y ponemos en la olla exprés.

En el aceite sobrante freímos las cebollas , los ajos, el puerro y la zananoria picadas hasta que doren. La echamos en la olla donde están las carrilleras.
Añadimos el vino tinto y el vino blanco, dejamos que evapore el alcohol y añadimos el caldo de carne.
Tapamos la olla y dejamos cocer unos 50 minutos contados desde que empiece la vávula a girar. 
La destapamos y si la carne no está tierna la dejamos cocer a fuego medio hasta que esté a nuestro gusto.

Sacamos las carrilleras y las partimos en filetes. Trituramos la salsa. Si nos gusta muy fina la podemos colar con un colador.
Servimos las carrilleras con su salsa, bien calientes.

¡Quedan muy buenas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


Hoy os traigo una tarta muy rica, tarta mousse de crema pastelera con dulce de leche. Quizás un poquito entretenida, pero el resultado final es extraordinario. Además es ideal para celebrar el día de las madres que es el próximo domingo.

De sabor suave y con la cubierta de dulce de leche , triunfarás en cualquier celebraciaón. No dejes de probarla.

No necesita horno y con un poquito de paciencia y haciendo la crema pastelra el día anterior se hace perfectamente y queda buenísima. Yo la he hecho sin gluten, pero podéis hacerla de forma normal haciendo este mismo bizcocho con harina normal.

¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!

Ingredientes para un molde de 20cm:

Para la base:

     -   un bizcocho al microondas para base de tartas sin gluten (receta aquí)

Para la mousse:

     -   300g de crema pastelera fría (receta aquí)

     -   300ml de nata para montar

    -   100g de azúcar glas

     -   5 hojas de gleatina neutra (10g)

     -   30ml de leche

Almíbar para remojar el bizcocho:

     -   150ml de agua

     -   70 g de azúcar

Para cubrir y adornar: 

     -   5 cucharadas de dulce de leche 

     -   1 hoja de gelatina neutra (2g)

     -   galletas y bombones

Hacemos el almíbar poniendo en un cazo el agua y el azúcar y lo llevamos al fuego hasta que se derrita el azúcar. Lo dejamos enfriar.

Hacemos el bizcocho para la base como dice la receta o bien, le ponemos una comprada.

Hacemos la crema pastelera como dice la receta o como la hagáis vosotros en casa. La dejamos enfriar.

Hacemos la mousse:

Ponemos la gelatina en remojo en agua fría durante 5 minutos.

Calentamos la leche en el microondas y diluimos la gelatina en ella. Dejamos que temple .Mezclamos la crema pastelea fría con la gelatina templada y mezclamos bien.

Montamos la nata muy fría con el azúcar glas hasta que espese bien. 

 Añadimos la nata montada con movimientos envolventes a la crema pastelera.

En un molde desmontable, ponemos en el fondo la base de bizcocho, lo remojamos con el almíbar. Echamos la mousse de crema pastelera y la dejamos enfriar en el frigorífico al menos durante 4 horas.

Hacemos la cobertura:

Ponemos la gelatina en remojo en agua fría durante 5 minutos.

Calentamos el dulce de leche un poquito en al microondas y le añadimos la gelatina escurrida. Mezclamos bien hasta que se diluya la gelatina. 

Sacamos la tarta del frigorífico y la desmoldamos. Le ponemos el dulce de leche por encima , dejando que escurra un poquito por los lados.

La decoramos con gallatas y bombones (yo sin gluten). La dejamos enfriar en el frigorífico.

¡Queda buenísima!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Para hoy, una receta sencilla, rápida y muy sabrosa. Unas espirales de hojaldre, queso y espinacas deliciosas.

Lo mismo valen para un entrante, que para una cena rápida. Las puedes comer calientes recien salidas del horno o puedes comerlas frías y llevartelas a un día de campo o a la piscina cuando llegue el verano.

Son ideales para tomar verduras, niños o mayores , la mezca de ingredientes les da un toque muy especial. Te las recomiendo.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -   1 lámina de hojaldre rectangular

     -   300g de espinacas frescas o congeladas

     -   60g de uvas pasas

     -   30 g de piñones

     -   150g de 4 quesos o mozarella rallado

     -   1 huevo para pintar

     -   semillas de sésamo para espolvorear

     -   sal al gusto

     -    aceite de oliva virgen

Primero preparamos el relleno: 

En una sartén ponemos un poquito de aceite y  ponemos a dorar los piñones. Añadimos las espinacas y rehogamos un poquito. Seguidamente ponemos las uvas pasas, y un poquito de sal. Dejamos hacer 1-2 minutos. Las retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Hacemos el rulo de hojaldre:

Extendemos la masa de hojaldre y pinchamos un poquito por el centro (opcional). Echamos encima el relleno de espinacas y encima ponemos el queso rallado, bien los 4 quesos o la mozarella. 

Enrollamos  formando un rulo  y cortamos rodajas de 1cm y medio de grosor. Las colocamos en la bandeja de horno cubierta con papel de horno. Te vale en que trae el hojaldre.

Las pintamos con huevo batido por arriba y espolvoreamos con semillas de sésamo.

Las horneamos con el horno precalentado a 200ºC, calor arriba y abajo unos 15 minutos. Cuando veamos que están doraditas , las sacamos y ya podemos disfrutarlas, frías o calientes.

Como véis el resultado es estupendo.

¡Están  riquísimas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Hoy vamos a hacer unos cupcakes de almendra y fresas muy de temporada.Unos bocaditos pequeños, suaves, frescos y deliciosos.

Con trocitos de fresas frescas dentro de la masa y si queréis también podéis ponerlas dentro de la crema muy picaditas , que le dan ese punto fresco y agradable de la fruta.

Es el desafío en la cocina puesto por Toñi, del blog Que se cuece en mi cocina para celebrar que ya llevamos 100 desafíos.

Seguro que os van a encantar, éstos y los de mis compañeras. Para verlos pinchad aquí

Ingredientes:

Para 24 cupcakes:

     -   100g de harina común

     -   100g de almendra molida

     -   100g de aceite de girasol

     -   150g de azúcar

     -   3 huevos M

     -   1 cucharadita y media de levadura química en polvo

     -   100ml de leche

     -   80g de fresas naturales

Para el frosting:

     -   300ml de nata para montar

     -   2 cucharadas soperas de queso mascarpone 

     -   100g de azúcar glas

     -   Fresas para decorar

Hacemos los cupcakes:

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen, añadimos el aceite de girasol y mezclamos bien. Ponemos la harina tamizada con la levadura y mezclamos, añadimos la almendra molida y mezclamos bien. 

Por último añadimos la leche y las fresas finamente picada y volvemos a mezclar.

Llenamos los moldes de los cupcakes y los horneamos con el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo sin aire unos 15-18minutos.

Los sacamos y dejamos enfriar.

Hacemos el frosting:

Batimos la nata muy fría con las varillas, y cuando empiece a espesar vamos añadiendo el azúcar glas poco a poco mientras batimos hasta que tome consistencia. Añadimos entonces el queso mascarpone y seguimos batiendo hasta que se incorpore todo. La ponemos en una manga pastelera con boquilla rizada.

Una vez fríos  los decoramos por encima con la nata que tenemos en la manga pastelera. La boquilla yo la he pueso estrellada, pero podéis usar la que os guste a vosotros.

Los decoramos con media fresa por encima y listos para disfutarlos.


¡Quedan buenísimos!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube