El postre de hoy, es refrescante, fácil y muy rico. El contraste ácido del limón con el dulce de flan lo hacen muy atractivo. Un delicioso flan de limón.
Su textura está entre el flan y el pudín y os lo recomiendo a los que sois amantes del limón, pues su sabor es impresionante.

Es un postre perfecto para dejarlo hecho y degustarlo cuando sea necesario. Se hace con antelación y con ingredientes fáciles de conseguir. 
No te lo pierdas y dale un toque especial a un postre tan tradicional como es el flan.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:
     -   500g de yogur natural sin azúcar
     -    1 bote pequeño de leche condensada de 397g
     -   100 ml de leche entera
     -   el zumo de 1 limón grande 
     -   6 huevos M
     -   caramelo líquido (Receta aquí)

Hacemos el caramelo como dice la receta o cómo tengáis costumbre en casa. Lo echamos en el molde.
Exprimimos el limón.
En un cuenco profundo ponemos  los huevos, el yogur, la leche condensada, la leche entera y el zumo de limón colado.

Batimos todo con la batidora. Lo echamos encima del caramelo, en el molde.
Lo ponemos en una fuente con agua caliente para cocerlo al baño maría.
Lo metemos en el horno precalentado a 200ºC, y lo horneamos durante 50-60 minutos. Lo pinchamos con una brocheta para ver si está hecho.
Lo sacamos del horno y dejamos que enfríe a temperatura ambiente. Luego lo metemos en el frigorífico para que termine de enfriar del todo.

Lo desmoldamos y servimos con nata montada, o tal cual, sin nada.

¡Queda delicioso!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


El arroz del senyoret, es una receta de la comunidad valenciana, se dice que es de origen alicantino, aunque hay un poco de polémica sobre ello.

Su nombre, se dice que viene de los señoritos -senyoret- en valenciano, que no querían mancharse las manos pelando el marisco, y preferían comer sin preocuparse de nada , solo de disfrutar del plato.

La receta, admite mucha variedad de pescados y mariscos, por lo que puede variar de una casa a otra , donde se utilizan los productos del mar que se tengan en ese momento. Aunque hay algunos que no deben faltar, las gambas, la sepia y el calamar.

Pues como en el desafío en la cocina, Carolina, del blog Tomillo, laurel y otras cosas que comer,  nos ha pedido que hagamos arroces secos o paellas, yo me he decidido ha hacer este rico arroz tradicional.

El resto de recetas podéis verlas aquí.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -  1200 ml de caldo de pescado (receta aquí)

     -   400g de arroz

     -   15 -20 gambas

     -   emperador troceado o rape

     -   1 sepia mediana troceada

     -   1 calamar mediano troceado

     -   2 tomates medianos rallados

     -   4 dientes de ajo

     -   3 ñoras o pimientos choriceros

     -   1 cucharada de perejil picado

     -    azafrán

     -   sal al gusto

     -   aceite de oliva virgen

Hacemos el caldo como dice la receta y lo reservamos caliente.

En una sartén ponemos un poquito de aceite y freímos las ñoras o pimientos choriceros troceados y sin pepitas, cuando empiecen a dorar añadimos los ajos picados, dejamos hacer unos minutos y añadimos el tomate rallado y el perejil picado. Dejamos que se haga todo junto 1-2 minutos y lo ponemos en el vaso de la batidora. 

Lo trituramos todo bien y nos debe quedar un paté espeso y oscuro. A este sofrito se le llama salmorreta, es el sofrito típico de los arroces alicantinos. Es una maravilla, le da un sabor impresionante a los arroces. Creo que yo se lo pondré a todos los que haga.

En una paellera, ponemos un poco de aceite y sofreímos las gambas o los langostinos. Los sacamos y reservamos.

En el mismo aceite sofreímos la sepia, el calamar y el rape o emperador cortados en trozos medianos. Cuando estén fritos añadimos la salmorreta (el sofrito) que ya tenemos preparada y el azafrán, lo mezclamos bien y añadimos el arroz, dejamos rehogar todo junto un minuto.

Añadimos el caldo de pescado caliente y dejamos hervir a fuego alto 5 minutos. Bajamos a fuego medio-bajo y dejamos hervir hasta que se consuma el caldo y quede seco, serán unos 10-15 minutos aproximadamente. Colocamos las gambas o los langostinos por encima y dejamos reposar 5 minutos más tapado con un paño limpio o papel aluminio.

Lo servimos inmediatamente. 

¡Queda muy rico!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube




La coca de cuarto es uno de los dulces más típicos de la gastronomía mallorquina. Un bizcocho tradicional esponjoso que solo lleva 3 ingredientes, huevos, azúcar y fécula de patatas. No lleva nada de levadura, por eso sorprende su gran esponjosidad.

Es un ligero bizcocho que no tiene gluten, ni lactosa, por lo que es apto para las personas intolerantes a al gluten y a la lactosa. Además no lleva nada de grasa.
Es ideal para tomarlo en invierno con un buen chocolate caliente y en verano con una bola de helado. Aunque solo, tal cual , a mí, me ha encantado.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

Ingredientes para un molde de 20cm:
     -   6 huevos M a temperatura ambiente
     -   110g de azúcar glas (azúcar en polvo)
     -   100g de fécula de patata o maizena
Separamos las claras de las yemas de huevo.
Batimos las claras hasta formar un merengue fuerte.
Batimos las yemas con el azúcar glas hasta que blanqueen y doblen su volumen. Que queden bien montadas. 
A las yemas ya montadas le añadimos la fécula de patatas tamizada y mezclamos con cuidado.

Añadimos las claras montadas y las mezclamos con movimientos envolvente, procurando que no se nos bajen.
Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. lo cubrimos por abajo con un papel de hornear. Echamos la masa.

Lo horneamos, con el horno precalentado a 160ºC, calor arriba y abajo, sin aire, unos 30-35 minutos. El tiempo dependerá de cada horno.
Cuando esté un poquito dorado, lo sacamos y dejamos enfriar. La tradición dice que cuando lo sacamos del horno hay que darle un golpe seco contra el suelo para que no se baje... no sé si será verdad, no me he atrevido a hacerlo... pero se ha bajado un poquito al enfriar.

Una vez bien frío lo espolvoreamos con azúcar glas y está buenísimo. 

Lo podemos servir acompañado de chocolate o helado, o de ambas cosas juntas. 

¡Delicioso!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Estas pechugas de pollo con queso y tomate al horno, es un plato muy apetitoso. Muy sencillas, y quedan super jugosas, nada secas.

Gustarán a niños y mayores. Y además tiene poquitas calorías, lo que las hace perfectas para comer sano y ligero.

Tampoco llevan ingredientes complicados, los tenemos todos en casa y como se hacen tan rápidamente, son perfectas para que se conviertan en un plato habitual en casa.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -   4 pechugas de pollo

     -   1 cucharadita de sal

     -   1 cucharadita de pimienta molida

     -   1 cucharadita de pimentón dulce

     -   3 cucharaditas de aceite de oliva

     -   1 pastilla de caldo de pollo 

     -   queso mozzarella u otro que funda bien, en lonchas

     -   tomate natural

Hacemos cortes en la pechuga sin llegar al fondo. Como podéis ver en las imágenes y en el vídeo.

Pintamos las pechugas con ese majado por todos lados. Colocamos rodajas de queso y tomate en los cortes de las pechugas. 

Las colocamos en una fuente de horno, las espolvoreamos con un poco de pimienta molida y un chorrito de aceite.

 Las  metemos en el horno a 200ºC, calor arriba y abajo, sin aire, unos 40 minutos.

Las sacamos y las servimos calentitas junto con la salsa que ha salido.

¿Os gustan?

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


Esta corona de hojaldre con crema y melocotones en almíbar es un postre tan bonito que cuando lo ves te enamoras de él. Pero no solo es bonito, también está buenísimo. 

Es ideal para el postre , o para la merienda, es jugoso y la mezcla de crema pastelera , hojaldre y fruta no puede ser más buena.

Aunque parezca que es un poco elaborada, en realidad se tarda poquísimo en hacer, solo tenéis que hacer la crema pastelera antes para que se enfríe y luego montar el postre.

Cuando se lo vi a Esther, del blog el jardín de mis recetas, lo guardé en favoritos porque me prometí a mi misma que tenía que hacerlo, y aquí está, os lo recomiendo pues os va a encantar.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

Ingredientes para un molde de 22-25 cm:

     -   1 lámina de hojaldre redonda o cuadrada

     -   crema pastelera (receta aquí)

     -   8 mitades de melocotón en almíbar

     -   almendra laminada

     -   1 huevo para pintar

     -   1 lámina de gelatina neutra

Hacemos la crema pastelera como dice la receta o como la hagamos en casa. La dejamos enfriar.

Escurrimos los melocotones y reservamos el almíbar. Los secamos bien con un papel de cocina. Los reservamos.

Colocamos el hojaldre con el papel que trae en un molde redondo, si es cuadrado lo recortamos en forma circular, más grande que el molde a usar, si es redonda la dejamos tal cual. Marcamos un circulo más pequeño en el centro con un plato de postre o similar, como veis en las fotos, pero sin llegar a cortarlo, solo marcado. Con un cuchillo dividimos el interior de ese círculo en 8 triángulos iguales.

Rellenamos con la crema pastelera el exterior del círculo de hojaldre (ver foto o vídeo). Colocamos las mitades de melocotón encima de la crema justo donde las líneas de los triángulos.

Unimos los extremos de los triángulos con el borde del hojaldre y presionamos para que quede bien pegado.

Pintamos el hojaldre con el huevo batido y lo espolvoreamos con almendra laminada.

Lo horneamos con el horno precalentado a 200ºC, con aire, unos 15- 20 minutos. En mi horno exactamente han sido 20 minutos, el tiempo depende de cada horno y de si le ponemos aire o no, sin aire tardará un poco más. Cuando veamos que el hojaldre está dorado, lo sacamos y dejamos enfriar.

Ponemos la gelatina en remojo en agua fría durante 5 minutos.

Ponemos en un cazo 2 cucharadas del almíbar de los melocotones, cuando empiecen a hervir añadimos la gelatina escurrida, removemos bien y dejamos enfriar un poco. También podéis calentarlo en el microondas.

Pincelamos los melocotones con esa gelatina para darle un poco de brillo.

 Una vez fría ya está lista para disfrutarla.

¡Queda deliciosa!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube


La carne de pavo es un alimento magro, fácil de digerir y con un bajo contenido en colesterol y grasa. El aporte de calorías es muy bajo , menos de 130 Kcal por cada 100g, por lo tanto es ideal para todos aquellos que buscan  una alimentación ligera y sabrosa. 

La carne de pavo es una gran aliada para el mantenimiento de la forma física y de la salud para toda la familia y para todas las edades.
Hoy os traigo un delicioso solomillo de pavo a la mostaza antigua, que espero os guste tanto como a nosotros. Se hace rápidamente y es muy fácil. 
Yo lo hago muchas veces y esta vez le he hecho también el vídeo, ya que es una receta antigua del blog que me apetecía volver a publicarla.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

Ingredientes:
     -   2 solomillos de pavo
     -   1/2 cebolla
     -   150ml de zumo de naranja
     -   40 ml de salsa de soja
     -   1 cucharada sopera de mostaza antigua  (la que tiene granitos)
     -   1 cucharada sopera de azúcar moreno
     -   1 ramita de romero o romero molido
     -   ralladura de media naranja
     -   pimienta molida al gusto
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva virgen
     -   Puré de patatas para acompañar (ver receta aqui)
Empezamos por poner en un recipiente el zumo de naranja, la salsa de soja, la mostaza,  la piel de naranja y el azúcar. Removemos bien y reservamos.
Salpimentamos los solomillos y los freímos en una sartén con un poco de aceite. Los sacamos y ponemos en una cazuela.
En el aceite sobrante freímos la cebolla muy picadita.
Cuando esté doradita la añadimos a los solomillos.
Añadimos el marinado que hemos hecho con la naranja , mostaza...y añadimos las ramitas de romero.
Lo cocinamos todo unos minutos hasta que reduzca un poco la salsa.

Hacemos el puré como nos dice la receta (ver aqui). Servimos el solomillo acompañado de una capa de puré.
¡¡Queda muy rico!!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Solomillo de pavo a la naranja y mostaza

Aquí os dejo la versión que ha hecho Pilar del blog Cocinar para los míos de este solomillo. Pasaos a visitarla es una muy buena cocinera. Gracias Pilar!!

Las frambuesas son los frutos de un arbusto del mismo nombre. Suele darse a principios de otoño y finales del verano.

Yo tengo en mi jardín unas plantas , que este año me han dado mucha cantidad de fruto. Y aunque a mi me encantan comerlas tal cual, recién cogidas, ha sido tanto , que he decidido congelar para hacer unas pocas en mermelada y otras para más adelante.

La mermelada de frambuesas no solo la podemos tomar en las tostadas del desayuno, sino que además podemos usarla para muchos postres, como la  mousse de frambuesas, que queda deliciosa y es muy ligera o para acompañar otros postres. También para hacer salsas y acompañar asados de carne si nos gusta el contraste dulce-salado.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

   


 Ingredientes:

     -   500g de frambuesas frescas o congeladas

     -   350g de azúcar

     -   zumo de 1/2 limón

Lavamos y escurrimos las frambuesas.

Las colocamos en una olla junto con el zumo de limón y el azúcar. Dejamos que reposen 1 hora para que empiece a salir el almíbar.

Las ponemos a fuego máximo y cuando empiecen a hervir le bajamos a fuego medio. Las dejamos cocer aproximadamente 10 minutos, dependerá de cómo nos guste la mermelada de espesa. 

Yo tengo un truco para saber cuando está en su punto. Saco una cucharadita la pongo en un plato y paso un dedo por medio. Si se junta, necesita espesar cocer un poquito más, si no se junta estará en su punto.

La sacamos y  la metemos en botes esterilizados. Los tapamos bien.

La podemos conservar colocando los botes boca abajo. O bien, ponerlos al baño maría durante 20 minutos y así se conservarán muchos meses más.

¡Queda riquísima!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

El bacalao con tomate es una receta tradicional, de las de toda la vida. Hecha por nuestras abuelas y madres y que no falta en ninguna casa donde guste el bacalao.

Es una receta sencilla y como todas las tradicionales hecha de forma diferente en cada casa, aunque la base es la misma. Un buen bacalao y tomate casero.

Os dejo la que yo hago siempre en mi casa. Aunque parece que el bacalao solo se hace en época de cuaresma, yo suelo ponerlo durante todo el año, porque es un pescado que nos gusta mucho, y del que podréis encontrar numerosas recetas en mi blog. Os recomiendo el bacalao al pil pil, o el bacalao al chilindrón, aunque todas están buenísimas. Solo tienes que poner "bacalao" en el buscador y te saldrán todas las que tengo.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

 Ingredientes:

     -   1 kg de bacalao en su punto de sal

     -   400g de tomate triturado

     -   1 cebolla

     -   2 pimientos verdes

     -   3 dientes de ajo

     -   2 hojas de laurel

     -   aceite de oliva virgen

     -   sal al gusto

Ponemos un poco de aceite en una sartén y freímos un poquito el bacalao por todos lados. Lo retiramos y reservamos.

En el aceite sobrante freímos la cebolla y los ajos picaditos. Cuando empiecen a dorar añadimos el pimiento troceado en cuadritos pequeños, dejamos que se haga y ponemos el tomate triturado y las hojas de laurel.

Dejamos que todo se haga junto hasta que esté en su punto. Ponemos entonces el bacalao y dejamos que se haga a fuego lento durante unos minutos.

Lo servimos acompañado de la salsa.

¡Queda muy rico!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube