Las trufas, al igual que los bombones son unos dulces con un aspecto y sabor similares, pero elaborado con otra mezcla de ingredientes y con una textura diferente. Un postre habitual y típico de las fechas Navideñas.

Fáciles de elaborar y muy ricas para degustar, e ideales para terminar  una buena comida o cena en estas fechas.
El chocolate y vino tinto hacen un tandem perfecto, y quedan buenísimas mucho más si utilizamos un buen vino. Si preferís las trufas de chocolate al ron u otro tipo de trufas, las podéis ver en el blog. En la sección "Dulces de Navidad".

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

Ingredientes:
     -   300g de chocolate negro de cobertura
     -   150ml de nata para montar
     -   50 ml de vino tino
     -   1 cucharada sopera de Nutella o similar
     -   1 cucharada de mantequilla
     -   cacao en polvo
Ponemos un cazo al baño maría con el chocolate y la nata, lo dejamos hasta que se derrita, lo sacamos y añadimos la cucharada de Nutella y la mantequilla, removemos hasta que se integre todo y añadimos el vino tinto, mezclamos , lo tapamos y dejamos que se enfríe, luego lo llevamos al frigorífico durante 4-5 horas o hasta el día siguiente.
Cuando endurezca, cogemos cucharaditas y hacemos volitas, cuando tengan forma redonda las pasamos por el cacao en polvo.
Las guardamos en el frigorífico hasta la hora de servirlas para que no se derritan demasiado.
¡Un placer para el paladar! 

¡Espero que las disfrutéis estas fiestas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Hoy os traigo una receta sencillita, pero con un resultado de rechupete. Ideal para los entrantes de estas fiestas que se avecinan. Unos gambones al brandy hechos al horno, que prácticamente se hacen solos en poquísimo tiempo.

Tambien podemos hacer esta receta con langostinos y quedarán igual de buenos. De esta manera cabiamos un poquito la forma de comerlos y salimos de los típicos cocidos o a la plancha.
Espero que os gusten tanto como a nosotros.
Ingredientes:
     -   24 gambones
     -   4 dientes de ajo
     -   3 cuchardas de perejil picado
     -   100ml de brandy
     -   1 guindilla
     -   2 cucharadas de aceite
     -   pimienta molida al gusto
     -   sal al gusto
Pelamos los gambones y les dejamos la cabeza y la cola.
Precalentamos el horno a 200ºC
Machacamos en un mortero los ajos pelados el perejil y la guindilla, añadimos el aceite y el brandy, mezclamos bien.
Ponemos los gambones en una fuente de horno pintada con aceite y les ponemos sal y pimienta molida al gusto, añadimos el majado por encima y los metemos en el horno unos 12 minutos.
Los servimos calentitos.

¡Buenísimos!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Hoy tenemos una tarta espectacular tanto en vista como en sabor, una tarta brownie con dulce de leche y merengue que está para morirse de buena.

En realidad es una mezcla de elaboraciones que vistas así, parece que sea empalagosa y muy pesada, pero os aseguro que es una verdadera delicia.

Hoy nos toca desafío dulce y  Carolina de blog Chismes y cacharros nos lo ha puesto muy fácil. Tenemos que hacer un brownie o una elaboración en la que el brownie esté presente. Cómo yo, el brownie ya lo tengo en el blog, he decidido hacer una tarta donde esté presente. Y os aseguro que si la probáis os va a encantar.

Si queréis ver el resto de recetas pinchad aquí.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

        

Ingredientes para un molde de 22cm:

Para el brownie:

     -   89g de harina normal todo uso 

     -   una pizca de sal

     -   1 cucharadita de levadura química tipo royal

     -   180g de chocolate negro

     -   140g de mantequilla sin sal

     -   200g de azúcar

     -   1 cucharadita de esencia de vainilla

     -   3 huevos L

Para la primera capa:

     -   dulce de leche

Para el merengue : Paso a paso aquí

     -   4 claras de huevo (125g)

     -   250g de azúcar

     -   una pizca de sal

Hacemos el brownie:

Mezclamos la harina, la sal y la levadura química. La reservamos.

Derretimos la mantequilla con el chocolate al baño maría. Cuando esté derretida lo retiramos del fuego y añadimos el azúcar y la esencia de vainilla, removemos para que se disuelva el azucar.

Vamos añadiendo los huevos de uno en uno, no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado. Mezclamos con las varillas manuales.

Añadimos los ingredientes secos, harina, sal y levadura y mezclamos bien.

Lo echamos en el molde que hemos cubierto con papel de horno y lo horneamos con el horno precalentado a 170ºC unos 40-45 minutos, hasta que el centro no se vea líquido y al meter un palillo este salga un poco manchado.

Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente.

Hacemos el merengue:

En un bol ponemos las claras de huevo y una pizca de sal. Empezamos a batir y cuando empiece a espumar, vamos echando el azúcar poco a poco mientras batimos , hasta que se forme un merengue espeso y brillante. Podéis ver el paso a paso y el vídeo aquí.

Lo colocamos en una manga pastelera.

Montamos la tarta:

Una vez frío el brownie, lo cubrimos con una capa de dulce de leche del grosor que nos guste. Con la manga pastelera donde hemos puesto el merengue, vamos haciendo rosetones por encima del dulce de leche hasta formar una cúpula. 

Lo Podemos quemar por arriba con un soplete de cocina o gratirar unos minutillos en el gril del horno.

La servimos fría y queda buenísima.

¿Os aperece probarla?

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Estos nidos de pasta al horno son una deliciosa receta, que se hace sola, en poco tiempo y al horno. Ponemos todos los ingredientes en una fuente de horno y en poco tiempo tenemos un plato perfecto para comer.

Una forma distinta de comer la pasta, prácticamente sin ensuciar la cocina, y con un resultado espectacular. Un plato ideal para el domingo, cuando menos nos apetece cocinar. Lo metemos en el horno y lo tenemos listo para disfrutar de él. Algo similar a los Mac & cheese o macarrones con queso americanos.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

                      

Ingredientes:

      -   Nidos de pasta (2 por persona)

      -   300g de salsa de tomate frito (receta aquí)

     -   200g de queso crema

     -   200g de jamón cocido

     -   mozzarella rallada al gusto

     -   1 litro de caldo de pollo

     -   queso parmesano rallado

     -   orégano seco

Colocamos en una fuente para horno, el tomate frito en el fondo. Ponemos las espirales de pasta encima. 

Les ponemos una cucharadita de queso crena encima de cada espiral. Las espolvoreamos con jamón cocido rallado por encima y la mozarella rallado encima.

Lo regamos con el caldo de pollo y lo metemos al horno a 200ºC unos 35-40 minutos. 

Lo sacamos , lo esolvoreamos  con parmesano rallado y con orégano. Cómo podéis ver, es super fácil y queda muy rico.

¡ Listo para comer!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Hoy tenía ganas de comer unas rosquillas, pero quería hacer unas diferentes. Las de mi madre están buenísimas, son las de toda la vida, pero quería cambiar un poco la receta y probar algunas nuevas. 
Ya hice las de naranja y son riquísimás también, pero ví estas rosquillas de leche condensada y me gustó la receta.
Como me encantan para los desayunos y meriendas , me puse a ello y mirad que ricas han quedado.
Son esponjosas y con un delicioso sabor. Totalmente recomendadas.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

     


Ingredientes:
     -   4 huevos M
     -   200g de leche condensada
     -   una pizca de sal
     -   1/2 copita de licor de anís
     -   560g de harina común
     -   15g de levadura química tipo royal
     -   2 cucharadas soperas de azúcar
     -   ralladura de 1 limón
     -   aceite para freír, de oliva suave o girasol
     -   azúcar para rebozar
Ponemos en un bol, los huevos con una pizca de sal, los batimos un poquito y añadimos la leche condensada. Batimos hasta que se integre bien todo.

Añadimos la ralladura de limón y el licor de anís, mezclamos y añadimos la harina tamizada junto con la levadura. Amasamos bien sobre la mesa espolvoreada con harina , hacemos una bola y dejamos reposar la masa unos minutos.
Cogemos porciones, hacemos unos rulitos y lo unimos por los extremos para formar las rosquillas.
Ponemos una sartén con aceite a calentar, cuando esté caliente , a unos 170ºC aproximadamente, vamos friendo las rosquillas. 
Cuando estén doraditas las sacamos, dejamos escurrir sobre papel de cocina y las rebozamos con azúcar.
Una vez frías, ya están listas para disfrutar.
¡Quedan buenísimas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube




La receta de hoy, es muy sencilla, pero con un resultado estupendo. Unos filetes rusos encebollados deliciosos.
Si tenéis carne picada, cebolla y cuatro ingredientes más de los habitales en casa, podéis hacerlos en poquísimo tiempo.
El resultado es riquísimo, con una salsa muy sabrosa que puedes dejar tal cual con la cebollita entera o puedes pasar por la batidora y triturarla, como prefieras. A mi me gusta encontrarme la cebolla en tiras dentro de la salsa, pero vosotros podéis triturarla si la preferís así.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

     

Ingredientes.
Para los filetes:
     -   600g de carne picada de cerdo-ternera
     -   1-2 cuchardas soperas de pan rallado
     -   1 huevo
     -   perejil picado
     -   un chorrito de leche
     -   1-2 dientes de ajo
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
Para la salsa:
     -   3 dientes de ajo
     -   2-3 cebollas medianas
     -   pimienta en grano
     -   150ml de vino blanco
     -   2 hojas de laurel
     -   1 vasito de agua o caldo de carne
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva
Primero aliñamos la carne picada. En un bol ponemos la cane, le ponemos un poco de sal y pimienta molida, mezclamos bien y  añadimos los ajos machacados, el perejil picado, el huevo, el chorrito de leche y pan el rallado. Mezclamos y dejamos reposar al menos 30 minutos.
Cogemos porciones de carne, con una cuchara y formamos bolitas que aplastaremos un poco con las manos. Los freímos en una sartén con un poco de aceite caliente. Los retiramos y dejamos escurrir sobre papel de cocina. Los ponemos en una cazuela.

Hacemos la salsa: En el aceite sobrante de freír los filetes, freímos la cebolla cortada en juliana y los ajos enteros. La dejamos hacer hasta que esté doradita. añadimos las hojas de laurél y los granos de pimienta. Dejamos que se doren unos minutos más y añadimos el vino blanco, dejamos que hierva para que evapore el alcohol y añadimos el agua o caldo de carne.
Lo añadimos todo a la cazuela donde tenemos los filetes y dejamos que cueza todo junto unos 10 mintuso, hasta que reduzca la salsa. Recetificamos de sal si es necesario.
Los servimos calentitos.
¡Están buenísimos!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube




Esta tarta Suksessterte o pastel del éxito, es un postre de los favoritos de los noruegos. Y no me extraña nada de nada, porque está buenísimo. Auqnue el nombre es impronunciable, la traducción al español es fácil de recordar y será como su nombre indica un éxito asegurado.

Además al no llevar gluten es perfecto para los celíacos. Es un bizcocho de almendras coronado con una crema de yemas y mantequilla que hará las delicias de todos.

Es un postre fantástico, os llevaréis una grata sorpresa cuando lo provéis. Y querréis repetirlo muchas veces.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

       

Ingredientes para un molde de 22 cm:

Para la base:

     -   4 claras de huevo L

     -   150g de azúcar glas

     -   190 g de almendra molida

     -   una cuchardita de zumo de limón

     -   2 cucharaditas de esencia de vainilla

Para la crema:

     -   4 yemas de huevo

     -   100ml de nata líquida

        90g de azúcar

     -   1 vaina de vainilla

     -   100g de mantequilla a temperatuda ambiente (en pomada)

Cobertura:

     -   almendra picada

     -   chocolate rallado

Hacemos la base:

Separamos las claras de las yemas.

Montamos las claras con una cucharadita de limón y cuando empiecen a espumar añadimos el azúcar poco a poco mientras batimos, añadimos la esencia de vainilla y seguimos batiendo hasta formar un merengue espeso.

Añadimos la almendra molida con movimientos envolventes. Echamos la masa en un molde forrado con papel de horno y lo horneamos con el horno precalentado a 170ºC unos 30 minutos, calor arriba y abajo, sin aire.

Lo sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Hacemos la crema:

En un cazo, ponemos las yemas de huevo, la nata, el azúcar y el interior de la vaina de vainilla, junto con la vaina. Lo ponemos al fuego y dejamos que hierva a fuego lento hasta que espese un poquito. Removemos despacio para evitar que se pegue.

Lo sacamos y dejamos que enfríe. Retiramos la vaina de vainilla.

Ponemos la crema en un bol y ya fría comenzamos a batirla con las varillas, y vamos añadiendo la mantequilla a temperatura ambiente poco a poco mientras batimos hasta que se forme una crema aireada. Como véis en el vídeo.

Montamos la tarta:

Colocamos la base en un plato y con la crema puesta en una manga pastelera cubrimos la base con la crema de mantequilla por encima. La espolvoreamos con almendra picada y con el chocolate rallado. La metemos en el friglrífico al menos durante 1-2 horas.

A la hora de servirla la sacamos unos 15 minutos antes, para que tome un poco de temperatura y la crema de mantequilla no esté demasiado dura.


Os aseguro que os va a encantar esta tarta.

¡Queda deliciosa!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

¿Os gusta la comida china?, en mi casa nos encanta, por eso suelo preparar platos siguiendo su estilo. Quizás no quede exacta a la que comemos en el restarurante pero pero queda casi igual y así podemos comerla en el momento en que nos apetezca sin movernos de casa.

Hoy vamos a preparar un pollo con piña estilo chino, una receta sencilla, con poquitos ingredientes y muy rápido de hacer. Es una receta antigua que necesitaba renovar las fotos y hacer el vídeo y me ha parecido un momento ideal para volverla a publicar.
Además, estas comidas nos dan una opción diferente de comer el pollo, un toque distinto con el que sorpender a nuestros comensales.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.   

 

Ingredientes:
     -   1 kg de pollo deshuesado, puede ser pechuga o muslos
     -   1 lata de piña grande en su jugo
     -   2 cucharadas de azúcar moreno
     -   3 cucharadas soperas de salsa de soja
     -   1 cucharada sopera de maizena
     -   2 cucharadas soperas de agua
     -   1 cucharada sopera de vinagre de arroz o de manzana
     -   60 ml de vino blanco
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   aceite de sésamo o de girasol
Para el rebozado:
     -   1 huevo
     -   1/2 vasito de agua
     -   150g harina común más o menos
Troceamos la piña y el pollo en trozos pequeños.   
Le ponemos al pollo un poco de sal y pimienta molida.  Lo reservamos.
Hacemos el rebozado:
En un cuenco ponemos el huevo, lo batimos un poco y añadimos la harina, lo mezclamos y vamos añadiendo agua poco a poco y mezclando hasta conseguir una gachuela espesa. Si es necesario ponemos o quitamos harina o agua.
Echamos el pollo y lo dejamos reposar unos 30 minutos.
En una sartén ponemos un poco de aceite y freimos el pollo con el rebozado. Lo apartamos y dejamos escurrir sobre papel de cocina.
Hacemos la salsa:
El el wok, ponemos un poquito de aceite de sésamo o de girasol. Añadimos la salsa de soja, el vinagre, el vino blanco, el azúcar moreno, un vaso del jugo de la piña. Dejamos que hierva un minuto y añadimos la maizena diluida en el agua fría. 
Dejamos que hierva y cuando haya espesado, añadimos la piña troceada, le damos unas vueltas y ponemos el pollo que ya tenemos frito.
Dejamos que hierva todo junto 1-2 minutos y lo servimos con arroz blanco. 
¡Queda buenísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube