Las croquetas caseras, son un plato muy agradecido y que a todos gusta. Al menos en mi casa nos gustan a todos, y de todos los sabores. Las de restos de cocido no faltan en mi congelador y las de espinacas son una forma diferente de comer verdura...

Hoy os dejo unas croquetas de bacalao que son una maravilla. Ideales para cenas, aperitios, o tapas. 
Podemos hacerlas fritas en freidora normal, al horno o hacerlas en una freidora sin aceite que en estos momentos son uno de los electrodomésticos más vendidos debido a que los platos son más sanos e igual de sabrosos pero nos permiten tener un estilo de vida más saludable. Yo ya he encargado la mía, para poder disfrutar de estas croquetas de forma más saludable, te recomiendo ver esta comparativa de las mejores freidoras sin aceite y elegir la que más te interese.
Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.
    

 Ingredientes:
     -   150g de bacalao desalado
     -   90g de harina
     -   1/2 cebolla
     -   2 dientes de ajo
     -   250ml de leche entera aproximadamente
     -   1 cucharadita de perejil picado
     -   aceite de oliva virgen
Picamos el bacalao en migas pequeñas. Lo resevamos.
Picamos la cebolla y el ajo muy picaditos.
En una sartén ponemos un poco de aceite y freímos los ajos y la cebolla picaditas hasta que estén dorados. Añadimos las migas de bacalao y la sofreímos un poquito. Añadimos el perejil, le damos unas vueltas y añadimos la harina.

La sofreímos un poco para que pierda el sabor a harina cruda y vamos añadiendo la leche poco a poco, mientras removemos para evitar los grumos.
La dejamos cocer hasta que veamos que se desprende la masa fácilmente del fondo de la sartén.
La retiramos del fuego y la ponemos en una fuente. La dejamos enfriar y cuando haya enfriado la metemos en el frigorífico hasta el día siguiente.
Sacamos la masa, cogemos porciones y las pasamos por harina, luego por huevo batido y por último por pan rallado. 
Las freímos con aceite bien caliente .
Las acompañamos de mayonesa y una rica ensalada. Tenemos un plato bien completo.

¡Quedan riquísimas!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Hoy os dejo una receta sencilla, un clásico que a todos gusta y con el que triunfarás seguro. Unos huevos rotos con jamón y trufa negra que son un manjar. 

Un plato típico de la cocina mediterránea, tradicional y con historia, una receta que en su base no ha cambiado nunca, huevos y patatas fritas, pero a la que podemos añadir multitud de variantes, jamón, chorizo... y en esta ocasión , unas lascas de trufa negra fresca que los transforma en un manjar único.

La trufa negra de Truffísimo, de plantación propia, va directa del campo a tu mesa, cumpliendo todos los controles de seguridad. Es un producto gourmet, muy valorado en las grandes cocinas del mundo, con un sabor y aroma únicos y que truffísimo pone al alcance de todos recolectandolas a diario y en su punto óptimo de maduración.

Ingredientes:

     -   2 huevos

     -   20g de trufa negra 

     -   200g de patatas

     -   jamón ibérico en lonchas

     -   aceite de oliva virgen

     -   sal al gusto

Podemos trufar los huevos si los metemos previamente y durante 2 días en un recipiente hermético junto con la trufa, así tendrán mucho más aroma y sabor.

Pelamos las patatas y las cortamos en bastoncillos finos. Les ponemos un poco de sal y las freímos en aceite bien caliente hasta que estén doradas. Las dejamos escurrir sobre papel de cocina.

Freímos los huevos a fuego fuerte para que salgan puntillitas .

Ponemos las patatas en un plato, colocamos los huevos fritos encima y al lado ponemos las lonchas de jamón. Terminamos el plato colocando unas lascas de trufa negra por encima de los huevos.

Ya solo nos queda disfrutar de este manjar con un buen pan casero.

¡Qué maravilla de plato!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

   
La tarta de queso americana o New York cheesecake, es una de las tartas más famosas de la web. Pues yo no la había hecho nunca y como me encantan las tartas de queso,  ya era hora de hacerla.
Y aunque podemos degustarla en cualquier parte del mundo, la casera queda mucho más rica que la industrial y además, es que es muy fácil de hacer.


La tradicional va acompañada de mermelada de arándanos, pero está buenísima sola, tal cual, aunque, como yo soy muy golosa, la prefiero con la mermelada, si a vosotros no os gusta esa mermelada, pues le ponéis poner de fresas o la que más os guste o no le ponéis ninguna.
Es el postre perfecto para terminar cualquier comida.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

    
Ingredientes para un molde de 20 cm:
Para la base de galletas:
     -   120g de galletas tipo maría
     -   60g de mantequilla o margarina
Para la crema de queso:
     -   450g de queso crema tipo Philadelphia
     -   200ml de nata para montar (crema de leche
     -   140g de yogur natural
     -   130g de azúcar
     -   20g de Maizena (harina de maíz refinada)
     -   3 huevos L
     -   1 cucharada sopera de zumo de limón
     -   1 cucharadita de esencia de vainilla
Para cubrirla:
     -   Mermelada de arándanos
Preparamos la base:
Molemos las galletas en la picadora hasta que se desmenucen bien. Derretimos la mantequilla en el microondas y se la añadimos a las galletas. Mezclamos bien.
Cubrimos el fondo de un molde desmontable con papel de horno. Echamos la masa de galletas y la vamos extendiendo bien sobre todo el fondo y un poquito por las paredes.
Lo horneamos a 180ºC , calor arriba y a bajo durante 10 minutos. Lo sacamos y dejamos enfriar.
Hacemos la crema de queso:
En un bol, ponemos el queso crema y el azúcar, lo mezclamos bien con unas varillas hasta que no queden grumos. Echamos el yogur, mezclamos y ponemos los huevos de uno en uno mientras mezclamos, no es necesario batir, solo mezclar hasta que estén incorporados.
Añadimos después la nata, el zumo de limón y la esencia de vainilla y mezclamos bien. Ponemos la maizena y mezclamos.
Lo echamos todo en el molde con la base de galletas. Forramos con papel aluminio toda la base del molde para que no le entre el agua  ya que lo vamos a cocer al baño maría.
Ponemos un paño en la bandeja de horno, colocamos encima la tarta y echamos agua caliente hasta cubrir como 2 cm del molde, sin que supere el nivel del papel aluminio.
Con el horno precalentado a 180ºC, la horneamos durante 30 minutos. Bajamos la temperatura a 150ºC y la seguimos horneando durante 30 minutos más. Apagamos el horno y la dejamos dentro con la puerta cerrada otros 30 minutos más.
La sacamos y dejamos enfriar completamente.
Si la vamos a cubrir con mermelada, ponemos una poca en un cuenco apto para microondas y calentamos la mermelada con 1-2  cucharaditas de agua para diluirla un poquito.

Se la ponemos por encima. La llevamos al frigorífico y la dejamos que se refresque un poco.
¡Lista para disfrutarla!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube



Hay recetas, como el pollo al horno que siempre apetecen y a todos gustan, o a la gran mayoría. Por varias razones, por lo fáciles de hacer y sobre todo por lo rico que queda.
Es una receta que podemos preparar con antelación y luego meterla en el horno, donde él solo hace todo el trabajo, de esa manera el esfuerzo en cocinar es mínimo y el resultado buenísimo.
Tengo muchas recetas de pollo asado en el blog, pero hoy os dejo estos contramuslos de pollo al limón que quedan buenísimos. Aunque si no te guste el limón, te recomiendo que pruebes el pollo asado  a la naranja  y verás lo rico que está.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

     

 Ingredientes:
     -   4 muslos de pollo
     -   3 dientes de ajo
     -   unas ramitas de tomillo o una cucharadita de tomillo molido
     -   zumo de 2 limones
     -   100 ml de vino blanco
     -   200 ml de caldo de carne casero o 1 pastilla de caldo de carne y agua
     -   aceite de oliva virgen
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   2-3 patatas
Pelamos y troceamos las patatas.
Limpiamos los muslos y los salpimentamos.
En el vaso de la batidora ponemos, el vino blanco, los ajos pelados y lo batimos todo bien.
En una fuente de horno ponemos un poquito de aceite, ponemos las patatas y los muslos encima, le echamos la picada de ajos.
Le ponemos unas ramitas de tomillo, el caldo de carne, el zumo de limón y un chorrito de aceite de oliva.
Lo metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 60 minutos aproximadamente. El tiempo depende de como nos guste de hecho.
Le damos la vuelta a la mitad de la cocción.
Los gratinamos un poco para dorar la piel y lo servimos acompañado de las patatas.
¡Queda buenísimo!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

El Hachis parmentier es una plato de la gastronomía francesa, un pastel de carne y patatas gratinado. Su nombre significa "picado" o "desmenuzado", ya que sus ingredientes van picados.

Su nombre se lo debe al nutricionista Antoine-Augustin  Parmentier, que promovió el consumo de la patata en Francia. 

Como en todo plato que se precie, hay muchas variantes, y aunque se suele aprovechar restos de carne sobrante de otros guisos, lo cierto es que a día de hoy, podemos ponerle cualquier tipo de carne molida.

Éste es el reto de este mes en el Desafío en la cocina. Donde Toñi, del blog Qué se cuece en mi cocina, nos invita a degustar este rico plato. Cómo yo ya tengo en el blog el pastel de carne y puré de patatas, he hecho una variante a ver si os gusta.

El resto de recetas las podéis ver aquí.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

 

  Ingredientes:

     -   500g de carne picada

     -   3-4 patatas grandes

     -   1/4 de cebolla 

     -   1 cucharada de perejil picado

     -   Sal al gusto

     -   Pimienta molida al gusto

     -   Nuez moscada al gusto

     -   1 cucharadita de pimentón dulce

     -   Salsa bechamel (Receta aquí)

     -   Queso rallado,  4 quesos o mozzarella

Aliñamos la carne:

Ponemos la carne en un cuenco y le ponemos sal, pimienta molida y nuez moscada al gusto. Añadimos la cebolla muy picadita,  el perejil picado y el pimentón y mezclamos todo muy bien. La dejamos reposar.

Ponemos las patatas enteras y bien lavadas a cocer con un poco de sal hasta que estén tiernas. Las dejamos templar y las pelamos. Las cortamos en rodajas finas.

En un molde redondo de unos 22 cm. colocamos la rodajas de patata en el fondo y en los laterales. 

Cogemos porciones de carne y hacemos bolitas del tamaño de una bola de helado. Las colocamos encima de las patatas dentro de molde. Colocamos rodajas de patata entre las bolitas de carne para separarlas entre si.

Hacemos la bechamel como dice la receta y  la  vertemos encima de la carne y espolvoreamos por encima con el queso rallado.

Lo horneamos todo con el horno precalentado a 200ºC, calor arriba y abajo, sin aire, unos 30-40 minutos. El queso quedará derretido y doradito. Si se dora demasiado lo podéis tapar con parpel aluminio.

Desmoldamos el pastel y lo servimos acompañado de una buena ensalada. Queda muy jugoso.


¡Te lo recomiendo!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

Los bizcochos borrachos son unos dulces muy famosos y típicos de Guadalajara. La receta es un secreto bien guardado. Los ingredientes básicos son los de cualquier bizcocho, pero con el toque personal de cada pastelero...
Sumergidos y empapados de un delicioso almíbar de licor , harán las delicias de tus comensales. No te los pierdas, son facilísimos de hacer y quedan buenísimos.

Os dejo la receta en vídeo y os invito a suscribiros a mi canal de YouTube.

   

Ingredientes:
Bizcocho:
     - 4 huevos
     - 1 cucharada de levadura
     - 100g de harina
     - 100g de azúcar
     - 1 cucharadita de canela en polvo
     - Ralladura de un limón
Almíbar:
     - 500ml de agua
     - 400 g de azúcar
     - 4 cucharadas de miel
     - Una piel de limón
     - Canela en rama
     - 200ml de vino blanco
     - 100ml de ron o coñac
Se precalienta el horno a 180º.
Separamos las yemas de las calras de los huevos.
Batimos las claras a punto de nieve fuerte. Las reservamos.
Se baten las yemas con el azúcar en un recipiente hasta que blanqueen y doblen su volumen.
Añadimos la ralladura de limón y la canela molida. Mezclamos y añadimos las harina. Vamos añadiendo las claras poco a poco mientras mezclamos hasta integrarlas todas. 
Se pone en un molde rectangular untado con mantequilla y harina y se hornea a 180º hasta que esté hecho, unos 15 mnutos... ( se pincha con un cuchillo y si no sale manchado ya está).
Hacemos el almíbar:
Se pone a hervir el agua con el azúcar, la miel, la piel de limón y la rama de  canela durante 15 – 20 minutos a fuego medio, se le añade el vino y el ron y se deja hervir 3 minutos más.
 Una vez frío el bizcocho, lo cortamos en cuadrados en el mismo molde donde se ha hecho y le hechamos el almíbar aún caliente por encima para que empapen bien. 
Lo dejamos reposar de un día para otro en el frigorífico.
Se colocan una vez fríos en moldes de magdalenas y los espolvoreamos con canela molida por encima.
Son tan jugosos y ricos que no podrás comerte solo uno, tendrás que repetir varias veces.
¡Una delicia!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

 

 

Los amantes de los fritos y empanados no podéis perderos este recopilatorio. Porque os dejo una buena selección de diferentes platos donde el empanado y el frito está presente. 

Y aunque tienen mala fama, por eso de que engordan mucho o no son buenos para la salud, la verdad es, que si no abusamos de ellos y los comemos solo de vez en cuando no tienen por que ser malos.

Son rápidos de hacer, pues algunos de ellos puedes tenerlos congelados y hacerlos en el momento que los necesites y además son muy demandados en restaurantes y bares por su precio asequible.

Éstos son hechos en casa y a vuestro gusto, elegidos de entre muchos compañeros bloggers. Para ver las recetas solo tienes que pinchar en el nombre de cada una de ellas que encuentras encima de las fotos.

Rejos fritos o patas de calamar.

Un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares españoles y que está delicioso. De mi blog Julia y sus recetas.

Albóndigas de patatas y atún

Están de cine, y son un picoteo que gusta todos!!Del blog El jardín de mis delicias.

Alitas de pollo fritas estilo kentucky

Son adictivas estas alitas del blog Cocinando con las chachas.
A quien no le gustan las gambas o langostinos rebozados?? Éstos están de lujo. del blog Tapitas y postres.

Una tapa a la que llaman viejuna pero que está de rechupete!! Del blog La Rosa dulce.

Irresistibles son estos palitos de mozarella del blog Anna recetas fáciles.

Tequeños de queso

No los has probado? Pues te los recomiendo, son deliciosos!! Del blog La cocina de Masito.

Boquerones fritos

Cualquier momento es bueno para disfrutar de unos ricos boquerones fritos del blog Cocina a buenas horas.

Aros de cebolla crujiente

Son muy fáciles y quedarán perfectos siguiendo las indicaciones que nos dan en su canal Recetas por un tubo.
Un picoteo, fácil, delicioso y muy colorido del blog Entre 3 fogones.
Este cazón no dejará indiferente a nadie, está riquísimo!! Del blog Olor a hierbabuena.
Crujientes por fuera y tiernas y jugosas por dentro. Del blog La cocina de Merche Borjas.
Son adictivas estas supremas de pollo fritas, del blog Caserissimo.
Unas tortillitas riquísimas y facilísimas de hacer. Del blog El dulce paladar.

Bien ricas que están estas empanadillas rellenas de champiñones y queso de cabra del blog Mis cosillas de cocina.

Y no podían faltar los preferidos de los niños y no tan niños...nuggets de pollo del blog Picoteando ideas.

Una forma ideal de comer pescado, están deliciosos. Del blog Disfrutando de la cocina.

Y por supuesto hay muchos más tipos de fritos y empanados, pero creo que os he dejado una buena selección.
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube