Perrunillas extremeñas

viernes, 4 de noviembre de 2016





Llega de nuevo el Día del Dulce Typical Spanich. Todos los 4 de Noviembre lo celebramos para potenciar nuestros dulces, frente a ciertas modas anglosajonas que inundan nuestra gastronomía.
España tiene gran variedad y calidad de dulces típicos , con recetas que pasan de generación en generación... procuraremos que no se pierdan esas recetas que con tanto gusto degustamos a través de los años.

En esta ocasión he decidido por un dulce que en casa nos gusta muchísimo, las perrunillas... y sobre todo por las perrunillas extremeñas, un dulce que es, creo, el más famoso de Extremadura. Su origen es incierto, aunque se supone que es un dulce conventual, sin poder decir exactamente su cronología.


Sus ingredientes son muy sencillos, y debido a su popularidad podemos encontrar pequeñas variaciones en su elaboración e ingredientes, dependiendo de la zona o del cocinero que las haga...
Yo suelo hacer siempre las perrunillas manchegas que difieren un poquito con las extremeñas , pero esta vez he preferido hacer éstas y os las recomiendo, porque están para chuparse los dedos!!
Si queréis ver el resto de recetas pinchad aquí.

Ingredientes:
     -   500g de harina normal
     -   150g de azúcar
     -   250g de manteca de cerdo a temperatura ambiente
     -   2 huevos
     -   1 cucharada sopera de licor de anís
     -   1 cucharada sopera de leche
     -   ralladura de 1 limón
     -   1 cucharadita de (café) de canela molida
     -   1 cucharadita (de café) de bicarbonato o levadura tipo royal

Lo primero que tenemos que hacer es sacar la manteca del frigorífico y dejarla a temperatura ambiente al menos 2 horas.
En un cuenco ponemos la manteca con las yemas, añadimos el azúcar y mezclamos bien, seguidamente añadimos la canela, la ralladura de limón, el licor de anís y la cucharada de leche.
Mezclamos bien y vamos añadiendo la harina junto con el bicarbonato poco a poco mientras mezclamos. Amasamos la mezcla en la mesa de trabajo con las manos y así es más fácil.
Cogemos porciones de la masa , hacemos una bola en forma de croqueta.
Batimos las claras con un tenedor , que se pongan espumosas.
Aplastamos un poquito las croquetas de masa por arriba y las mojamos por un lado en las claras batidas, después por ese mismo lado las rebozamos en azúcar (solo por el lado mojado en las claras), presionamos un poco para que se pegue bien el azúcar y luego al cocerlas nos salga ese crujiente tan rico que llevan.
Las ponemos en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear y las metemos en el horno precalentado a 180ºC unos 15 minutos. El tiempo depende de cada horno...cuando veamos que el azúcar está resquebrajado y están doraditas, las sacamos y dejamos enfriar sin tocarlas, suelen estar muy blanditas cuando están calientes y se podrían romper.

¡Son deliciosas, os las recomiendo!

34 comentarios

  1. ¡Qué delicia! No sabía que fueran tan sencillas de hacer y sinceramente tienen tan buena pinta que apetecen muchísimo. Supongo que en una lata se conservarán bien, aunque no creo que duren mucho ¡porque tienen que estar deliciosas!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Qué buenas!! Pensé que era más complicado. Voy a tener que hacerlas, porque me encantan. Enhorabuena :)

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta estupenda! A ver si me pongo con mis hijas a hacerlas para estas fechas. Al verlas me ha recordado a las que hacía una tía de mi madre cuando yo era pequeña. Muchas gracias. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me llevo la receta, tienen una pinta espectacular¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Que ricas Julia!!! Este era el dulce preferido de mi padre, la receta es casi igual, la de mi madre yo no las he hecho nunca. Me encanta.Bss

    ResponderEliminar
  6. La de veces que se las ví hacer a mi abuela!!! Y eso de esperar en la tahona a que sacaran nuestras bandejas... tremendo!!! Son una maravilla.
    Bsss

    ResponderEliminar
  7. Que buenas Julia, tienen una pinta espectacular como todo lo que haces!! besoss

    ResponderEliminar
  8. Que buenas ,me encanta hacer esta receta!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Ay por dios que ricas! esa corteza debe estar de muerte, espero que estés mejor de tu catarro que te he leído por ahí...besos

    ResponderEliminar
  10. Uyyyy!!!! si yo tuviera a mi alcance unas perrunillas de estas que me han dejado con la boca abierta y que seguro me ayuda a recuperarme. Estas las voy a hacer para navidad . Bests

    ResponderEliminar
  11. Las hice una vez, la receta ponía perrunillas a secas y a pesar de ser una receta fácil las que hice no se parecian en nada a las de la foto del libro jaja, las tuyas han quedado fantasticas, para merendar este finde que parece que va a estar malo son ideales...Bess

    ResponderEliminar
  12. Las navidades pasadas hice un par de tandas y triunfaron. Estas, creo que caerán algunas más... no es que sean muy navideñas, pero son ricas y sencillas y cuando nos hartamos de polvorones, las perrunillas entran solas :)

    ResponderEliminar
  13. A mi las perrunillas me recuerdan siempre a un pueblo de Avila que se llama Arenas de San Pedro, allí hacen unas perrunillas muy parecidas a las de extremadura, estas tuyas tienen una pinta buenísima !!!
    besos,

    ResponderEliminar
  14. Julia, hace años que no las como y al verlas he recordado muchas cosas. Mi suegra, aunque de Hellín vivió muchos años en Extremadura y mi suegro es extremeño. Siempre que iban en vacaciones, me traían, pero eran de panadería. Las tuyas, tienen mejor pinta, te lo aseguro. Me guardo la receta, por tenerla.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. Tienen una pinta fantastica. Sustituyendo la manteca por la mantequilla, debe de estar igual de rica. Me la apunto querida Julia, seguro que a los chicos tambien les gustara mucho.

    Besicos

    ResponderEliminar
  16. Me encantan Julia. Yo, como buena descendiente extremeña, las hago a menudo y tambien las tengo por dos veces en mi blog. Las auténticas son de manteca y se solian hacer despues de la matanza y en semana santa, con mantequilla ni se le parecen. Te han quedado perfectas. Muakkkkkkk

    ResponderEliminar
  17. Parecen fáciles y a las niñas seguro que les gustan. Apuntada. Gracias Julia!

    ResponderEliminar
  18. Ya te han dicho todo, se ven espectaculares, y muchos puntos a favor que sean al horno.
    Me la guardo :)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Tienen una pinta exquisita! Me encantan! Besitos!

    ResponderEliminar
  20. Qué delicia Julia! me guardo tu receta, me encanta, gracias y un beso :)

    ResponderEliminar
  21. Hola, hace mil años que no las como, con lo que me gustan. Tienen una pinta espectacular, de las mejores que he visto !!Un beso

    ResponderEliminar
  22. Tienen una pinta deliciosa, no estoy segura de haberlas probado, me las apunto, besos.

    ResponderEliminar
  23. Yo las he echo hoy y cuando se enfrien las voy a probar

    ResponderEliminar
  24. No conocía esta receta hasta que una amiga las hizo un día y me las dejó probar. Desde entonces tengo la receta en pendientes, aunque viendo la pinta de las tuyas, creo que haré tu receta, jijijij. Menudo bocado tiene esa. Que rico! Besitos guapa

    ResponderEliminar
  25. Madre mía Julia, se salen de la fotografía. Me las dejo en pendientes que a mi costillo le encantan. Bss

    ResponderEliminar
  26. Babeo Julia!! Cuando miro esa azúcar encima tan crujiente, se me hace la boca agua!! Qué delicia de dulce!!

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Julia no las he probado nunca pero tiene que estar muy ricas, tienen que estar muy crujientes y dulce, me encantan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Me llevo la receta jajaja y pronto a prepararlas en casita. Bss

    ResponderEliminar
  29. No las he hecho nunca y esto lo voy a solucionar rápido que me han parecido estupendas.
    Besos
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  30. Que ilusión me ha hecho conocer tu blog justo con esta receta! Mi chico es extremeño y este verano fui por primera vez a Extremadura, me enamoré de las perrunillas, me traje cajas y me puse muy triste cuando se acabaron. Las que me pude comer...(jajaja) Te cojo la receta para intentarlo ¡Gracias! Saludos

    ResponderEliminar
  31. Desde hace dos años que estuve por Extremadura que las tengo pendientes de hacer, las compré en un convento y me encantaron.
    Me guardo tu receta Julia que te han quedado perfectas!!
    Un bst.

    ResponderEliminar

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...