Duelos y quebrantos manchegos. Revuelto de chorizo, panceta y jamón

jueves, 10 de mayo de 2018

Duelos y quebrantos. Revuelto de chorizo, panceta y jamón. Julia y sus recetas
Los duelos y quebrantos, son un plato típico de la gastronomía manchega, cuyos ingredientes, son chorizo y tocino entreverado revueltos con huevos.
Es un plato bastante calórico que se conoce internacionalmente debido a  la referencia que se hace de él en el libro  Don Quijote de La Mancha de Miguel de Cervantes en su capítulo 1...
"En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor... Una olla de algo más que vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes y algún palomino de añadidura los domingos consumía las tres partes de su hacienda... "
Pues bien, en un blog de una manchega no podía faltar este plato tan típico y como en la cocina TS, nos han pedido este mes cocinar un plato de varias comunidades, entre ellas la castellano-manchega, me he decantado por éste que es muy representativo de nuestra gastronomía.
Si quieres ver el resto de recetas pincha aquí.
Ingredientes:
     -   4 huevos M
     -   100g de tocino entreverado o panceta fresca
     -   100g de jamón serranos en taquitos
     -   75g de chorizo fresco troceado
     -   sal al gusto
     -   aceite de oliva virgen
Cortamos el jamón, el tocino y los chorizos en taquitos. Ponemos un poco, muy poco aceite en una sartén y sofreímos el tocino, cuando esté dorado añadimos el chorizo y lo freímos durante 1-2 minutos, añadimos el jamón y los sofreímos durante 1 minuto.
Una vez tengamos todo sofrito añadimos los huevos, les ponemos un poquito de sal y removemos todo junto hasta que cuajen y queden bien revueltos.
Se suelen presentar en un cuenco de barro y acompañados de un buen pan casero y con un vasito del buen vino de la tierra.
¡Delicioso!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

10 comentarios

  1. Fue la primera opcion que pensé porque me encanta pero luego pense que ya estabais las manchegas que dominais esta cocina para traerla jejejejeje Muy rico Julia!

    ResponderEliminar
  2. A mí este plato siempre me recuerda a El Quijote, y como buena manchega lo has bordado ¡qué hambre y mira que es temprano! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. De lo mejor del QUijote, dí que sí, jajaja. Un saludo !

    ResponderEliminar
  4. Hace un par de años descubrí esta receta en un blog que por desgracia ya no existe, aunque nunca la he hecho en casa. Ahora que veo tu versión me dan ganas de hacerla pronto, aunque tengo que tener cuidado con las grasas, pero es que todo lo que llevan me encanta!! Me ha gustado mucho ver tu receta.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de plato, buena idea para cenar!
    Bs

    ResponderEliminar
  6. Esta receta estaba en la lista de las que quería hacer para el reto, así que la tengo que preparar seguro, me he quedado con las ganas. La tuya se ve riquísima. Saludos :)

    ResponderEliminar
  7. Pues n o los he probado nunca. Me parecen apetecibles pero tan gordos que no encuentro elmomento de meterles mano! Buena pinta desde luego tienen...

    ResponderEliminar
  8. El clásico del Quijote que a pesar de haberlo visto muchas veces nunca lo he probado. Te ha quedado la mar de apetecible. besos!

    ResponderEliminar
  9. Qué plato más contundente!!! genial. Me encanta todo lo que lleva. Había oído y leído el nombre de este plato pero no sabía lo que llevaba. Muchas gracias Julia. Muy buena receta y referencia literaria.

    ResponderEliminar
  10. Qué plato más contundente!!! genial. Me encanta todo lo que lleva. Había oído y leído el nombre de este plato pero no sabía lo que llevaba. Muchas gracias Julia. Muy buena receta y referencia literaria.

    ResponderEliminar

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...