Flores manchegas

viernes, 20 de julio de 2012

Flores manchegas. Julia y sus recetas
Las flores manchegas, son un dulce típico de Castilla-La Mancha, aunque también las hacen en otras comunidades, con ligeras diferencias en sus ingredientes. 
Aunque suele comerse para carnaval o Semana Santa, también se puede hacer en cualquier época del año.
Es una receta tradicional, de toda la viada, yo la he visto hacer a mis abuelos, mi madre y ahora las hago yo, porque además nos encanta en casa.
Como todas las recetas manchegas, tiene muy pocos ingredientes, y además, de los que siempre tenemos en casa, harina, huevos, leche...muy básicos. Lo más difícil es encontrar el molde, que quizás fuera de las comunidades donde se hacen sea difícil de encontrar... aunque pueden tenerlo en las ferreterías o tiendas de utensilios de cocina.
Solo se necesita un poco de paciencia  para hacerlas y os quedarán unas flores de lo más ricas.
Ingredientes:
     -   2 huevos M
     -   400ml de leche
     -   240g de harina todo uso
     -   1 cucharada de aceite 
     -    azúcar para rebozar
     -   canela molida para rebozar
     -   aceite de girasol o de oliva para freír
Hacemos el gazpachuelo, poniendo en el vaso de la batidora todos los ingredientes, los huevos, la leche, la cucharada de aceite y la harina. Lo batimos todo procurando que no queden grumos y lo echamos en un recipiente hondo donde quepa bien el molde.
En una sartén profunda ponemos bastante aceite a calentar con el molde de las flores dentro. Debe calentarse a la vez que el aceite. Cuando esté bien caliente, sacamos el molde y rápidamente lo introducimos dentro del gazpachuelo, yo suelo meterlo hasta la mitad solamente, porque me gustan las flores finitas, pero si queréis hacerlas más altas, lo podéis meter hasta cubrilo casi del todo...
Veréis que el gazpachuelo se adhiere a las paredes del molde, lo sacamos y lo metemos en el aceite bien caliente, lo vamos moviendo un poquito para que mientras se fríe, la flor se desprenda del molde, a veces se pega un poco y le ayudamos con un tenedor... le damos la vuelta a la flor para que se dore por todos lados y la sacamos, dejamos que escurra en papel de cocina.
El molde lo dejamos dentro de la sartén, debe estar siempre metido en el aceite caliente, para que las flores salgan bien.
Seguimos haciendo flores hasta terminar la masa, salen bastantes. Las rebozamos en azúcar y canela mezcladas y listas para disfrutarlas.
¡Quedan riquísimas y crujientes!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

0 comentarios