Hornazo dulce manchego

viernes, 26 de abril de 2019

Hornazo dulce manchego. Julia y sus recetas
El hornazo dulce manchego es un bollo dulce que se come en la época de Pascua, aunque generalmente se come después de S. Santa, en cada zona se consume un día distinto. En algunas zonas se come el jueves lardero y suele ser el hornazo salado, típico de la zona de Albacete,  pero yo siempre lo he comido el domingo después del de resurrección, en mi época estudiantil en Puertollano. La costumbre era salir al campo y comerlo en el Cerro de Santa Ana, subiendo a la "chimene cuadrá", pero ahora la mayoría de la gente se va al pinar que hay antes de puerto de Mestanza...


El origen es incierto, pero viene de muy antiguo, hay quien dice que se remonta al S. XVI, cuando los clérigos pedían a los fieles que celebrasen la resurrección de Cristo, costumbre que se extendió por Sierra Morena y el Campo de Calatraba... y aunque se parece mucho a las "monas", típicas de la zona de levante, nada tiene que ver con ellas... ya en  El Quijote, de Cervantes se hacía mención al hornazo manchego...
" El bachiler se ofreció a escribir a Teresa de la respuesta, pero ella no quiso que el bachiller se metiese en sus cosas, que le tenía por algo burlón, y, así, dio un bollo con dos huevos a un monaguillo que sabía escribir, el cual escribió dos cartas, una para su marido y otra para la duquesa ..." (II-50)


Pero lo esencial de esta receta es preservarla y evitar que desaparezca, las mejores recetas son las tradicionales y ésta es una delicia. Hoy os la dejo, adaptada a mi gusto, y os aseguro que está muy rica.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes para 2 hornazos medianos:
Prefermento:
     -   50g de harina de fuerza
     -   50ml de agua
     -   2g de levadura seca de panadero o 4 g de la fresca
Para la masa:
     -   todo el prefermento
     -   400-425g de harina floja, la todo uso, más o menos
     -   25g de leche
     -   4g de levadura seca o 10 de fresca
     -   37g de zumo de naranja
     -   50g de aceite de oliva virgen
     -   2 huevos M
     -   125g de azúcar
     -   una pizca de sal
     -   1 cucharadita de semillas de anís,  matalauva
     -    ralladura de 1 limón
Para terminar:
     -   2 huevos con cascara enteros y cocidos
     -   huevo batido para pintar
     -   azúcar para espolvorear
Cocemos los huevos durante 5 minutos. No los cocemos más porque luego terminaran de cocerse al horno.
Hacemos el prefermento: 
En un bol ponemos la levadura, el agua templada y los 50g de harina de fuerza, mezclamos todo y dejamos reposar 30 minutos, la masa burbujeara y doblará su volumen.
Hacemos la masa:
Calentamos el aceite y cuando esté caliente añadimos las semillas de anís, y lo retiramos del fuego, dejamos que repose hasta que esté templado.
En el bol de la amasadora ponemos los huevos, el azúcar y empezamos a batir, luego añadimos el zumo de naranja, la ralladura de limón, la leche y el aceite con las semillas de anís.
Seguimos mezclando y añadimos el prefermento.
Mezclamos y añadimos la mitad de la harina y la pizca de sal, seguimos amasando e incorporando el resto de harina y la levadura seca, (si es levadura fresca, tendremos que diluirla y añadirla con la leche templada) hasta formar una masa uniforme,  aunque un poquito pegajosa... si necesita más  o menos harina, se la añadimos. No debe de quedar dura, sino un poquito pegajosa.
Amasamos durante 5-7  minutos, si es a mano pues un poquito más...pero no demasiado, al ser harina floja no es necesario amasar mucho.
La ponemos en un recipiente untado con aceite , la tapamos y dejamos reposar en un sitio cálido hasta que doble su volumen. Yo precaliento el horno a 45ºC, lo apago y meto la masa, leva muy rápido.
La sacamos, desgasificamos con las manos y la partimos en dos trozos iguales, reservamos un poco de masa para formar una cruz encima de los huevos.
Los boleamos y los ponemos en la bandeja de horno cubierta con papel de horno, aplastamos con las manos para formar una torta de 1cm y medio de grosor,  colocamos encima un huevo, cruzamos con dos tiras finitas de masa por encima , los tapamos y dejamos que reposen hasta que doblen su volumen.
Los pintamos con huevo batido y los espolvoreamos con bastante azúcar.
Precalentamos el horno  a 200ºC, una vez caliente, lo bajamos a 170ºC y metemos los hornazos, los horneamos durante 20 minutos más o menos, con calor arriba y abajo, sin aire. Cuando veamos que están doraditos, los sacamos y dejamos enfriar.
Listos para disfrutarlos. Quedan super esponjosos y con un delicioso sabor a anís.
¡Son una delicia!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube. Y si le dais a la campanita no os perderéis nada de lo que publique.

4 comentarios

  1. Pues me ha enamorado tu receta y no pienso esperar todo un año para hacerla asi que el dia menos pensado ne pongo manos a la obra la veo perfecta. Mil besicos

    ResponderEliminar
  2. Tiene que estar muy bueno, la pinta es espectacular.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Riquísimo. Yo soy de Albacete y allí se comía el jueves Lardero. El que yo recuerdo era dulce y con el huevo en el centro. Me trae entrañables recuerdos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. En mi pueblo se hace algo muy parecido también, y a mi me transporta hasta mi infancia! :)
    El tuyo tiene una pinta fantástica, voy a probarlo!!
    Un besote!

    ResponderEliminar

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...