Tarta capuchina

viernes, 9 de octubre de 2015



Hace mucho que no os traigo una tarta...y no sé porqué...tengo varias en borradores...pero se quedan olvidadas y no encuentro el momento oportuno para publicarlas...
Pues hoy ha legado el momento. Esta tarta capuchina,  la hice para mi cumple...de eso hace ya varios meses y casi se me va a juntar con el siguiente...
Esta tarta está elaborada principalmente con yemas de huevo y almíbar, y os puedo asegurar que es una de las tartas mas ricas que he probado.
Es muy fácil de hacer, solo es un bizcocho de yemas y una cobertura de yemas y si nos apetece la adornamos con merengue o nata... o nos la comemos tal cual.

Además es apta para celiacos
Vamos con la receta...

Ingredientes:

Para el bizcocho en un molde de 22 cm.
     -   9 yemas
     -   2 huevos enteros
     -   30g de harina de maíz refinada (Maizena)

Para el almíbar:
     -   250g de azúcar
     -   350ml de agua
     -   corteza de 1 limón

Para la cobertura de yemas:
     -   3 yemas
     -   125g de azúcar
     -   25 ml de agua
     -   1 cucharadita de harina de maíz refinada diluida en una cuchardita de agua (Maizena)
     -   azúcar glas para cubrir la cobertura

Para adornar:
     -   200 ml de nata para montar (35% de materia grasa)
     -   3 cucharadas soperas de azúcar glas
     -   1 cucharada sopera de queso mascarpone

También podemos adornarla haciendo un merengue con las claras que nos han sobrado, pero yo he preferido con nata para que no esté demasiado dulce. Las claras las usé para otra receta que os pondré otro día.

Hacemos el bizcocho:
Batimos las yemas  y los dos huevos con las varillas eléctricas hasta que triplicar  su volumen por lo menos 15 minutos, hasta que estén parecidas a un merengue espeso.
Añadimos la harina de maíz tamizada y batimos unos minutos mas con movimientos envolventes.


Los ponemos en el molde y los horneamos con el horno precalentado al baño maría a 180º C durante 15 minutos.
Mientras se cuece, hacemos el almíbar  poniendo en un cazo el agua y el azúcar y la corteza de limón unos dos minutos. Empapamos el bizcocho con la mitad del almíbar caliente, le damos la vuelta como si fuera una tortilla y lo empapamos por la parte de abajo. Lo dejamos reposar. 


Hacemos la cobertura de yemas:
Deshacemos las yemas en un cazo y le añadimos la harina de maíz diluida en una cucharada de agua fría. Aparte hervimos el agua junto con el azúcar durante 4 minutos.
Vertemos el almíbar en las yemas poco a poco mientras las batimos y las ponemos al fuego hasta que espese, dándole vueltas continuamente para que no se nos pegue.


Cubrimos la tarta con ella. Dejamos que se enfríe completamente. Espolvoreamos bastante azúcar glas encima y vamos haciendo rayas con un soplete formando un enrejado.


Montamos la nata.
Ponemos la nata muy fría en un recipiente también muy frío y la batimos con las varillas, cuando tome cuerpo añadimos el azúcar glas poco a poco mientras batimos  hasta que esté espesa. Añadimos la cucharada de mascarpone y batimos hasta integrarlo.
La ponemos en una manga pastelera y adornamos la tarta a nuestro gusto.


La dejamos enfriar en el frigorífico y lista para degustarla.


¿os apetece un trozo?¡ Es deliciosa!

32 comentarios

  1. Ti è venuta benissimo!
    Un abbraccio

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla Julia, te ha quedado espectacular!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las tartas, siempre cambio de un cumpleaños a otro, y esta me parece buenisima, me la guardo.Besos

    ResponderEliminar
  4. Que rica la tengo pendiente de hacer pero me parecia muy dificil y siempre la dejo , ahora copio tu receta aver si me animo besitos

    ResponderEliminar
  5. Menuda pinta ¡no dejes de traernos tartas como esta que nos pongan los dientes largos!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Julia un corte ideal.
    Se ven perfectamente las diferentes texturas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  7. Julia qué maravilla de tarta! Me has creado un antojo impresionante, me la apunto para probarla con tar de que tenga tiempo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Bueno, bueno ¡¡qué lujo de tarta!!
    Feliz finde, besos.

    ResponderEliminar
  9. No he comido nunca, que yo sepa, pero pinta muy rico
    un besazo

    ResponderEliminar
  10. GUA¡¡¡¡¡¡¡¡ se ve deliciosa seguro que metes un bocado y se deshace. Me encanta¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. Pedazo tarta!! No veas que corte tiene!!! Me llevo un cachín. Besitos

    ResponderEliminar
  12. Qué tarta más rica!!! Tiene una presencia que se come con los ojos!!! A mi me gustan mucho este tipo de tartas y si dices que está tan buena, hay que probarla!!
    Un beso y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  13. Hola guapísima !!!!
    Me parece verdaderamente una delicia. Sé que nunca haré tartas con estas terminaciones tan fantásticas, por eso admiro doblemente cuando las veo en otros blogs.
    A mí también me parece una de las tartas más ricas que he comido, y si algún día me atrevo a dejarla así y mi manga pastelera no cobra vida propia jaja, te lo cuento.
    Besotes gordos mi niña, feliz puente.

    ResponderEliminar
  14. Julia,tiene una pinta riquisima esta tarta,me encanta la yema así requemadita!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que pintaza tiene esta mravilla de tarta, nunca la hice pero no te preocupes, como la tuya seguro que no me queda ,pero que la haré segurisimo, nunca la probé, te quedo maravillosa y con una pintaza...Bess

    ResponderEliminar
  16. Julia, esta tarta es una delicia absoluta. Da ganas de estirar la mano y tomar una buena porción porque se come con los ojos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Ni la miro Julia que me entra un mono de dulce, pero del de verdad, no del que tomo yo. Preciosa y ricaaa. Besazos

    ResponderEliminar
  18. uhmmmmmm...por dios Julia !!!
    que no son horas y ya se me hace la boca agua
    una tarta deliciosa...igual que su presentacion
    ya te contare...porque va a caer pronto
    un besazoooooo...feliz puente !!!

    ResponderEliminar
  19. Si la tenias en el borrador ya es tarta comida, de lo contrario te pediría un solo trocito porque esta tarta debe estar buenísima!!
    Besos
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  20. Hace mucho que no me paso ya que he estado de medicos.La tarta se ve deliciosa y muy bonita.Bsss

    ResponderEliminar
  21. Que pinta mas buena, tiene que estar riquísima. Umhhhmmm.... Quieroooo!!!
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  22. Qué rica julia !!! Me encantan este tipo de tartas bss

    ResponderEliminar
  23. Buenas tardes!
    Es mi tarta favorita y cuando la he visto me he puesto manos a la obra.
    Peromel bizcocho me ha salido mas parecido a un carton q a lo q se ve en la foto.
    Que es lo q he hecho mal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues imagino que lo que te ha pasado es que no has montado bien las yemas con los huevos. Al no llevar levadura , la unica forma de que quede esponjosa es metiendo aire a la masa y eso se consigue montando las yemas y los huevos hasta formar un merengue espeso, Luego añades la harina tamizada y la mezclas con movimientos envolventes procurando que no se bajen las yemas. De todas formas no es un bizcocho muy alto, es de unos 3-4 cm de grosor como máximo y cuando enfría suele bajar un poquito. Luego en caliente lo bañas con el almíbar y así queda húmedo. Bs.

      Eliminar
  24. Me llama la atencion, que el ¿bizcocho no lleva azucar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, el bizcocho no lleva azúcar porque va empapado con un almíbar de azúcar muy dulce...si le ponemos azúcar ya sería demasiado dulce...Bs.

      Eliminar
  25. Es que a la hora que vengo a visitarte y me encuentro con este pastel pecaminoso. El corte es espectacular y como debe saber madre mía. Un abrazo Julia.

    ResponderEliminar
  26. No voy a tener tantos cumpleaños para copiarte tantas delicias!!

    ResponderEliminar

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...