Cochinillo confitado a baja temperatura con salsa de frutos rojos

lunes, 31 de diciembre de 2018

Cochinillo confitado a baja temperatura con salsa de arándanos. Julia y sus recetas
El cochinillo confitado a baja temperatura, es un plato que en casa nos encanta y que  no solemos comer a menudo, salvo en ocasiones especiales, como es la Navidad. 
No es que sea muy complicado de hacer, pero si que es un poquito entretenido. La verdad es que queda tan bueno que bien merece la pena dedicarle un poco de tiempo a su preparación. Os lo recomiendo. 
Como además se ha de dejar hecho con antelación , solo tienes que darle un toque en la plancha o en el horno en el momento en que vayas a servirlo.
Si seguís el paso a paso que os dejo, veréis que es muy sencillo de preparar y seguro que si lo hacéis, lo repetiréis muchas más veces.
Espero que paséis una buena Nochevieja y una buenísima entrada de año.
Ingredientes:
Para el cochinillo:
     -   1 cochinillo de 3 kg sin cabeza y sin rabo
     -   3 cabezas de ajos enteras
     -   un trozo de piel de naranja
     -   un trozo de piel de limón
     -   3-4 hojas de laurel
     -   3 ramas de tomillo fresco
     -   3 ramas de romero fresco
     -   1 cucharada sopera de pimienta en grano
     -   3-4 litros de aceite de girasol
Para acompañar:
     -   Salsa de frutos rojos (ver receta aquí)
     -   Puré de patatas o patatas asadas, lo que os guste
Cortamos el cochinillo en cuartos. En una olla profunda ponemos un poco de aceite de girasol y rehogamos las cabezas de ajos partidas por la mitad, el tomillo, el romero y el laurel, añadimos las pieles de naranja y limón, y los granos de pimienta, ponemos el cochinillo dentro y lo cubrimos con el aceite, debe quedar completamente cubierto. 
Lo tapamos y llevamos al fuego medio. Cuando el aceite alcance los 70ºC, lo dejamos confitar a esa temperatura durante 4 horas mínimo, teniendo la precaución de mantener esa temperatura en todo momento, por lo que os recomiendo tener el termómetro cerca y controlara a menudo., le damos vueltas al cochinillo cada hora.
Cuando veamos que la carne se desprende del hueso con facilidad, será el momento de sacar el cochinillo y una vez templado, le iremos quitando la piel con cuidado, procurando que no se rompa.
Forramos una bandeja rectangular con film transparente dejando bastante trozo a ambos lados para después poder cubrirlo por completo. Colocamos la piel en el fondo del molde por la parte lisa y más bonita pegando al film transparente.
Deshuesamos el resto de la carne y la colocamos encima de la piel, la cubrimos con el film transparente y le ponemos un peso encima, 1 kg de arroz o similar. La metemos en el frigorífico hasta el día siguiente.
Cuando vallamos a servirlo, lo desmoldamos como si fuera un flan, cortamos rectángulos del tamaño de una ración y lo pasamos por la plancha bien caliente 4-5 minutos primero por la parte de la carne y por último le damos la vuelta y lo ponemos por la parte de la piel hasta que esté crujiente. También podemos gratinarlo en el horno por la parte de la piel hacia arriba.
Lo servimos acompañado de la salsa de frutos rojos, patatas, ensalada... con lo que nos apetezca.
¡Exquisito!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube

5 comentarios

  1. It looks so tasty !!
    Happy New Year !!

    ResponderEliminar
  2. Que ricura todo, como siempre, gracias por compartir tus recetas. Feliz año nuevo 2019, un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un plato espectacular y delicioso-

    FELIZ AÑO NUEVO

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla de receta. Un lujazo. De esta forma tiene que estar muy muy rico.
    Saludos

    ResponderEliminar

Una de las mejores cosas de este blog, son tus comentarios!!
Gracias por pasarte y dejarme tus palabras. Es un placer leerlas...