Este es un bizcocho que siempre triunfa en cualquier casa, el clásico de yogur, pero con lágrimas de chocolate. Para mi uno de los mejores para comer, por su suave sabor y fácil elaboración.
No te puedes equivocar, las medidas que utilizamos es la del vaso de yogur y los ingredientes casi todos los tenemos en casa. Aunque yo os voy a dejar también las medidas en gramos, para aquellas personas que no tengan los yogures en vasitos individuales.
Bizcocho de yogur de limón con lágrimas de chocolate. Julia y sus recetas
Además admite muchas variantes, dependiendo de lo que queramos añadirle, yo en este ocasión le he puesto lágrimas de chocolate, pero le podemos añadir frutas como la manzana, fresas, arándanos... las que más os gusten.
Es una de las primeras recetas del blog, que pedían unas fotos nuevas, así que me decidía a hacerlas y poder disfrutar una vez más de su delicioso sabor.
Ingredientes:
     -   1 Yogur de limón o 125g de yogur
     -   2 vasos de yogur de azúcar o 250g
     -   1 vaso y medio de yogur de aceite de oliva virgen o 180ml
     -   4 vasos de yogur de harina o 350g
     -   4 huevos M
     -   ralladura de 1 limón
     -   15g de levadura o polvo de hornear
     -   1 piel de naranja o de limón
     -   lágrimas de chocolate
Primero ponemos el aceite en una sartén con la piel de naranja o limón al fuego durante unos minutos, los suficientes para que se fría un poquito la piel y el aceite se aromatice. Lo sacamos del fuego y dejamos enfriar. Retiramos la piel de limón o naranja.
En un bol ponemos los huevos y el azúcar y los batimos hasta que doblen su volumen  y blanqueen. Añadimos el yogur, el aceite frío y la ralladura de limón. Mezclamos bien y añadimos la harina tamizada junto con la levadura.
Humedecemos un poco las lágrimas de chocolate y las pasamos por harina, se las añadimos a la masa y mezclamos.
Untamos el molde con mantequilla y harina y echamos la masa. Le ponemos unas lágrimas de chocolate por arriba y lo espolvoreamos con bastante azúcar. Lo metemos en la parte media del horno, precalentado a 170ºC con calor arriba y abajo, sin aire 45 minutos más o menos.
Comprobamos con un palillo si está hecho y lo sacamos para que se enfríe. Cuando esté templado lo desmoldamos y lo servimos.
Si además de este rico bizcocho para merendar o para desayunar, a vuestros hijos les dais también estos deliciosos y esponjosos cupcakes, seguro que se pondrán la mar de contentos y mucho más sabiendo que les podréis poner el sabor que más les guste.
¿Merendamos?
Si sois cocinillas y os gusta cocinar, os invito a compartir vuestras recetas en mi nuevo grupo de Facebook COCINANDO CON JULIA Y SUS RECETAS, ¡¡Seréis bienvenidos todos !!

Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de youtube
         

Sopa de cebolla francesa. Julia y sus recetas
La invención de la sopa de cebolla francesa se atribuye al rey Luis XV. Cuenta la historia que estaba cazando el rey y por la noche cuando se retiró a descansar le dio hambre y se fue a la cocina a prepararse algo, pero solo encontró, agua, cebollas, mantequilla y champagne por lo que usó estos ingredientes para preparase una sopa para cenar.
Aunque eso solo es historia, en realidad esta sopa es de origen sencillo, catalogada dentro de las las que se dicen "sopas de pobre", al ser sus ingredientes baratos y fáciles de encontrar.
La esencia de esta sopa está en caramelizar bien la cebolla, para lo cual le pondremos una cucharadita de azúcar. La combinación de la cebolla carmelizada, junto con el vino y el caldo de carne la hacen muy especial.
Esta es la sopa con la que participo en el desafío en la cocina de este mes, propuesto por Toñi, del blog Que se cuece en mi cocina. Nos propone cocinar sopas o cremas famosas con nombre propio y creo que esta sopa habla por si misma.
Si queréis ver el resto de recetas pinchad aquí.
Ingredientes:
     -   3 cebollas medianas
     -   2 dientes de ajo
     -   25g de mantequilla
     -   1 cucharadita de azúcar
     -   1 cucharadita de harina
     -   170ml de vino blanco sevo
     -   1 litro de caldo de carne
     -   25g de queso gruyere
     -   4 rodajas de pan de barra
Pelamos las cebolla y las cortamos en rodajas finas.
En una sartén ponemos la mantequilla, cuando se derrita añadimos las cebolla y la dejamos freír a fuego lento hasta que se empiece a dorar, añadimos la cucharada de azúcar y dejamos que se caramelice a fuego lento. Cuando estén casi caramelizada añadimos los ajos picaditos y dejamos que se frían hasta que todo esté dorado.
Añadimos entonces la harina y seguidamente el vino, dejamos que pierda el alcohol y añadimos el caldo de carne, tapamos y dejamos hervir 15 minutos.
Tostamos el pan en una tostadora.
Servimos la sopa en cuencos, ponemos una rebanada de pan encima de cada cuenco, espolvoreamos el queso gruyer rallado por encima y la llevamos al horno a gratinar durante 5 minutos o hasta que el queso se funda y dore un poquito.
Se sirve espolvoreada con perejil picado. Y queda buenísima!!
¿Os apetece probarla?
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Magdalenas de chocolate y café con chispas de chocolate. Julia y sus recetas

El desayuno es quizás la comida más importante del día. Al menos, eso dicen los expertos nutricionistas. Debe estar compuesto por alimentos que nos aporten hidratos de carbono, que encontramos en el pan, galletas, cereales; proteínas que nos aportan los lácteos; grasa, que nos aporta el aceite o la mantequilla; y calorías, que nos aportan las frutas.
Hoy os dejo un desayuno muy saludable, magdalenas de café con chispas de chocolate. ¿Que hay más sano que un bizcochito hecho en casa con buenos productos, como es el café de Dolce Gusto?
El sabor de estas magdalenas es como tomarse un bombón, dulces, esponjosas, y con ese puntito que le aporta el café recién hecho.
Ingredientes:
     -   150g de chocolate de cobertura
     -   85g de mantequilla
     -   3 huevos M
     -   120g de azúcar
     -   1 chorrito de esencia de vainilla
     -   1 cápsula de café Grande Intenso Dolce Gusto (100 ml)
     -   3 cucharadas soperas de leche
     -   2 cucharaditas de levadura royal
     -   250g de harina
     -   1 pizca de sal
     -   1 cucharadita de bicarbonato sódico
     -   chips de chocolate
     -   1 pizca de sal
Primero tenemos que hacer  el café,  y yo lo he hecho con mi nueva cafetera Movenza de Dolce Gusto. La tengo desde hace una semana y estoy encantada. Es super fácil de usar, completamente automática, y con un diseño muy bonito, inspirado en un grano de café. Con funciones avanzadas que incluyen un mecanismo de cierre y apertura único,  y que se adapta a todos los ambientes.
Además, lo que más me gusta, es que con ella puedo disfrutar de excelentes variedades de cápsulas, como café Espresso, que es el que más gusta a mi marido,  café con leche , mi preferido, descafeinados... sino que además nos ofrece muchas otras variedades como el Chocochino que a mis hijos les ha encantado o tés como el Chai Tea Latte, o Nestea melocotón .. y otras muchas variedades donde elegir.
Para hacer esta receta he usado el café Grande intenso de  NESCAFÉ® Dolce Gusto® que tiene un sabor y un aroma inmejorable.
Derretimos el chocolate junto con la mantequilla en el microondas o al baño maría.
En un bol ponemos los huevos y el azúcar y los batimos hasta que blanqueen y doblen su volumen, le añadimos la esencia de vainilla, el café frío y las cucharadas de leche. Mezclamos y le añadimos el chocolate derretido.
Una vez mezclado añadimos la harina tamizada junto con la sal, la levadura, y el bicarbonato.
Mezclamos todo y repartimos la masa en los moldes de magdalenas, los llenamos hasta la mitad, le ponemos unas chipas de chocolate por encima.
Los horneamos con el horno precalentado a 180ºC durante 15-20 minutos aproximadamente.

Los dejamos enfriar sobre una rejilla.
Y listos para acompañar un buen  café, té o chocolate.
Si te gusta mi propuesta para el día de la madre, en la página de Dolche Gusto, tienes un descuento para sorprenderla en ese día tan especial. Con el código CODIGOBJULIA , conseguirás un 15% en la tienda online por un pedido mínimo de 19,96 € y obtendrás el envío gratis. Promoción válida desde hoy 18 de Abril hasta el 18 de Mayo de 2018 hasta las 23:59h. (hora peninsular)

¿Te gusta este desayuno?
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Pimientos rellenos de carne en salsa española. Julia y sus recetas
Hoy os traigo una receta tradicional de nuestra gastronomía, pimientos verdes rellenos de carne con salsa española.
Una receta sencilla, que se prepara sin dificultad y cuyo resultado final es muy nutritivo y sabroso.
Si te gustan los pimientos, éstos te van a encantar, es una manera deliciosa de disfrutar de su sabor y además esta salsa tan típica española va a resaltar su sabor.
En casa se ha preparado siempre, la base de la salsa es la misma que la de las albóndigas pero el pimiento le da un sabor muy especial.
Te invito a probarla.
Ingredientes:
     -   8 pimientos pequeños (2 por persona)
Para rellenar los pimientos:
     -   500g de carne picada de cerdo-ternera
     -   2 dientes de ajo o 1 cucharadita de ajo en polvo
     -   pimienta molida al gusto
     -   sal al gusto
     -   1 huevo
     -   1 cucharada de perejil picado
     -   2 cucharadas soperas de vino blanco
     -   1- 2 cucharadas soperas de pan rallado
Para la salsa:
     -   1 cebolla pequeña
     -   4 dientes de ajo
     -   1 tomate grande y rojo
     -   1 zanahoria
     -   sal al gusto
     -   1/2 vasito de vino blanco
Primero aliñamos la carne con todos los ingredientes, los ajos machacados o muy picaditos, sal y pimienta al gusto, el huevo, el perejil el vino y el pan rallado. Lo mezclamos todo muy bien.
Lavamos y limpiamos los pimientos, le quitamos el rabito y las pipas cortando alrededor , procurando que el pimiento quede entero.  Rellenamos los pimientos con la carne, pasamos por harina solo la parte en que se ve la carne.
Los freímos en la freidora o en una sartén con aceite. Los sacamos y dejamos escurrir. Los ponemos en una cazuela.
Hacemos la salsa. Ponemos un poco de aceite en una sartén y freímos los ajos y la cebolla troceados, cuando estén dorados echamos el tomate triturado y la zanahoria picadita. Dejamos  que se fría todo y le echamos el vino blanco, cuando evapore el alcohol, lo ponemos en el vaso de la batidora y lo trituramos bien.
Se lo añadimos a los pimientos junto con una poquita agua y dejamos que cueza 5-6 minutos , dándole vuelta a los pimientos de vez en cuando par que se hagan por todos lados.
¡Están riquísimos!
Si los quieres comer rellenos de tortilla y jamón, mira éstos del blog Entre 3 fogones. Quedan deliciosos.
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Tarta de almendra o chocolate. Julia y sus recetas

Hoy te traigo un buenísimo tarta de almendra y chocolate. Prueba a hacerlo, verás cómo te gusta.
Está realmente bueno, tiene los ingredientes perfectos para que sea un éxito entre tus comensales.
La masa brisa, la puedes hacer casera o si no tienes tiempo la compras ya hecha en el supermercado.
Pero si tienes tiempo, te recomiendo que la hagas en casa, queda mucho más buena y es mucho más sana.
Es una tarta muy fácil de hacer y se tarda poco tiempo en elaborarla, no te vas a arrepentir de haberla hecho, todo lo contrario, la repetirás muchas más veces.
Ya me cuentas como te ha quedado.
Ingredientes para un molde de 20 cm:
Para la tarta:
     -   1 lámina de masa brisa
     -   100g de almendra molida
     -   100g de mantequilla un poquito derretida
     -   100g de azúcar
     -   3 huevos
     -   ralladura de 1 naranja
Para la cobertura:
     -   200g de chocolate. Yo he usado una tableta de  L´Atelier de naranja de Nestlé.
     -   100g de nata para montar (crema de leche)
     -   50g de mantequilla
Forramos un molde con papel de horno y extendemos la masa brisa por el molde. Le recortamos los bordes y la pinchamos un poco por el fondo.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se forme una crema, añadimos los huevos uno a uno y batimos , añadimos la ralladura de naranja.
Y por último añadimos la almendra molida. La ponemos en el molde y la horneamos 30 minutos a 180ºC. con calor arriba y abajo , sin aire.
Hacemos la cobertura poniendo la nata en un cazo, cuando empiece a hervir añadimos el chocolate , removemos bien hasta que el chocolate se derrita, lo retiramos del fuego y le añadimos la mantequilla. Removemos bien hasta que se derrita la mantequilla.
Se la ponemos por encima a la tarta. La dejamos enfriar, no es necesario meterla en el frigorífico a no ser que la temperatura sea muy alta, como por ejemplo en verano. En invierno la comemos a temperatura ambiente.
Esta tarta la he hecho con el chocolate que venía en mi degustabox de este mes.
Degustabox es una caja de lanzamiento de productos nuevos de marca que incluye de 12 a 16 productos de tamaño real. Son productos novedosos, algunos de importación y de marcas tan conocidas como:Quely, La lechera, Nestlé, Puleva, Ferre, DiaBalance, Pijo ¡que rico!, Mahou, Bonne Maman, Bon Roll, Bimbo Artesano, Innate.
Estos son los que venían en mi caja de este mes y que vosotros podéis conseguir por sólo 7,99€ (gastos de envío incluidos) en vez de 14,95 si ponéis este código 85CEG en vuestro primer pedido.
Si queréis más información , podéis pasaros por su facebook, e instagram.
Cuando esté fría la servimos. Y ¡A disfrutar!
¡Queda riquísima!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Ratatoille. Julia y sus recetas
La ratatoille es un plato regional de la cocina francesa, concrétamente de la Provenza. Consiste en guisar varias hortalizas, como el tomate, pimiento,cebolla, calabacín , berenjena...cortado en trozos, y cocinados juntos o por separado y aromatizado con hiervas provenzales, como el tomillo, albahaca, orégano... se suele servir como guarnición de carnes o pescados.
Como en todos los platos tradicionales, suele haber tantas variantes como cocineros , así podemos cocinar las verduras por separado o todas juntas, fritas  u horneadas, como lo he hecho yo...pero lo que si es cierto que que siempre queda delicioso.
Es un plato muy parecido al pisto manchego que hacemos en mi comunidad Castilla - La Mancha. Y que, sinceramente, nada tiene que envidiar a esta famoso plato de la cocina francesa. Ambos, son deliciosos.
Ingredientes:
     -   Salsa de tomate casera o tomate frito (receta aquí)
     -   salsa bechamel (receta aquí)
     -   1 berenjena
     -   1 cebolla
     -   4 tomates maduros
     -   1 calabacín mediano
     -   albahaca seca o fresca picada
     -   tomillo seco molido
     -   sal al gusto
     -   pimienta molida al gusto
     -   aceite de oliva virgen
Lavamos y picamos los calabacines, berenjena , cebolla y tomates en rodajas de 5 mm de grosor.
Podemos hacerlo con un cuchillo, con una mandolina o con el robot de cocina si tiene accesorio para procesar las verduras, si no lo tienes y quieres conseguirlo puedes hacer como yo, buscando por internet dónde conseguir ese accesorio  he topado con LionsHome España  y me lo han traído a casa en poquísimo tiempo. En su sección de accesorios de cocina puedo encontrar cualquier artículo o repuesto que necesito para mi cocina , además de muebles, y todo tipo de productos para nuestro hogar. También cuenta con un equipo de expertos que trabajan diariamente para ofrecernos el mejor servicio.
Una vez cortadas todas las verduras  vamos a montar la ratatouille.
Ponemos una capa de salsa de tomate en el fondo del molde lo espolvoreamos con albahaca, tomillo , pimienta molida. Le ponemos una capa de salsa bechamel y  colocamos las rodajas de las verduras en forma de espiral.
Las espolvorean con tomillo, sal y pimienta y un chorreón de aceite de oliva virgen.
Lo metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos con aire , lo tapamos con papel aluminio y lo asamos otros 30 minutos más, sin aire, con calor arriba y abajo.
Pasado ese tiempo, lo sacamos y dejamos templar.
Lo servimos como acompañamientos de carnes o pescados. Aunque si lo queréis comer solo también queda está muy rico.
¡Está buenísima!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Bollo maimón de Salamanca. Julia y sus recetas
El bollo maimón, también es conocido como bollo de clavonía, es uno de los dulce típicos de las provincias de Salamanca y Zamora en Castilla y león.
El origen de su nombre se relaciona con el nombre árabe maímnu: feliz. Es tradición hacerlos en un puchero cilíndrico en cuyo centro se ponía un cilindro, (maimona), para dale forma de rosca. En la actualidad se asemeja a un roscón cuya medida más habitual es de 20 cm, aunque se puede hacer de otros tamaños.
Se elabora durante todo el año, aunque tradicionalmente se hacía en celebraciones y bodas charras. También se lo conoce como rosco de bodas o dulce de esponsales.
Por este dulce me he decantado para la iniciativa de La cocina TS, que nos invita en este ocasión a cocinar platos típicos de Castilla y León y Aragón. #tantomontamontatantoTS.

Si quieres ver el resto de recetas pincha aquí.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes para un molde de 20cm:
     -   5 huevos M
     -   100g de azúcar
     -   1 cucharadas de aguardiente o licor de anís
     -   ralladura de 1 limón
     -   150g de Maizena
     -   1 cucharadita de levadura tipo royal. (opcional)
     -   azúcar glas para espolvorear
En un bol ponemos el azúcar, los huevos y la ralladura de limón, los batimos bien hasta que blanqueen y doblen su volumen. Añadimos la cucharada de aguardiente y seguimos mezclando. Se formará una crema espesa.
Añadimos la harina tamizada y la mezclamos con movimientos envolventes.
Engrasamos un molde en forma de corona , cubrimos los laterales con papel de horno más alto que el molde porque va a subir mucho y echamos la masa.
Precalentamos el horno a 175ºC y lo horneamos durante 25-30 minutos más o menos, en la parte baja del horno.
Lo sacamos dejamos que se temple y lo desmoldamos. Lo espolvoreamos con bastante azúcar glas una vez frío.
¡Queda super esponjoso!
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube
Bizcocho al microondas para base de tartas
Espirales de sobrasada y avellanas. Julia y sus recetas
Hoy os traigo un entrante de lo más sencillo y sabroso, unas espirales de sobrasada y avellanas que son un entrante estupendo para cualquier día o celebración.
Se preparan en menos de 5 minutos y luego el horno hace todo lo demás. Las dejamos enfriar y listas para sorprender a tus comensales.


Yo siempre tengo hojaldre en el frigorífico, así si se presenta una ocasión inesperada puedo hacer cualquier cosa, desde salado a dulce, en poco tiempo tienes solucionado un postre o un entrante.
Te dejo la receta en vídeo y te invito a suscribirte a mi canal de youtube.
Ingredientes:
     -   1 lámina de hojaldre
     -   125g de sobrasada
     -   50g de queso parmesano rallado
     -   50g de avellanas picadas
     -   1 huevo
Picamos las avellanas en la picadora, no demasiado picadas.
Desenrollamos la lámina de hojaldre y extendemos la sobrasada por encima.
Le ponemos las avellanas espolvoreadas por encima y el queso parmesano rallado.
Enrollamos son apretar demasiado y cortamos rodajas con un cuchillo bien afilado o como yo lo hago que quedan perfectas, con un hilo que anudamos y al apretar se cortan perfectamente. Cómo podéis ver en las fotos.
Colocamos las rodajas en la bandeja de horno cubierta con papel de horno y las pintamos con el huevo batido.
Las horneamos con el horno precalentado a 200ºC durante 12-15 minutos.
Los podemos comer calientes o frías, están igual de buenas.
¡Te van a encantar!
Otro aperitivo o entrante que queda rico y se hace con antelación es este cake con torreznos de Soria y tomates confitados de Entre 3 fogones.
Lo mismo os apetece hacer alguna de estas recetas que os dejo en vídeo, y suscribiros a mi canal de YouTube